Inventos Bélicos: historia de sus invenciones

La industria armamentística y bélica es una de las empresas que más avances tecnológicos ha provocado, aunque lógicamente a un precio muy alto… Te presentamos algunos inventos bélicos y los detalles de su creación.

Misiles

El primer misil que se inventó fue un misil aire-aire. Sucedió en 1943, y era capaz de ser lanzado desde un avión a otro. Su creador, Herbert Wagner.

Una década después se inventó el misil teledirigido que se basaba en un detector de infrarrojos que buscaba el calor del motor de la embarcación a destruir.

Blindaje

Hay que remontarse en la Historia, retroceder muchos años, para encontrar variadosejemplos de blindajes por parte de los soldados y usados en la guerra.

Es fácil recordar a los caballeros medievales y sus armaduras.
Pero se puede retroceder más en la memoria y viajar hasta el siglo II antes de Cristo, para encontrar al ejército de Anibal.
Las placas de metal que lucían sus elefantes son una clara muestra de la estrategia y las virtudes del blindaje presente en todos los ejércitos del mundo.

misiles

Resulta curiosa, en este sentido, la invención de Leonardo Da Vinci, una especia de fortín circular, de techo en forma de cono, que iba provista de ruedas y cañones.

Los historiadores lo califican como el primer tanque, sin que se sepa fuese puesto en práctica, aunque de haberse puesto, por sus dimensiones, hubiera sido necesario una enorme fuerza propulsora, solo imaginada por una docena de caballos.

Sería en 1889, una nueva curiosidad, cuando al unísono un ruso, un inglés y un norteamericano, idearon un vehículo blindado, ayudado en el movimiento por el motor de combustión interno inventado tres años antes por Daimler. El tanque había sido creado por W Lutski, F R Simms y R P Davidson.

Primer Bombardeo Aereo

 

Bombardeo Aéreo

El primer ataque aéreo datado es de 1849, cuando los austriacos, que habían sitiado Venecia, lanzaron la sobre la ciudad lo que se vino en denominar “bombas sin piloto”.

Se trataba de globos de aire caliente provistos de mecha que se debían lanzar a mano, por lo que su éxito fue escaso.

Sería realmente Ferdinand von Zeppelin quien en 1908 armara sus dirigibles con cinco bombas de más cien kilos cada una. Y que pondría en práctica en 1915.

El bombardeo desde un Zeppelin lo sufrió la ciudad inglesa de Great Yarmouth, con dos víctimas.

Cinco años antes Glenn Curtis, un 30 de junio de 1910, lanzó bombas sobre un barco a modo de prueba.

Así, un año después, en la guerra que enfrentó a Italia y Turquía, los primeros lanzaron tres bombas sobre la capital turca. En aquél tiempo, la bombas se tiraban “a ojo”, se calibraba por intuición.

Bomba Atómica y Bomba H

Bomba Atómica y Bomba H
Bomba Atómica y Bomba H

La idea de que la energía desprendida durante la fisión del núcleo atómico podía trasladarse al uso militar era una idea que debía rondar la cabeza de todos cuando en 1930 Hahn, Meitner y Strassmann, daban forma real y práctica a la energía atómica.

Se temía que la Alemania del Tercer Reich estuviera en condiciones de crear la bomba atómica, así lo afirmaba Lisa Meitner, quien trabajaba con Hahn en la investigación en laboratorios germanos cuando se vio obligada a salir de Alemania con destino Suecia por problemas raciales.

De esta manera, esta científica, acompañada de otros colegas pusieron en conocimiento de los Estados Unidos la necesidad de adelantarse en la carrera a los nazis. Algo que hicieron. También se sabe que los japoneses, en la Segunda Guerra Mundial, trabajaron el fabricación de la bomba atómica.

La bomba de Hidrógeno

La bomba de hidrógeno fue creada en 1942, a raíz de una conversación entre el físico italiano Enrico Fermi y Edward Teller, el físico que mejoró la eficiencia de la bomba atómica.

La conversación tenía como objetivo la teoría de que una fisión, como la de la explosión de una  bomba atómica podría producir una explosión en cadena similar a las que produce el astro Rey, el Sol.

Sería en 1952 cuando se pondría a prueba la primera bomba termonuclear en Eniwetok, un atolón situado en el Océano Pacífico.

La Metralleta

metralleta
El invento de la Metralleta

o “El molinillo de café”, como también se llamó, fue inventado en 1856 por Charles Emerson Barnes.

La creación suponía una mejora del cargador pivotante creado por James Puckle en 1718.

La mejora era una manivela que, de forma automática, desplazaba el obturador hacia delante y atrás. Con girar esa manivela se podían disparar del orden de 60 a 80 ráfagas de balas. 

Fue utilizada por primera vez en la guerra de Secesión norteamericana.

A partir de esta innovación vinieron otras. Años después, en 1860, se incorporó el cañón múltiple.
La metralleta necesitaba el empleo de dos hombres: quien disparaba y quien cargaba las balas.

Esta necesidad continuó cuando en 1862 Gartling componía un “artefacto” de seis cañones que se alimentaba de un cargador cilíndrica de tambor. Mediante un juego de engranajes, una manivela hacía girar un árbol de levas, el movimiento conjunto hacía girar el cargador. Las levas hacían avanzar el obturador, armando el percutor, el peso de los cartuchos les hacía caer en la recámara.

Era capaz de producir 200 disparos cada 30 segundos. Esta metralleta aún conoció cinco perfeccionamientos más. 

Fue en 1883 cuando Maxim, norteamericano, como todos los anteriores, introdujo la novedad que permitiría el uso de la ametralladora por un solo hombre.

El impulso de los gases impelía hacia atrás el cañon y el obturador, un tope frenaba el retroceso del cañón, el obturador seguía retrocediendo, arrastrando consigo el casquillo, que finalmente era expulsado por un resorte situado al final de la culata. Manteniendo el gatillo pulsado, la metralleta no dejaba de disparar.

Hélice y Metralleta Sincrónicas

El primer sistema que permitía sincronizar el disparo de una ametralladora y el movimiento de hélice de una avión fue Fokker, un neerlandés empleado para el ejército alemán en la Primera Guerra Mundial.
Hasta entonces las metralletas en los aviones militares disparaban desde posiciones complicadas para combatir al enemigo, lejos de las hélices para no destruirlas. 

El equilibrio de fuerzas en la guerra llegó cuando el rumano Constantinesco reprodujo el invento en el bando aliado.

Artículos relacionados:

Los 10 Inventos Más importantes del Mundo Actual
>> Inventos Modernos del Siglo XIX
>> Breve Historia del Chicle
>> El Nacimiento del Cartel Publicitario Historia de su Invención
>> Breve Historia del Retrete>> Las primeras innovaciones tecnologias del automovil, inventos de mujeres

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *