Historia de burger king

Historia de burger king
Historia de burger king

🍔 La Historia de burger king comienza con la historia de Keith Kramer, en 1953, junto con el tío de su esposa Matthew Burns, basándose en el éxito que había supuesto el restaurante McDonald’s original establecido en San Bernardino, California, decidieron montar un negocio bastante similar en Jacksonville, Florida, su ciudad de nacimiento y residencia. Para ello, compraron los derechos de una máquina especial para elaborar parrillas llamada Insta-Broiler y llamaron a su restaurante “Insta-Burger King

Pero sería varios años después, cuando la idea de Kramer, que se había convertido en varios restaurantes, fue recogida por dos compañeros, estudiantes de la Universidad de Cornell, James McLamore y David Edgerton.

James McLamore y David Edgerton
David R. Edgerton, a la derecha, con su socio de Burger King, James W. McLamore, en la década de 1960 junto a un avión de la compañía.

los Orígenes de Burger King: el Whopper

McLamore y Edgerton empezaron comprando una franquicia de Insta-Burger King en Miami en 1954. El crecimiento del área metropolitana de Miami lo convirtió en un lugar excelente para comenzar el surgimiento de una nueva cadena, pero se tuvo que hacer un ajuste para mejorar aún más la ‘máquina’ Insta-Broiler. McLamore y Edgerton crearon, así, una parrilla que funcionaba con gas a la que llamaron “flame broiler”, eliminando los problemas del Insta-Broiler.

Ya en 1959, la cadena Insta-Burger había crecido, pero el desarrollo del negocio de Kramer y Burns había tenido problemas financieros, y McLamore y Edgerton compraron toda la compañía para reestructurar y revitalizar sus operaciones. Poco después, en el año 1961, Burger King y su firma hamburguesa, el Whopper, habían comenzado a extenderse por todo Estados Unidos.

En 1967, la compañía Pillsbury compró Burger King Corporation por 18 millones de dólares y, a fines de la década de 1970, Burger King pudo crecer para convertirse en la segunda cadena de hamburguesas más grande de Estados Unidos, eso sí, detrás de McDonald’s.

La batalla con McDonald’s y el Mago de las patatas fritas🍟

En 1978, Burger King contrató al ejecutivo de McDonald’s Donald N. Smith . Reestructuró los acuerdos de franquicia de la compañía para que los propietarios no pudieran poseer franquicias en otras cadenas, fomentando así la lealtad a su marca; y para que no pudieran operar las tiendas a más de una hora en automóvil de sus lugares de residencia, reduciendo así el número de propietarios con establecimientos en distintos puntos alejados del país. De esta manera, muchos propietarios de franquicias no rentables abandonaron.

Un nuevo giro empresarial y publicitario, colocó a Burger King cerca de uno de sus públicos más fieles y objetivos: los niños. Lo hicieron a base de publicidad enfrentada a la que llevaba a la práctica McDonald’s, con su personaje Ronald McDonald, principalmente.  un Burger King que también era un mago, el Mago de las papas fritas , y Sir Shake-a-Lot., una mascota menor de Burger King que hacía las veces de ‘caballero amante de los batidos’, amigo de The Burger King. Ama tanto los batidos que siempre tiembla porque los batidos son muy fríos.

Y lo hicieron con anuncios como estos…

Smith asumió no solo a su antiguo empleador y a Long John Silver’s al presentar los primeros sándwiches de pescado de Burger King, sino también a Kentucky Fried Chicken y Wendy’s al presentar sus primeros sándwiches de pollo. Las ventas de la compañía aumentaron un 15 por ciento en 1980, momento en el que Smith fue contratado por otra empresa de la competencia, esta vez por PepsiCo. Después de su marcha, las ventas comenzaron a disminuir.

Nuevo directivo en la compañía, nuevos cambios y ataques a McDonald’s.
La influencia de Norman Brinker

Pillsbury, una marca de harina para pasteles y productos de repostería y pastelería de General Mills (en Minneapolis), adquirió Burger King, aunque también compró Steak & Ale, Bennigans, Godfathers Pizza, Häagen Dazs y Quik Wok y el famoso Gigante Verde. Norman Brinker, un directivo de Pillsbury que había recalado en Burger King comenzó a realizar cambios en la marca enfrentándose a su gran rival. Esta actividad se conoció como Burger Wars, publicando anuncios publicitarios en los que se decía sin remilgos que las hamburguesas de Burger King eran más grandes y mejores que las de McDonald’s; de hecho, se puede considerar estos como los primeros “anuncios de ataque” en la industria alimentaria.

Sin Smith o Brinker, una vez que abandonaron la enseña, Burger King volvió a declinar, y esta fue una de las razones por las que Pillsbury no pudo rechazar una oferta pública de adquisición de la compañía británica Grand Metropolitan PLC.

Ya con un enfoque mundial, Grand Met cambió los métodos de distribución de Burger King, cambió su contrato de refrescos de Pepsi a Coca-Cola, se asoció con Walt Disney Company para vincularse con las películas de Disney y expandió Burger King a todo el mundo, con un añadido: comprando la compañía que dirigía la cadena británica de hamburguesas Wimpy.

Años más tarde, en 1997, Grand Metropolitan se fusionó con el gigante cervecero Guinness para formar Diageo plc, que parecía no tener tanto en cuenta a Burger King en comparación con otras marcas que dejaban más rendimiento, como la propia Guinness, Johnnie Walker y Moet & Chandon.

Como vemos, la historia de Burger King es la del capitalismo más señero, el que tiene que ver con grandes corporaciones comprando y vendiendo negocios. Pues la historia no queda ahí, porque entra en liza un nuevo conglomerado: TPG Capital, que con la ayuda de Goldman Sachs y Bain Capital, compró -por enésima vez- Burger King. Esta vez se pagaron 1.5 millones de dólares.

TPG introdujo el concepto de Whopper Bar, permitiendo a los clientes en algunas tiendas ver mejor las hamburguesas que se están haciendo, y a los trabajadores se le comenzó a llamar “Whopperistas”.

Estos fueron tiempos de bonanza pues la compañía creció a un valor de 3,2 millones de dólares, duplicando el precio de compra.

Una nueva fusión tiene lugar en 2014, cuando Burger King se fusiona con la cadena canadiense, Tim Hortons, una cadena de restaurantes y cafeterías canadiense.

Con esta fusión, se creó Restaurant Brands en diciembre de ese año. En 2018, Restaurant Brands compró Popeyes por $ 1.8 mil millones. La adquisición que amplió aún más las ofertas de menú de la compañía más allá de las hamburguesas y donas e incluyó pollo frito. En los últimos años, el objetivo de Restaurant Brands ha sido expandirse a múltiples cadenas de comida rápida estables.

A partir de 2018, Burger King ha reclamado el segundo puesto en la guerra de hamburguesas con $ 9.6 mil millones en ventas en Estados Unidos en comparación con $ 9.3 mil millones en ventas de Wendy’s para el año anterior. McDonald’s sigue siendo el líder con $ 37.6 mil millones en ventas en los Estados Unidos.

Lo que no sabías de Burger King

Burger King fue pionero en la vinculación del producto: Product Tie-In

La conexión comercial de un producto con otro es bastante habitual en nuestros tiempos, el clásico ejemplo es el de las películas de gran presupuesto que prestan su nombre a algún producto para ayudar con la promoción. Pero ninguna compañía de comida rápida pensó en asociarse con Hollywood antes de 1977, cuando Burger King decidió asociarse con lo que en aquel tiempo era el bosquejo de una pequeña película independiente llamada “Star Wars” para vender anteojos en los que aparecían los personajes principales de la película.

El Whopper fue bloqueado en San Antonio

Cuando Burger King comenzó su expansión en el área de San Antonio, se les impidió usar la palabra “Whopper” en cualquier publicidad o en el nombre del restaurante debido a que ya existía una cadena en la región llamada Whopper Burger. Este era un contratiempo en un gran Estado del tamaño de Texas, pero la suerte sonrió a los dueños de Whopper Burger porque vieron como compraban su negocio, Frank Bates, fallecido en 1983 y su esposa Barbara, vendieron la cadena a la compañía entonces matriz de Burger King, Pillsbury, con gran beneficio.

Hay un Burger King en Mattoon, Illinois, que no tiene nada que ver con la cadena

Cuando Burger King abrió 50 sucursales de sus restaurantes en Illinois, en la década de 1960, los dueños de un restaurante existente en la pequeña ciudad de Mattoon (que había registrado el nombre de Burger King en el estado) demandaron a la compañía en lo que resultó ser un caso histórico que todavía se estudia en las facultades de derecho. El caso terminó yendo hasta el tribunal federal, donde se decidió que, debido a que la corporación tenía una marca comercial nacional, pero el Burger King, de propiedad familiar, solo tenía una marca registrada en el estado, Burger King tenía permiso para abrir en cualquier lugar que quisieran, ya que no estaba a menos de 20 millas del restaurante de Mattoon. Curiosamente, hasta día de hoy, hay un Burger King en Mattoon que no tiene afiliación con la cadena.

¿Por qué Burger King se llama Hungry Jack´s en Australia?

Un caso bastante similar sucedió cuando Burger King estaba iniciando su ingreso en el mercado australiano: un restaurante existente en Adelaide ya había registrado el nombre. Así que la empresa matriz de Pillsbury le proporcionó al primer franquiciado, Jack Cowin, una lista de nombres que la compañía ya había registrado, y eligió Hungry Jack, el nombre de la mezcla de panqueques de Pillsbury. Por ese motivo, todos los Burger Kings australianos se llaman Hungry Jack.

La estrategia “orientada a los hombres” que fracasó

¿Te acuerdas de la extravagante campaña proto-viral Subservient Chicken y los anuncios espeluznantes de Todos ellos formaron parte de un esfuerzo concertado desde principios hasta

A mediados de la década del año 2000, y para atraer al grupo demográfico masculino de 18 a 24 años, Burger King ideó la campaña “Wake Up with the King”? Con productos como el ‘Omelet Sandwich’, que contenía 730 calorías y 45 gramos de grasa o el Meat´normous Sandwich. Estos productos recibieron mucha prensa negativa debido a sus excesivas calorías, y cuando la compañía fue comprada por 3G en 2010, esta estrategia se suspendió.


También te puede interesar:

6 elementos esenciales de una estrategia de marketing eficaz, según FORBES

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*