SUMISIÓN, la polémica novela de Michel Houellebecq, a las pantallas [reseña]

SUMISIÓN, la polémica novela de Michel Houellebecq, será adaptada como serie de televisión o como película, algunos medios hablan de las dos posibilidades.

Lo que sí parece cierto es que será adaptada por el director Guillaume Nicloux, según infirmó el Centro Nacional del Cine (CNC) de Francia. Nicloux dirigió en el año 2014 ‘El secuestro de Michel Houellebecq‘, un telefilme, a medio camino entre el falso documental, muy recomendable en la que el escritor es secuestrado, en la ficción, en plena promoción de uno de sus libros por tres delincuentes aficionados. Recomendamos verla. Al final de este artículo pueden leer una breve reseña.

La novela: SUMISIÓN, de Michel Houellebecq

Sea como fuere, SUMISIÓN, como novela de «ficción-política» fue todo un escándalo antes de llegar a las librerías francesas y que, leída y releída, realmente… tampoco tiene para tanto, como novela, queremos decir, y máxime como esa ficción-política bastante sugerente e, incluso, posible, porque deja detalles fundamentales en el aire… Si bien, por contra, el propio autor no lo consideraba «posible», como lo decía en esta entrevista, en la que piensa que sería complicado principalmente porque sería preciso «que los musulmanes se llevaran bien entre ellos, algo que no ocurre».

Dicho lo anterior, con todos los respetos, más allá del tema sobre el que orbita la narración que, efectivamente, no es poca cosa: Francia queda en manos del Islam y Europa se desvanece por el desagüe de la historia y la política, con todas sus consecuencias… Veamos los detalles…

Conferencia completa de Michel Houellebecq en el Polo Científico y Tecnológico de Argentina «Los intelectuales abandonan la izquierda», sobre la transformación de los intelectuales en el siglo XXI.

Los errores de Sumisión

Sumisión nos presenta como narrador y personaje principal a François, un profesor de la Sorbona, Universidad Sorbona Nueva-París 3, especialista en el escritor Joris-Karl Huysmans que está en crisis, quizá permanente, tanto en lo afectivo como en lo intelectual. Estamos en 2022 y Mohammed Ben Abbes, un personaje ficticio, presidente del partido político (también ficticio), Fraternidad Musulmana, se hace con el poder presidencial de la República francesa. A partir de ese momento, cambia la vida de Francia y, por supuesto, la de François.

Los cambios en todo orden sobrevienen en el país, del que muchos huyen. Es el caso de la familia (judía) de Myriam, una joven estudiante con la que François mantiene una relación y que marchan a Israel ante lo que se intuye viene…

Una vez en la presidencia, Ben Abbes, comienza a llevar a cabo cambios drásticos. Algunos funcionan…

A saber:

  • Baja la tasa de paro por la salida masiva de las mujeres del mercado laboral, alentadas por las medidas de ayuda a las familias, y condicionadas al cese de toda actividad laboral para ellas (algo impensable que pueda suceder en tan escaso tiempo como se sugiere en «Sumisión», bajo nuestro punto de vista).
  • La delincuencia también disminuye de forma considerable, sobre todo en los barrios más pobres.

La islamización de la sociedad francesa

Todos estos cambios vienen motivados por la islamización de la sociedad francesa que no queda solo ahí pues pronto se ‘invita’ a entrar en la Unión Europea a países como Túnez, Marruecos o Egipto, lo que supondría como cabe esperar, ampliar el poder y la presencia de los musulmanes en el viejo continente, teniendo a Francia como eje central de esa nueva «Eurabia».

También se advierte un descenso del presupuesto en Educación, uno de los más importantes del (antiguo) Estado francés hasta entonces, y los estudios obligatorios solo alcanzan hasta los doce años. Se alienta el estudio de la Formación Profesional, especialmente el artesanado, y se deja a la iniciativa privada la enseñanza superior y universitaria.

De hecho, se alienta a los profesores como François a abandonar su puesto de profesor a cambio de una jubilación (muy) anticipada y regada con 3.472 euros de pensión… Para que acepte encantado y se largue con viento fresco y ‘no moleste’.

La  sumisión de la mujer alcanza cotas extraordinarias

Uno de los grandes «errores» que encuentro en la novela es la falta de explicación de porqué la sociedad francesa, digamos nativa, acepta con normalidad la irrupción del islamismo en sus tripas en su cuerpo social y jurídico.

La poligamia

Entre las medidas que implementan el partido en el poder, Fraternidad Musulmana, está la anulación del derecho de igualdad entre hombres y mujeres. Entre esas desigualdades se encuentra la posibilidad de la poligamia y planea hacer de la Unión Europea un nuevo «Imperio Romano» islámico. Se puede leer con claridad como este punto es uno de los que más seducen al protagonista.

En esta nueva sociedad naciente, François, con la inefable ayuda de Robert Rediger, se convierte al Islam, que le ofrece una segunda oportunidad en su vida: un trabajo de prestigio muy bien pagado y la posibilidad de disfrutar de varias mujeres. Ahí es nada.

Michel Houellebecq en la portada de Charlie Hebdo

Viajemos por el tiempo: vamos al terrible 7 de enero de 2015, el mismo día que se tenía como previsto el estreno de la novela (la sexta) de Houellebecq, cuando dos terroristas islámicos atentaban contra el semanario satírico «Charlie Hebdo» por haber publicado caricaturas del profeta Mahoma.

En 2015 perderé mis dientes, en 2022 haré el Ramadán.
Michel Houellebecq en la portada de Charlie Hebdo

Nuestro escritor era amigo personal del economista Bernard Maris, una de las 12 víctimas de los atentados en la sede de la revista, y la ‘premier’ de la novela quedó suspendida, contando a partir de ese momento con escolta policial y saliendo de París durante un tiempo.

Houellebecq, que se había alzado con el prestigioso premio Goncourt en 2010, vio cómo en dos años después organizaciones musulmanas le llevaban a los tribunales por «insultar sus creencias religiosas e incitar al odio racial». Vamos, que no había nada nuevo en la polémica. En multitud de declaraciones, Michel, alienta esta postura: 

Me digo a mí mismo que el simple hecho de creer en un sólo dios es un comportamiento de cretino, no encuentro otra forma de describirlo. Y la religión más estúpida es, seamos honestos, el Islam. La Biblia por lo menos es bella porque los judíos tienen un gran talento literario… y sólo por eso se les perdona mucho.

Así, las cosas, Sumisión vendió, en la primera semana en las librerías, cerca de 125.000 ejemplares. Luego, las cifras aumentaron como un prodigio. 

‘Soumission’ es todo salvo islamófoba, y racista aún menos. Espero que consigamos salir de ahí». (…)  si alguien puede sentirse ofendido, son las feministas.

Preguntas con trasfondo:
¿Se suicidan las civilizaciones? ¿Hacía dónde va Europa?

PERSONAJES DE SUMISIÓN

Como decíamos, en la novela de Houellebecq se entrecruza la ficción y la realidad. En la parte de la realidad, encontramos a diferentes personajes como François Hollande, quien fuera Presidente de la República francesa entre 2012 y 2017, Marine Le Pen, hija de Jean Marie Le Pen, presidente del Frente Nacional, y presidenta de Agrupación Nacional, François Bayrou y Jean-François Copé, aparecen como personajes.

El personaje principal, François

François: es el protagonista de la novela. Se trata de un profesor universitario nihilista (contrario a cualquier principio moral, político o social), catedrático, especialista en la obra de este autor. Joris-Karl Huysmans.
Sabe, a ciencia cierta, que
su vida intelectual está totalmente estancada desde que fuera reconocida su tesis sobre Huysmans; ya no se siente motivado por la enseñanza y sus relaciones sentimentales son tan esporádicas como frustrantes, salvo con Myriam. La relación con los padres es inexistente y vive, mejor dicho deja pasar los días, en su apartamento parisino, entre comida étnica, mucho tabaco y más alcohol.

Myriam

Myriam es la única alegría de François, que tampoco le dura demasiado porque, como apuntáramos antes, su familia decide viajar a Israel para alejarse de la islamización que todos presienten.

Steve

Steve es un compañero de trabajo de François, especialista en Rimbaud y de dudosos méritos académicos. Será uno de los profesores que se convierta al islam seducido por el aumento de salario y la posibilidad de ‘beneficiarse’ de la poligamia instaurada.

Marie-Françoise Tanneur y Alain

Marie-Françoise es también compañera del protagonista. En su caso, especialista en Honore Balzac. Cuenta con información destacada y solvente de lo que está ocurriendo en el país y en la universidad ya que está casada con Alain, un agente secreto de la DGSI, la direction générale de la Sécurité intérieure de Francia. Por supuesto, el cambio de gobierno hace que Alain sea suspendido del servicio de inteligencia y Marie-Françoise perderá su puesto de trabajo por su condición de mujer.

Robert Rediger

Se trata del nuevo rector de la Sorbona, que va escalando puestos de poder. Pasanado de subsecretario en la universidad a Ministro de Asuntos Exteriores de Francia. Es quien convence al protagonista, a François a convertirse al islam y poder volver así volver a su puesto docente.

El título: SUMISIÓN


Es la sumisión -dijo en voz queda Rediger-. La idea asombrosa y simple, jamás expresada hasta entonces con esa fuerza, de que la cumbre de la felicidad humana reside en la sumisión más absoluta.

Poco queda por añadir al leer el párrafo anterior, para entender el sentido de la novela, en boca de uno de los personajes, el nuevo rector de la Sorbona: la cumbre de la felicidad es la sumisión…


El secuestro de Michel Houellebecq. Documental

Dirigido por Guillaume Nicloux, esta película-documental nos lleva al mes de septiembre del 2011, momento en que Houellebecq inicia la promoción de su última novela ‘El mapa y el territorio’. En un momento determinado, el escritor, desparece sin dejar rastro. Se teme por su vida, si lo que le ha ocurrido es un secuestro u otros motivos aún más disparatados. Si pueden verla, no se la pierdan…


También te puede interesar:

 

Escribe una respuesta

Navigate