gladiadores romanos
Imagen de Magdalena Adrover Gaya en Pixabay

Gladiadores romanos: lo que no sabías

¿Los gladiadores fueron esclavos?

Pues sí, pero no todos ni siempre.

¿Si sobrevivían los suficientes días luchando en el Coliseo podrían ganar su libertad?

Loading...

Pues también.

Pero, visto así, y como todos imaginamos los gladiadores vivían una vida infame.
No podía ser de otra forma en ese tiempo de amos y esclavos.

Sin embargo, el retrato que nos deja la memoria sobre los gladiadores romanos es bastante diferente a la realidad de las películas o series de televisión.

Una de las situaciones que podríamos imaginar es la siguiente: Dos gladiadores luchan, en combate épico y solo uno sobrevive, pero la gran mayoría de las veces se producía una lucha encarnizada, eso sí, hasta que uno de los gladiadores levantaba un dedo para mostrar su derrota y quedar rendido, sin morir. No esperar a ser ajusticiado. Como más adelante explicaremos.

Las luchas las organizaba el Emperador de Roma o, en su defecto, un gobernador en otro lugar del Imperio, que, finalmente, decidiría matar o perdonar al perdedor, al derrotado en lucha igual. Lo que no solía ocurrir.

De hecho, a menos que el perdedor hiciera un mínimo esfuerzo en el combate, se salvaría. Es decir, que si se mostraba débil en la lucha, le ajusticiaría el contrincante por orden del Emperador o del Gobernador.

Mantener la plantilla de gladiadores costaba enormes cantidades de dinero. Se les concedía albergue, alimento y un exhaustivo entrenamiento, por lo que perder la mitad de los gladiadores disponibles después de cada evento, el negocio, no hubiera sido sostenible. Aunque fueran esclavos. Qué paradoja.


Te va a interesar:

Así era la vida cotidiana de los soldados romanos

SI ERAN LOS SOLDADOS ROMANOS
Así ERAN y vivían LOS SOLDADOS ROMANOS

1. Los gladiadores sometían antes que infringir castigo

Los gladiadores, en realidad, eran entrenados para someter a su oponente en lugar de acabar con él. Por los motivos antes explicados.

Como ejemplo, un gladiador armado con un tridente y una red probablemente apuntaría a atrapar y herir a su oponente en lugar de asestar un golpe mortal a un enemigo, obviamente, derrotado.

Una idea errónea es que el signo de los pulgares hacia abajo significa la muerte y los pulgares hacia arriba significa salvar al luchador con respecto al gladiador herido. En realidad, esos gestos con las manos no se utilizaban normalmente.

El gladiador era esclavo, pero si conseguía mantenerse vivo podía ganar su libertad

Incluso se cree que el pulgar hacia arriba podía haber significado la orden de cortar la garganta.

Otros gestos utilizados fueron la mano abierta, con la palma hacia arriba, o un puño cerrado: lo que posiblemente significaba dejar caer armas y acabar el combate.

2. Gladiadores esclavos

El gladiador era esclavo, pero su vida no era la del esclavo que podemos pensar. El promedio de la vida de un gladiador se debatía en dos o tres duras peleas al año durante tres a cinco años, y si conseguía mantenerse vivo podía ganar su libertad.

Eso significaba que un esclavo tendría que luchar entre seis a quince peleas antes de poder ser un hombre libre. La tasa de mortalidad era alta, entre el 20 y el 40 por ciento de los gladiadores no llegaban a cumplir con ese ciclo de cinco años.

A pesar de la tasa de mortalidad, ser un gladiador resultaba ser bastante atractivo para casi todas las clases sociales. Los pobres podían unirse y obtener comida y alojamiento, así como el pago de bonificaciones que existían como beneficio por las peleas en las que resultaban ganadores.

3. Las grandes estrellas del momento

Los gladiadores que lograban sobrevivir eran muy populares. El público elogiaba a los gladiadores, a los que gustaba guardar sus recuerdos. Se puso de moda, incluso, que las mujeres pagaran un alto precio por el sudor embotellado de su gladiador favorito para usarlo como perfume afrodisíaco.

Lo que no sabías de los gladiadores

4. No todos los gladiadores siempre fueron esclavos

Peo no todos los gladiadores llegaron a la lucha en la arena del Coliseo encadenados como esclavos. Sí que lo fueron la mayor parte de los primeros combatientes, que pertenecían a pueblos conquistados o que habían sido condenados por haber cometido algún tipo de crimen.

Muchos hombres libres firmaron voluntariamente el preceptivo contrato para formar parte de las escuelas de gladiadores

asi vestian los gladiaores
Imagen de ArtCoreStudios en Pixabay

 

Después del siglo I después de Cristo, atraídos por la emoción de la batalla, el respeto social y el rugido efervescente de las multitudes, muchos hombres libres firmaron voluntariamente el preceptivo contrato para formar parte de las escuelas de gladiadores con la esperanza de ganar gloria y dinero, que también se repartía entre los vencedores.

Estos guerreros a menudo eran hombres desesperados o ex soldados habilidosos en la lucha, pero algunos eran patricios de clase alta, caballeros e incluso senadores ansiosos por demostrar su carácter guerrero y mantener si no acrecentar su reputación.

 

5. Gladiadores sindicalistas

Los gladiadores vivían como una comunidad, una especie de ‘hermandad’, y en algunos casos se organizaron en lo que se podría llamar sindicatos, o, con más propiedad en la época como «colegios«, eligiendo a sus líderes y representantes.

Cuando un guerrero caía en batalla, estos grupos se aseguraban de que recibiera un funeral apropiado y una inscripción en honor a sus logros de lucha en la arena. Y, si el fallecido tenía esposa e hijos, se les entregaba una compensación monetaria para paliar su pérdida en la medida de lo posible.

 

Coliseo de Roma
Coliseo de Roma

6. Entre los gladiadores también había clases

Los luchadores se dividían clases según sus niveles de habilidad y experiencia. Cada gladiador se especializó en un estilo de lucha concreta, a la que acompañaba de un particular y concreto armamento. Los más populares fueron las «tracios«, también llamados thraex o gladiador tracioun tipo de gladiador, llamado así porque su armamento imitaba el de los tracios, consistente en un pequeño escudo rectangular llamado parmula y una espada corta con el filo ligeramente curvado llamada sica; y los «murmillos«, que lucharon con espada y escudo, pero también estaban los «equites», que entraban a la arena a caballo; los «essedarii«, que luchaban desde carros; y el «dimachaerus«, que podían empuñar dos espadas a la vez.

De todos los tipos de gladiadores populares, quizás el más inusual fue el «retiarius«, que estaba armado con solo una red y un tridente. Estos guerreros intentaban atrapar a sus oponentes con su red, pero si fallaban, quedaban casi completamente indefensos.

 

Gladiadores en Roma
Imagen de dozemode en Pixabay

 

La mayor parte de los combates enfrentaban a dos hombres de tamaño y experiencia similares

7. No siempre se luchaba hasta la muerte

Como al comienzo deciamos, estamos en la creencia que los combates de gladiadores acababan en sangrienta lucha hasta la muerte, pero la mayoría de los espectáculos se regían bajo reglas y regulaciones bastante estrictas que intentaban evitar que los gladiadores murieran.

La mayor parte de los combates enfrentaban a dos hombres de fuerza, tamaño y experiencia similares. Los árbitros supervisaban la acción y detenían la pelea tan pronto como uno de los participantes resultaba gravemente herido.

Una lucha podría incluso terminar en ‘tablas’ si no se ofrecía espectáculo y la multitud asistente se quejaba

Como mantener a los gladiadores era algo caro, alimentación, alojamiento y entrenamiento, sus promotores intentaban que murieran innecesariamente.

De hecho, se les entrenaba para herir, pero no a matar, y los combatientes asumían como gesto de responsabilidad evitar lastimar gravemente a sus ‘hermanos de armas‘.

Sin embargo, la esperanza de vida de un gladiador era corta. La mayoría no lograba superar los 20 años, y los historiadores han estimado que entre uno de cada cinco o uno de cada 10 combates dejó a uno de los contrincantes muerto.

Domiciano disfrutó enfrentando a las mujeres contra enanos

8. ¿Las mujeres también lucharon como gladiadoras? «Amazonas» y «Achillia»

No hay una certeza entre los historiadores del momento en que se inició la participación de las mujeres en la lucha en la arena del Coliseo, pero se estima que en el siglo I después de Cristo se habían convertido en un elemento común en los juegos.

El desconocimiento de este hecho se ha achacado a la cultura patriarcal romana. Por ejemplo, se sabe que el emperador Domiciano disfrutó enfrentando a las mujeres contra enanos,

Sin embargo, existen elocuencias, como un relieve de mármol que data de alrededor del siglo II d. C. donde se muestra un combate entre dos mujeres apodadas «Amazonas» y «Achillia».

Es más que probable que Domiciano disfrutó enfrentando a las mujeres contra enanoscuando el emperador Septimio Severo prohibió su participación en los juegos.

9. Gladiadores contra los animales

Lo cierto es que en el Coliseo, y otras arenas romanas,  era poco común que los gladiadores lucharan contra animales. No es así lo que sucedió al comienzo de los juegos.

Luchar contra las ‘bestias’ se reservaba para los «venatores» y «bestiarii«, clases especiales de guerreros que se enfrentaban a todo, desde ciervos y avestruces hasta leones, cocodrilos, osos e incluso elefantes.

La caza de animales era típicamente el evento de apertura en los juegos, y no era inusual que decenas de criaturas desafortunadas fueran sacrificadas en una sola exhibición.

Nueve mil animales fueron asesinados durante una ceremonia de 100 días para conmemorar la apertura del Coliseo, y otros 11.000 fueron asesinados más tarde como parte de un festival de 123 días celebrado por el Emperador Trajano en el siglo II después de Cristo.

Mientras que la mayoría de los animales fueron simplemente sacrificados por ‘deporte’, otros fueron entrenados para hacer trucos o incluso enfrentarse entre sí en peleas. Los animales salvajes también sirvieron como una forma popular de ejecución. Los delincuentes y cristianos condenados a menudo fueron arrojados a perros, leones y osos hambrientos como parte del espectáculo del día.

10. La dieta de los gladiadores

Contra lo que se puede imaginar, la dieta de los gladiadores era, fundamentalmente, vegetariana. Se tiende a pensar lo contrario. Pero un estudio de los restos de huesos de gladiadores, llevado a cabo por la Universidad Médica de Viena, en Austria y de la Universidad de Berna en Suiza, determinó que la dieta de los gladiadores se basada en granos y contenía muy poca carne. ¿Quién lo iba a pensar? Además, tomaban una bebida hecha con cenizas de plantas que utilizaban como bebida energética.

11. ¿Participaron los emperadores romanos en combates de gladiadores?

Organizar juegos y luchas de gladiadores agrandaba la fama de los emperadores romanos entre el pueblo.

Algunos dieron un paso más y realmente participaron en el combate. Varios gobernantes actuaron en la arena, incluidos Adriano, Calígula y Tito, aunque en condiciones muy controladas para no sufrir daño alguno, como no podía ser de otra forma. Para eso eran emperadores de la gran Roma.

 


Para saber más. Bibliografía:

Gladiadores: El gran espectáculo de Roma (Ariel Historia) Alfonso Mañas.


GLADIADORES. LUCHA Y ESPECTÁCULO EN LA ANTIGUA ROMA (Crónicas de la Historia)


Así era la VIDA en ROMA


Si eres de esas personas que aprecia el KARMA, que nos lees y vuelves a hacerlo hoy te pedimos que nos apoyes en Patreon. o en PayPal
para poder seguir publicando + contenido interesante como el que te ha traído hasta aquí. De lo contrario, quizá no podamos continuar. Gracias 🙏
Become a Patron!

Resumen
Gladiadores romanos: lo que no sabías
Nombre del Artículo
Gladiadores romanos: lo que no sabías
Descripcion
Gladiadores Romanos, 11 curiosidades que no conocías. ¿Había mujeres entre los gladiadores? ¿Había Gladiadores sindicalistas?
Autor
Nombre del editor
Actually Notes Magazine
Logotipo del editor

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Cargando…