ūüí° C√≥mo tener y generar ideas geniales y brillantes

5 ideas que generan grandes ideas

Contra lo que puedas pensar, tener ideas brillantes y geniales no es tan complicado. Todo es cuestión de entrenamiento y técnica. No hay magia de por medio, ni -salvo excepciones- genios que pueden hacerlo y tu no. Recopilamos una serie de consejos para que te enfrentes con garantías a esta cuestión: cómo pensar mejor para ser más productivo; cómo atesorar pensamientos que generen ideas magníficas y sobresalientes.

1. Somos lo que vemos, leemos, sentimos. Somos lo que consumimos

Como dec√≠a el gran Steve Jobs: ¬ęla creatividad es conectar cosas¬ę. Cuantas m√°s ¬ęcosas¬Ľ o, por mejor decir, ¬ęideas¬Ľ tengamos para conectar, mejores ser√°n el resultado de nuestros pensamientos. Esto significa que la calidad y la cantidad de cosas que consumimos es un factor crucial en nuestra capacidad para alcanzar a tener buenas ideas.
Los libros que leamos, los programas de televisión que veamos, los videos de youtube que veamos, los artículos y películas que consumimos, las personas con las que interactuamos y las experiencias que hemos tenido influyen, de forma determinante, en las ideas que generamos.

Mira el video m√≠tico de Steve Jobs en Stanford, donde explica c√≥mo gener√≥ ideas conectadas que le sirvieron para forjar mejor su futuro, a√ļn cuando no se daba cuenta, ni pod√≠a imaginar, que lo estaba haciendo.

2. Cuenta y comenta todas las grandes ¬ęcosas¬Ľ que veas, leas o sientas

Después de leer un artículo interesante, habla con tus familiares y amigos sobre él. También puedes escribir sobre esos temas interesantes que has visto o leído, en tu blog (te recomiendo que crees uno), en tus redes sociales (te recomiendo que elijas las rrss que más te aporten y gusten). Por ejemplo, si tienes una cuenta en twitter, tendrás que reducir tus pensamientos a escasos caracteres, lo que te ayudará a saber sintetizar tus pensamientos.
Es evidente que el proceso de comunicar y transmitir cualquier idea que hemos escuchado u oído genera nuevos procesos mentales, lo que facilita nuevos procesos encadenados.

 3. Entender el proceso generador de ideas

Las grandes ideas nos llegan cuando menos las esperamos. En ocasiones, cuando dormimos. Por eso, te recomiendo que tengas siempre a tu alcance un bloc de notas y un bol√≠grafo donde anotar esos bosquejos de tu pensamiento que ir√°n forjando las grandes ideas que a√ļn siguen dormidas.
Cuando leas las ideas que vas anotando en tu libreta, comprender√°s c√≥mo se genera el proceso creativo. Tu proceso creativo. C√≥mo evoluciona y va mejorando cada d√≠a, a cada momento. Con las nuevas tecnolog√≠as a nuestro alcance, seguro que tienes un smartphone en tu bolsillo, tendr√°s tambi√©n alguna aplicaci√≥n m√≥vil que te permita grabar tu voz en cualquier momento, con lo que tienes m√°s f√°cil ‘guardar’ las ideas brillantes que van surgiendo en tu mente inquieta y no olvidarlas nunca.

4. Cuéntale al mundo tus grandes ideas

Una vez que has comprendido c√≥mo otros generan sus ideas, plant√©ate contarle al resto de la humanidad las ideas que vas perge√Īando en tu soledad, en los apuntes que vas desarrollando y perfeccionando. No pienses que tus ideas tienen que ser las grandes ideas que transformen a la humanidad, piensa en que tus ideas, al menos, contribuyan a hacer pensar a los dem√°s, a generar debates enriquecedores. Ese ser√° el primer paso para llegar a lugares donde ni siquiera imaginas.

5. Aprende a hacer preguntas poderosas

Las buenas preguntas son poderosas, per se. En cualquier conversación, el proceso de formular preguntas y escuchar las respuestas de las personas puede llevar a nuevas ideas, por lo que es más que recomendable que discutas y debatas con todas las personas inteligentes que encuentres a tu paso. En ese debate, atrévete a preguntar. No pienses que discutir es malo, ni te enfades en el devenir de la discusión. Discutir es intercambiar ideas y para que el debate sea enriquecedor debes forzar las preguntas adecuadas que te ayudarán a aprender a ti y a tus interlocutores.

Quiz√° te pueda interesar:

Historia del Emarketing. Cómo surgió el marketing o la mercadotecnia

Escribe una respuesta

Navigate