Salinger demanda al autor de la “secuela” de “El Guardián entre el Centeno”

Nota de la redacción: J. D. Salinger falleció el 7 de enero de 2010. Más información: J. D. Salinger. Memorias de un Escritor Invisible

>> ARTÍCULO ACTUALIZADO:
 Ya hay sentencia sobre Ham On Rye, El Guardián entre el Centeno

Salinger
Salinger demanda al autor de la “secuela” de “El Guardián entre el Centeno”

El escritor norteamericano J.D. Salinger ha demandado al autor y a la editorial que publicará en septiembre de 2009 el título ’60 Years Later: Coming Through the Rye’ (60 años después: Recuperándose del centeno), según informa Amazon.com. Al parecer se trataría de una secuela de la más famosa novela de Salinger, “El Guardián entre el Centeno” y, según el criterio del escritor, porque infringiría sus derechos de autor. Algo que guarda con celo, como pudimos leer en la biografía de J D Salinger, Memorias de un Escritor Invisible.

La demanda fue interpuesta el lunes 1 de junio ante el Tribunal Federal de Manhattan al considerar el escritor que el libro infringe sus derechos de autor.

La editorial, Nicotext, cuyo lema es “Happy Books for Happy People” al cierre de esta información no había realizado declaraciones sobre el tema.

Si de algo le ha servido, desde luego, es para ser noticia.

En la demanda, Salinger afirma su deseo de que sean destruidas todas las copias existentes de la supuesta secuela, exigiendo además que le sea reparado el daño ocasionado por el plagio de unos derechos de autor que están valorados, según palabras textuales: “En una enorme cantidad de dinero”.

Según The Daily News, Salinger declaró que se trataba de un “puro y sencillo plagio” y arremetía contra el escritor anónimo que se ampara en el pseudónimo: ‘J.D. California’ y cuyo paradero no se conoce “a pesar de haberse investigado”, según la demanda presentada.

Salinger
Una de las escasas imágenes que se conservan del JD Salinger

En la fotografía, realizada por Paul Adam, Salinger es sorprendido tras realizar algunas compras.

El hecho de que su carácter fuera tan huidizo a la luz de la prensa, provocaba que fuese un objetivo buscado.

El genio del escritor no solo se centraba en su habilidad narrativa, también en su rotundo carácter. 

Se mostró celoso de su intimidad, también de su derecho legítimo a volver a escribir sobre Holden Caufield. ¿Lo hizo algún día? ¿Lo leeremos alguna vez?

Leave A Reply

Navigate

Cargando...