El pensamiento surrealista de Salvador Dal√≠ avivado por el sue√Īo
El pensamiento surrealista de Salvador Dal√≠ avivado por el sue√Īo

ūü§Ē ¬ŅAs√≠ piensan los genios?

Indagando sobre los cursos MOOC¬†(Masive Open Online Course, seg√ļn el acr√≥nimo en ingl√©s) encontr√© en coursera.org uno realmente interesante que llam√≥ mi atenci√≥n: «Aprendiendo a aprender: poderosas herramientas mentales para ayudarte a dominar temas dif√≠ciles».

Pero vayamos por partes. En primer lugar:

¬Ņqu√© es un curso MOOC?

Bien, por si alguno de vosotros a√ļn no lo sab√©is, un curso MOOC es un curso que incentiva el aprendizaje de forma abierta, orientado a su difusi√≥n en Internet, con un plan de actividades y contenidos destinado a la participaci√≥n masiva (sin l√≠mite de estudiantes) y que puede ser colaborativo. Para entenderlo mejor, los requisitos para que un curso a trav√©s de Internet se considere como MOOC, debe ser:

  • Un curso con pruebas y evaluaciones que acrediten los conocimientos adquiridos.
  • Que sea en l√≠nea, a trav√©s de Internet. Sin necesidad de que se desarrolle en un espacio f√≠sico.
  • Tener car√°cter masivo: sin l√≠mite de matriculaciones.
  • Que sea abierto: que los materiales de conocimiento (textos, videos, infograf√≠as, etc., que podr√≠an estar sujetas a derechos de autor, sean gratuitas)

Si navegas por Internet buscando cursos MOOC vas a encontrar un buen n√ļmero de ellos, sin embargo no todos cumplen ese requisito ideal de que sean gratuitos. En otros casos, son gratuitos, pero te piden una cantidad econ√≥mica para que la superaci√≥n del curso sea acreditada con su correspondiente titulaci√≥n.

Un curso MOOC debe ser abierto, gratuito, sin l√≠mites de matr√≠culas y con pruebas que eval√ļen el conocimiento

Así es que si te animas a cursar uno de ellos, mira bien las condiciones del mismo por si luego te llevas una sorpresa. En cualquier caso, es cierto que hay algunos que cumplen los requisitos antes mencionados.

As√≠ las cosas, me top√© con el curso «Aprendiendo a aprender: poderosas herramientas mentales para ayudarte a dominar temas dif√≠ciles«, que me anim√≥ a curiosear con la noble intenci√≥n de realizarlo y averiguar c√≥mo mejorar la capacidad de memoria, an√°lisis, pensamiento. Me pareci√≥ tan interesante que he querido compartirlo con vosotros, sobre todo por un aspecto: saber c√≥mo (han) piensan algunos grandes genios de la Historia. Y, por supuesto, os animo a hacerlo, aqu√≠ solo har√© un bosquejo de lo que me ha parecido m√°s relevante.

Cómo piensan los genios universales: Modos enfocado y difuso

Se ha  descubierto que tenemos dos modos de pensamiento fundamentales, y muy diferentes. En el curso los denominan: modo Enfocado y modo Difuso.

El modo enfocado

Sería aquel que utilizamos cuando nos concentramos, de manera intencionada en algo específico. Por ejemplo, cuando estamos estudiando y queremos aprender o entender cualquier materia. Y es el que más utilizamos porque estamos acostumbrados a él y lo requerimos de una manera más frecuente, sobre todo cuando somos estudiantes, en algunos casos toda la vida, en otros solo en época escolar.

El modo difuso

Por contra, el modo difuso es un «estilo relajado de pensamiento» que est√° relacionado con el «descanso neuronal». Por supuesto, esta forma de pensar no es habitual, pero viendo dos ejemplos de dos personalidades del mundo del Arte y de la Ciencia, comprenderemos mejor en qu√© consiste.

Dalí y Edison, dos genios del pensamiento difuso, pero práctico

Sobre el genial ¬Ņqui√©n fue el pintor Salvador Dal√≠ ya escribimos en nuestras p√°ginas a este respecto. De hecho, una de las im√°genes que ilustraba esta cuesti√≥n es una de las m√°s guardadas y compartidas en nuestro Pinterest¬†-que ya acumula¬†143.300 visitantes √ļnicos al mes ūüėÄ
Es esta:
El pensamiento surrealista de Salvador Dal√≠ avivado por el sue√Īo
El pensamiento surrealista de Salvador Dal√≠ avivado por el sue√Īo

Pensamiento surrealista daliniano que también fue objeto de nuestra reflexión en uno de los videos de nuestro canal en Youtube, a propósito de la forma en la que pinto uno de sus más famosos cuadros: La persistencia de la Memoria.

Es este:

Mire este video en Youtube.

El pensamiento difuso de Dalí

Pues bien, en el caso de Dalí y en el de Edison, encontramos una forma de plantear su pensamiento de una manera poco usual, pero muy efectiva.
Tanto uno como otro dejaban caminar sus pensamientos amparados en su libre albedrío. En el caso de Dalí, cuando quería provocar la inspiración se recostaba en una silla, relajado, con la intención de quedar dormido o, cuando menos, dormitando. No olvidaba, y esto es muy importante, sostener en su mano una llave metálica.
Tanto Dalí como Edison dejaban caminar sus pensamientos amparados en su libre albedrío 
De tal manera que, cuando comenzaba a dormitar, la llave ca√≠a al suelo y el ruido que provocaba el impacto, le despertaba. Supon√≠a, con acierto al ver la infinidad de su obra pict√≥rica, que ese sue√Īo ligero y corto en el tiempo le pod√≠a hacer recordar las im√°genes que hab√≠an quedado impresas en su cerebro, y que le procuraban nuevos paisajes que dibujar.

Qu√© duda cabe que no todos nosotros tenemos el cerebro de Dal√≠, ni su formaci√≥n acad√©mica, pero es interesante conocer c√≥mo enfrentaba el pensamiento difuso de ese entresue√Īo para conectarlo con el pensamiento enfocado: el pensamiento consciente tras despertar, el que le un√≠a al mundo pragm√°tico de los sentidos v√≠vidos.

El pensamiento difuso de Thomas Alva Edison

Curiosamente, no sabemos si existió alguna relación entre ellos, el gran inventor Edison, hacía algo muy similar a lo que hacía Dalí. En su caso, se sentaba en una silla con la intención de dormitar, pero sosteniendo en su mano un rodamiento para que se produjera el mismo fenómeno, que cuando su mano quedara relajada, dejara caer al suelo el rodamiento y al chocar contra el suelo, le despertara.

Sin duda, lo que pretend√≠a Edison era lograr la misma conexi√≥n entre el pensamiento difuso y el enfocado. Quiz√°, intentando encontrar una soluci√≥n al invento que estaba enfrentando en ese momento y que no encontraba en su pensamiento racional. La clave no era dormir profundamente, si no provocar un estado entre el sue√Īo y la vigilia .

A modo de conclusión

El pensamiento es algo difícil de dominar y controlar. Nuestros estados de ánimo están totalmente vinculados a cómo enfrentamos nuestras ideas de forma pensada. Trabajar sobre nuestro pensamiento es una de las grandes ocasiones para elevarnos o caer, sentirnos bien o no. Dalí y Edison buscaban con su pensamiento difuso encontrar un estado diferente. Otros lo buscaron en el LSD y en otras drogas que excitaran la realidad encontrando las respuestas que no lograban de otra forma. Sin duda Dalí y Edison son dignos de recuerdo y admiración, sus obras hicieron un mundo distinto y mejor; y buena parte de ello fue causa y consecuencia de esa combinación de pensamiento enfocado y difuso.


Para saber m√°s:

Existen multitud de cursos MOOC. En esta web¬†y en esta encontrar√°s enlace a los cursos de Universidades espa√Īola que los imparten. Si est√°s preparando oposiciones, este recurso con test de ex√°menes te ser√° muy √ļtil.


Te puede interesar:

¬ŅQu√© es Flipped learning?

 

José Carlos Bermejo

José Carlos Bermejo, Madrid noviembre 1971. Escritor. Licenciado en Ciencias Políticas y Sociología, ha colaborado en diferentes medios de comunicación, tradicionales y digitales. Es autor de la novela WILDE ENCADENADO y del libro de relatos RETAZOS DE UN MUNDO IMPERFECTO. + info: josecarlosbermejo.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *