🤓 Los Auténticos Freaks. La película de Tom Browning

los auténticos freaks

Ahora casi cualquier pelagatos (si se me permite la expresión) puede ser calificado como freak. Dentro de la torva catódica que sacude de pobres imágenes el paisaje visual de los televidentes cualquiera, efectivamente, cualquiera, puede ser un friki, friqui o frik. Freak, del inglés: extraño, extravagante, pero los auténticos freaks, como concepto es algo que proviene del siglo pasado. Recorramos su intrahistoria Aún sin admitir