Mensaje subliminal de Coca Cola.
Mensaje subliminal de Coca Cola. imagen: http://webvideouniversity.com

Publicidad Subliminal en publicidad, ūüé¶ cine y ūüéľ m√ļsica

¬ŅD√≥nde surgi√≥ la publicidad subliminal?

La publicidad subliminal se basa en el envío de mensajes por debajo de los límites de la percepción. Es así, que dichos mensajes son perceptibles para nuestra mente consciente mientras no lo son para nuestro inconsciente.

Esos mensajes pueden llegar a nosotros de diversas formas.

El mensaje, fugaz, visto y o√≠do, llega a nuestro cerebro sin que sepamos que ha sucedido. En la Historia, el primer uso comercial de la “publicidad subliminal” se produjo en 1957, en el estreno de la pel√≠cula “Picnic“.

En un cine de un barrio neoyorquinose proyect√≥ una imagen que conten√≠a el siguiente mensaje: “Beba Coca-Cola. ¬ŅTiene Hambre? Coma palomitas de ma√≠z”.

La idea del publicista  James McDonald Vicary,

Detr√°s de la idea estaba James McDonald Vicary, investigador de mercados, nacido en Detroit y adiestrado en la Universidad de Michigan.

Pretendía conocer precisamente la influencia a la que estamos expuestos, sin conciencia clara, a mensajes subliminales enviados a nuestra percepción. Los resultados fueron elocuentes. En ese cine se comenzaron a vender más bebidas y más palomitas. Sobre un 18% más en cuanto a Coca-Cola se refiere, y nada más y nada menos que un 57% de palomitas.

A propósito de esta investigación social, llegaron pronto las críticas. Se reprochaba que la muestra sobre la que se hizo el experimento fuese bastante limitada, e inferir conclusiones no parecía apropiado.

¬ŅC√≥mo se producen los efectos subliminales?

Caemos en los mensajes subliminales sin querer, como hemos visto. Todo esto sucede en la parte organizativa de nuestro cerebro, que es el responsable de la consciencia. A ello contribuye la sensibilidad del ojo y del oído.

Quiz√° para tranquilizarnos, muchos profesionales dedicados a la mercadotecnia apuntan que la publicidad subliminal no tiene efectos reales sobre nosotros.

Por el contrario, se sugiere que este tipo de mensaje es contraproducente para el anunciante, o que al menos puede serlo. No obstante hay muchos ejemplos de este tipo de publicidad. Lo peor, que proliferan a diario…

Un mensaje subliminal o provocativo por parte de Burger King?

Burger King. anuncio subliminal. imagen: Loyal KNG.
Burger King. anuncio subliminal. imagen: Loyal KNG.

Las palabras Coca-Cola supuestamente grabadas en El Se√Īor de los Anillos

Mensaje subliminal: Las palabras Coca-Cola supuestamente grabadas en El Se√Īor de los Anillos

 

El juego de luces que no genera dudas…

En este caso, hay que fijarse en la mano izquierda del caballero que mira a cámara. La foto de la izquierda es la foto original, la de la derecha, la que envía el mensaje subliminal.

mensaje subliminal

¬ŅMensaje subliminal o simple provocaci√≥n? Esa flor junto a Prince recuerda a otras cosas que no son una flor. Su disposici√≥n ante el “ojo de la c√°mara” es elocuente.

Prince

Un billete¬†de d√≥lar¬†‘estimulante’ y escondido ¬†¬†

anuncio sublimimal. imagen: Brainz.org
anuncio sublimimal. imagen: Brainz.org

 

Martini

¬ŅOtros mensajes subliminales?

Coca Cola: la silueta que ves, pero no ves

Mensaje subliminal de Coca Cola.
Mensaje subliminal de Coca Cola. imagen: http://webvideouniversity.com

 

Picnic, ¬Ņla primera pel√≠cula en la que se usaron mensajes subliminales?

Picnic

Por lo que se ve en el cartel de la película, ésta iba cargada de mensajes, unos más subliminales que otros. Obsérvese el escote de Kim Novak y William Holden. Estos mensajes llegan de forma consciente.

 

Para saber m√°s:
The Hidden Persuaders, de Vance Packard.

One comment

  • Tonos dice:

    ¬°Hola! Quer√≠a decir que este art√≠culo sobre la publicidad subliminal en el cine y en la m√ļsica es realmente interesante. Me encanta c√≥mo explores el poder de la influencia oculta en estos medios y c√≥mo puede afectar nuestra percepci√≥n. Me ha dejado pensando y reflexionando mucho al respecto. ¬°Gracias por compartir este tipo de contenidos tan fascinantes y relevantes! Saludos, Luis Mills.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *