ūü§ď Los Aut√©nticos Freaks. La pel√≠cula de Tom Browning

Ahora casi cualquier pelagatos (si se me permite la expresión) puede ser calificado como freak.

Dentro de la¬†torva¬†cat√≥dica que sacude de pobres im√°genes el paisaje visual de los televidentes cualquiera, efectivamente, cualquiera, puede ser un¬†friki,¬†friqui¬†o¬†frik. Freak, del ingl√©s:¬†extra√Īo, extravagante, pero los aut√©nticos freaks, como concepto es algo que proviene del siglo pasado. Recorramos su intrahistoria

A√ļn sin admitir como tal en el diccionario de la RAE, pero comprensible para todos.

Como todo en la vida, hubo un comienzo, un principio, unos¬†primeros¬†freaks¬†que eran reales, y que se dieron a conocer de la mano del Cine…

La historia del ¬ęfrikismo¬Ľ, si acaso ese t√©rmino resulta aceptable, parte directamente de la pel√≠cula de¬†Tod Browning¬†titulada en castellano ¬ęLa Parada de los Monstruos¬ę, ¬ęFreak¬Ľ en su versi√≥n original.

Freaks, La parada de los monstruos. Película completa

Mire este video en Youtube.

FREAKS (ANIVERSARIO-DOCUMENTAL) Subt√≠tulos en espa√Īol

Mire este video en Youtube.

En 1932, un a√Īo despu√©s de rodar el acalamado ¬ęDr√°cula¬Ľ con¬†Bela Lugosi, Browning, quiz√° adelant√°ndose prematuramente a la modernidad, dirigi√≥ este film cuya acci√≥n se concentra en un circo, donde se da cita un m√°s que curioso grupo de personas ¬ędistintas¬Ľ, que muestran unas caracter√≠sticas que les alejan de lo ¬ęnormal¬Ľ. Deformes, con taras f√≠sicas, enanos, hermanas siamesas, hasta la mujer barbuda.

Freak

La propuesta cinematogr√°fica, contraria a la t√≥pica que se presentaba normalmente por esos a√Īos, los incipientes comienzos del cine moderno, y en la que el espectador esperaba sentado en la butaca del cine con la sonrisa en el rostro preparada para el ¬ęfinal feliz¬Ľ, nos presenta, decimos, una historia en la que la belleza se esconde, llevando al espectador al l√≠mite al cuestionarle si lo que est√° contemplando es un drama o un film de terror.

Freaks

Algo nunca visto hasta entonces, y menos de esa manera presentado, con semejante envoltorio.

El argumento cinematográfico de los auténticos freaks

La historia es simple: Hans, un enano, es seducido por la acróbata, de nombre Cleopatra. Pero Cleopatra tiene un amante: Hércules, cómo no: el forzudo del circo.

En realidad, la acróbata y Hércules pretenden arrebatarle la fortuna a Hans, sin embargo la intervención de los auténticos freaks del circo, amigos de Hans, cambia sus planes y da un giro a la narración cinematográfica.

La cr√≠tica fue demoledora. La pel√≠cula fue calificada de ¬ęaborrecible, obscena o grotesca¬ę. El diario Kansas City Star, por ejemplo, acus√≥ a Browning de realizarla con el √ļnico objetivo de ganar dinero, cuando la realidad fue otra muy distinta ya que si¬†la recaudaci√≥n rond√≥ los 165.000 d√≥lares, la producci√≥n hab√≠a superado los 300.000.

En la prensa se reproducía constantemente la aversión que producía el film, lo que se tradujo en una reacción social que precipitó su censura.

Browning, con una carrera trufada de √©xitos, con m√°s de cuarenta pel√≠culas rodadas, como era de esperar, se llev√≥ la peor parte. Incluso se le acusaba de que la producci√≥n de ¬ęFreaks¬Ľ hab√≠a requerido la intervenci√≥n de una¬†mente d√©bil, adem√°s de afirmar que contemplarla requer√≠a un ¬ęest√≥mago fuerte¬Ľ.

Freaks

Entorno inquietante

Es cierto que algunas escenas y la acumulaci√≥n de los planos en los que los ¬ęmonstruos¬Ľ aparecen, adem√°s de la¬†atm√≥sfera inquietante y la violencia presente, conducen a comprender que en los a√Īos treinta del siglo XX, la pel√≠cula causara sensaci√≥n.

Tambi√©n es cierto que Browning, o al menos la campa√Īa de marketing que acompa√Ī√≥ a la pel√≠cula,¬†buscaba impresionar al p√ļblico.

No hicieron falta efectos especiales, ni maquillaje, porque los actores eran reales, absolutamente auténticos, tanto como desconocidos.

Durante la preparación del film, el director del casting recorrió circos fotografiando aquellos personajes con deformidades o particularidades suficientes como para que después Browning, al contemplarlas, pudiera seleccionar los más idóneos.

Un escándalo previsible para Freaks, una película de culto

Si en Estados Unidos el esc√°ndalo acompa√Ī√≥ a la pel√≠cula, otro tanto ocurrir√≠a en Europa. Lo que no cabe duda es que ¬ęFreaks¬Ľ se ha convertido, aguantando el paso de las d√©cadas, en un pel√≠cula de culto y en una referencia para un buen n√ļmero de creadores, de¬† directores, que han hecho de su cine, en muchos casos, rarezas admirables.

La lista sería interminable, pero destacarían, sin duda, nombres tan relevantes como David Lynch o Tim Burton. Y todos aquellos directores que, para nuestro disfrute, buscan lados oscuros de la realidad.

Tod Browning sentado en el centro de la imagen
Tod Browning sentado en el centro de la imagen

Algunas Curiosidades sobre ¬ęFreaks¬Ľ

Si bien toda la película es una curiosidad en sí misma, incluida la vida de su director, destacan algunos sucesos y sucedidos que destacamos a continuación.

En lo que respecta a¬†Browning, cabe decir que de muy joven, con¬† diecis√©is a√Īos,¬†comenz√≥ a trabajar en el mundo del circo. De hecho fue all√≠ donde comenzaron a llamarle ¬ęTod¬ę, cuyo significado es ¬ęzorro¬Ľ o ¬ęembaucador¬ę. Browning fue presentador, contorsionista, dedic√°ndose tambi√©n a la magia.

Al finalizar el rodaje se desecharon muchos metros de pel√≠cula. De hecho, en el preestreno se detectaron los primeras presumibles inconvenientes con la cr√≠tica y la censura por lo que se recort√≥ la duraci√≥n de noventa a sesenta y cuatro minutos, a√Īadi√©ndose adem√°s una especie de pr√≥logo y un ep√≠logo m√°s edulcorado. La pel√≠cula tiene un comienzo y un final arm√≥nico.Freak

El rodaje¬†tambi√©n plante√≥ bastantes quebraderos de cabeza a Tod Browning, incluso se dice que se llev√≥ a cabo con bastante secretismo para¬†evitar acusaciones de la explotaci√≥n de personas con taras, ¬ędesgraciados o monstruosos¬Ľ, algo que se deb√≠a ver con normalidad en el mundo circense donde trabajaban, pero que no lo deb√≠a ser tanto trasladado al mundo del S√©ptimo Arte.

De las partes del metraje desechadas destaca un supuesto final, sin querer en estas líneas desvelar el final de la versión original, podemos decir que tras aparecer Cleopatra, en el plano aparece Hércules cantando con una voz muy fina, lo que daba a entender que había sido castrado.

En conclusión

Quiz√° por el √©xito en su carrera profesional, por sus anteriores producciones y por las expectativas creadas con el film, se dice que Browning tuvo que enfrentarse a¬†reivindicaciones salariales¬†por parte de los actores que interpretaban los papeles de ¬ęFreaks¬Ľ. Es probable que intuyeran, desde luego equivocadamente, que toda aquella aventura iba a ser un √©xito de taquilla.

Sin poder confirmar este extremo de manera certera, se dice que¬†¬ęFreaks¬Ľ est√° censurado en Finlandia¬†actualmente. En Inglaterra se le dio la calificaci√≥n de X en la d√©cada de los sesenta del siglo XX.

Para saber m√°s:

Mitos básicos del cine de terror; recopilación y prólogo por Juan Antonio Molina Foix. Nostromo.

Te puede interesar:

José Carlos Bermejo

José Carlos Bermejo, Madrid noviembre 1971. Escritor. Licenciado en Ciencias Políticas y Sociología, ha colaborado en diferentes medios de comunicación, tradicionales y digitales. Es autor de la novela WILDE ENCADENADO y del libro de relatos RETAZOS DE UN MUNDO IMPERFECTO. + info: www.josecarlosbermejo.com

2 comments

  • Manu dice:

    Ahora a cualquier cosa se le llama freak, no me fastidien. Estos si que eran freaks y se ha retorcido el término hasta hacerlo irreconocible.

  • Mr Marple dice:

    Viendo esta peli es normal pensar en lo que ahora se llama freak, pero es cierto que como casi siempre se desvirt√ļan todos los significados y significantes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *