Archipiélago Gulag: La novela de Alexander Solzhenitsyn

¿Quién escribio Archipielago Gulag?

Con esa frase ‘Más que una obra maestra’ resumió el Premio Nobel de Literatura Mario Vargas Llosa a una de las obras más geniales y abrumadoras del siglo XX, si no la mayor.
Cuarenta años después de la primera publicación de Archipiélago Gulag por parte de su inquebrantable autor, el Premio Nobel de 1970 Alexander Solzhenitsyn, es conveniente recordar una obra que, a pesar de ser muy citada y conocida, no deja de ser una gran desconocida para el gran público.

Es un hecho cierto que pocas personas, académicos incluidos, se han embarcado en la lectura de esta obra colosal, literal y metafóricamente hablando.

Y es que, a mi juicio, se requieren para este viaje fundamentalmente dos ingredientes: el primero sería un vivo interés por la historia; y el segundo, y más importante, sería el respeto frente al sufrimiento humano, algo así como un homenaje silente o, incluso, un acto que podríamos calificar como de “responsabilidad moral” para con su autor y frente a la maldad del siglo XX.

Alexander Solzhenitsyn
Alexander Solzhenitsyn

Este recordatorio es más pertinente por cuanto la reciente proyección de Camino a la libertad, la interesante película de Peter Weir sobre la evasión de un campo de Siberia de un grupo de presos, ha revitalizado el interés por un tema del que Archipiélago Gulag es la más clara y eminente referencia.

No cabe duda de que Archipiélago Gulag resulta exigente, es una obra sistemática y analítica, despojada de odio al tiempo que sedienta de justicia, es a ratos cómica además de trágica, posee esa rara y genial confluencia entre lo cotidiano y lo trascendente, y es sobre todo didácticamente real.

Se desarrolla a través del testimonio de la experiencia del autor en el sistema represivo soviético, pero es mucho más que eso, es también el testimonio de otros 227 prisioneros, es también una obra de historia inédita, y es también un tratado antropológico y filosófico sin igual, un viaje a las profundidades del alma humana.

Es todo menos ficción, por ello es superior a otras obras de gran calado como 1984 o Vida y destino, es su titánica denuncia contra el régimen soviético en particular y el sistema marxista-socialista en general, pero lo es de cara a Occidente, donde se publicó, para desentumecer a una intelectualidad, la del mundo libre, que se empeñaba en mirar hacia otro lado y que le calificaba de loco.


Alexander Solzhenitsyn – palabras al recibir el nobel

En este sentido tuvo una importancia capital a la hora de descubrir el opaco velo que cubría la faz de los regímenes del otro lado del telón de acero, sirva como ejemplo el clamoroso desprecio con que fue recibido por el pleno de la intelectualidad española en su visita a nuestro país en 1976.

Archipiélago se compone de más de 2400 páginas, estructuradas en tres tomos y siete partes, la obra abarca absolutamente todos los aspectos de la “terrible maquinaria soviética para demoler seres humanos”. Para avivar la curiosidad del lector, y sin ánimo de ser exhaustivo, aparecen en la obra aspectos tan interesantes como la peculiar comicidad de su arresto (el suyo y el de tantas y tantas personas), la hacinada y penosa existencia en la cárcel, pasando por una breve historia de las “riadas” de detenidos ya desde los primeros tiempos de Lenin, la ruindad y miseria de los carceleros, los enchufados, los chivatos, los pérfidos presos comunes («socialmente afines» y lanzados contra los presos políticos), el largo y tortuoso (nunca mejor dicho) proceso del sumario, la sumisión, sin olvidar la vida cotidiana en los campos de trabajo y exterminio (lo primero solía conducir a lo segundo), la decisiva divergencia entre el envilecimiento y el ennoblecimiento, los decisivos episodios de su enfermedad y su conocida conversión al cristianismo y, en fin, un largísimo etcétera.

Obra enriquecedora, su lectura merece muchísimo la pena.

—————————————————————————-
Alexander Solzhenitsyn falleció en Moscú a los 89 años. Su carrera literaria se considera de las más dramáticas de su tiempo. Los acontecimientos le obligaron a autorizar la publicación de El Archipiélago Gulag con riesgo de su vida en 1974.

Pero la obra sobrevive como su testamento indeleble, un libro que ayudó a cambiar el sentido y el entendimiento de una parte de la historia. Se le considera como un escritor de valentía increíble, de alto espíritu y determinación.

Archipiélago Gulag
Archipiélago Gulag

Escribe una respuesta

Navigate