Navidad: cosas que no sabías

¿Qué día nació Jesús?

El 25 de diciembre se celebra el nacimiento de Jesucristo para los cristianos. Sin embargo, en ningún momento, en la Biblia, se menciona esa u otra fecha como día en que nació Jesucristo. De hecho, no fue hasta trescientos años después de la fecha en la que se designa como la llegada del Mesías, cuando se estableció el 25 de diciembre. También se menciona en diferentes fuentes que el hecho de concretar esa día como el del nacimiento de Jesús, viene motivada porque era el momento en que se celebraba el festival pagano de Saturnalia, unas celebraciones en torno al dios (agrícola) Saturno y que conllevaba la entrega de regalos. De ahí que se mantenga hasta nuestros días el intercambio de regalos en estas fechas.

Por otra parte, son muchas las ideas inexactas que rodean tanto la figura de Jesús de Nazaret, como su nacimiento, hasta su aspecto. En un artículo anterior que trajimos a nuestras páginas informábamos de los hallazgos arqueológicos que indicaban que bien podría ser que Jesucristo no tuviera barba e, incluso, tuviera el pelo rizado.

¿Quién fue Santa Claus?

La figura de Santa Claus procede de San Nicolás, pero, por supuesto, que San Nicolás no vestía un traje de color rojo (ni verde) como se representa su imagen. El verdadero santo fue un obispo cristiano que vivió durante el siglo IV. Se dice de él que era enormemente generoso y desprendido; que regaló su abundante herencia para ayudar a los necesitados y rescató a las mujeres de la servidumbre. De ahí que representara la idea de que ofrecía regalos.

En la evolución del mito, su nombre sufrió diferentes adaptaciones, como el Sinter Klaas en Holanda, del que también hemos hablado en Actually Notes Magazine. 

¿Por qué dejamos los zapatos o los calcetines junto a la chimenea (quien la tenga) o frente al árbol de Navidad?

Esta historia transita por entre el mito y la leyenda. Se cuenta que cierto padre, de pocos recursos económicos, llegada la Navidad, no tenía dinero para comprar ningún regalo o juguete para sus tres hijas. Aquella noche del 24 de diciembre, las niñas colgaron sus calcetines junto al reparador fuego de su humilde chimenea para que su calor los secara. A la mañana siguiente, se había obrado el milagro pues los calcetines estaban repletos de oro que, supuestamente, San Nicolás había dejado caer desde lo alto de la chimenea del hogar. A partir de aquí, es fácil hilar los hechos de lo que seguimos haciendo mucho tiempo después dejando nuestros calcetines o zapatos para que Santa Claus no tenga problema en encontrarlos para dejarnos un regalo que descubriremos al amanecer. 

¿De dónde procede la tradición del árbol de Navidad?

La tradición del árbol navideño procede, en sus raíces más profundas, de la idea que tuvo el Príncipe Alberto, aunque en realidad procede de los primeros egipcios y romanos, que señalaban el solsticio de invierno con árboles de hoja perenne como un recordatorio de que la primavera volvería pronto.

Pero la idea moderna de poner un árbol navideño en cada hogar fue recuperada por el Príncipe Alberto, casado con la Reina Victoria de Inglaterra, e hizo que la tradición se instaurara, tanto que hasta ahora permanece. Contribuyó a ello una imagen, en el años 1948, en la que se puede ver a la pareja real frente a un árbol de Navidad. Apareció en el Illustrated London News.

¿De dónde procede la tradición del Muérdago?

El muérdago es un antiguo símbolo de fertilidad y virilidad. De hecho, el muérdago, se consideraba afrodisíaco. Sobre todo, esto lo pensaban los druidas. Según la tradición, el muérdago no podía tocar el suelo después de ser cortado. Lo que hacían las familias, era mantenerlo durante todo el año para proteger las viviendas de las tormentas y alejar cualquier accidente. No se sabe de dónde procede con exactitud la tradición de besarse bajo el umbral de las puertas, probablemente por la idea de los druidas de que era un símbolo de la fertilidad.

1 Comment

  1. Qué curioso lo del arbol de navidad. no sabía.
    Saludos y feliz año

Leave A Reply

Navigate

Cargando...