¿Por qué te va a gustar Un puente a Peulla? Una novela de Eloy Gayán - Actually Notes Magazine

Un puente a Peulla

¿Por qué te va a gustar Un puente a Peulla? Una novela de Eloy Gayán

¿Por qué se escribe esta novela?

Un puente a Peulla es el resultado de la asfixia que provoca la sociedad actual, los comportamientos irracionales. Una sociedad en la que la envidia, la prepotencia, el desprecio por la naturaleza, por la familia, adquieren una relevancia que no les corresponde. Un puente a Peulla invita a la reflexión para tratar de no distanciarnos del diálogo y del entendimiento que deben existir en toda sociedad.

¿Qué vas a encontrar en Un puente a Peulla?

La desaparición de una joven, un padre misógino, la cultura mapuche: son los pilares que conforman una trama en la que los personajes buscan la libertad para amar, luchan contra la opresión. Todo ello bajo un lenguaje tasado que pretende sumir al lector bajo la atmósfera angustiosa que provoca Peulla, un poblado chileno aislado y al que solo se accede tras un viaje en catamarán por el lago Todos los Santos. Los personajes luchan contra una naturaleza que interpretan a su conveniencia, que inspira la solidaridad en unos y la repulsa en otros. Está presente la cultura mapuche y se narra la historia como si de un epeo se tratara: un relato oral en el que el amor no atiende a limites culturales ni religiosos: “te miré, me miraste, nos miramos: lelieyu, lelien, leliwiyu;la conjugación en lengua mapuche de una relación fugaz entre Beltrán y Aylin.

Pasados turbios, mentes torturadas, pecados, amores espectrales; una obra escrita con un lenguaje envolvente que nos traslada a un entorno mágico: cerros, volcanes y lagos que aportan serenidad cuando se pretende amar; que alimentan la maldad cuando se trata de destruir, de impedir la convivencia pacífica que toda pareja necesita.

“… porque el amor es un gas radón silencioso capaz de causar el mayor de los carcinomas sobre la pasión cuando no se emplea el sentido común, del que no gozan los maltratadores, cuando transforman el miedo en un derecho y entienden la convivencia como el poder que a nadie le corresponde sobre la pareja”.

Los personajes combinan sensibilidad y maldad, potenciados por el aislamiento geográfico, por los sentimientos secuestrados que alcanzan la libertad con el arte de Aylin, que pinta con acrílicos imaginarios, que viaja en la ficción que su mente recrea gracias a los huéspedes del hotel en el que trabaja como camarera de habitación, que plasma en imágenes el amor que se le resiste.

Pretendida por Beltrán, un peón de la construcción que lucha para poder articular un vocabulario que su formación no le permite, y que desea para poder acercarse a Aylin. Un vocabulario que busca en lecturas que no logra descifrar, con las que trata de lograr que sus palabras superen la frontera que implican los labios.

Un pasado turbio, el de Pedro Barrientos, padre de Aylin, que sufre la obsesión que provoca la religión mal entendida, la que usa como coartada para encontrar la paz de la que priva el pecado. Una paternidad atípica, propia de mentes torturadas, una misoginia que ejerce sobre su propia hija. Un puente a Peulla está narrada por un personaje anónimo, un arquitecto que trata de construir ese puente que Beltrán y Aylin ansían, el que Pedro Barrientos trata de destruir. Un arquitecto envuelto por los cánticos del lago, que provocan confusión en su propia sexualidad.

El amor en estado puro y amplio: el amor hacia la naturaleza, hacia la cultura, la libertad para amar con labios perfilados sin género que determinan la sexualidad; son los condicionantes de Un puente a Peulla, la segunda novela de Eloy Gayán.

Una obra que obliga a reflexionar sobre nuestra propia existencia, que incita a valorar una naturaleza que se convierte en la balanza que trata de equilibrar la vida. Amor-odio; diálogo-aislamiento; multiculturalidad-discriminación; cultura-religión: binomios que envuelven la relación de dos hombres y una mujer.

Vislumbro las aguas del lago como una realidad agresiva, dispuesta a impedir cualquier propósito. No olvido que los paisajes están definidos por sentimientos, por sensaciones, por todo aquello que deseamos contemplar o que, en ocasiones, creemos ver.

Aylin es mi paisaje, y su existencia crea un entorno que debo interpretar. A su vez siento que el paisaje me selecciona para desentrañar voluntades, para recrear la libertad, aunque sea limitada, y de la que no disfruta una mujer de cabellos sedosos y oscuros, nariz cincelada como una suave ladera, ojos negros y penetrantes, labios carnosos definidos por el viento…”

¿Por qué te va a gustar Un puente a Peulla?

Existen novelas para disfrutar en determinados instantes de la vida. Y la lectura se ve condicionada por el ánimo de los lectores, que buscan estímulo o relajación; entretenimiento o reflexión o, incluso ambas combinaciones.

Un puente a Peulla ofrece amores e intrigas, mitología, suspense. La historia se ve apuntalada por las referencias a la etnia mapuche. Un pueblo que sufrió y sufre el intento de anulación de su cultura, al que se le arrebatan tierras por puros interesas comerciales, sin importar el destrozo que se provoca en una naturaleza que aman, a la que respetan, la que aporta la sensibilidad que todo pueblo necesita.

Sueñan con recuperar su espacio, y mantienen la lucha, al igual que hicieron con los ejércitos españoles a su llegada a América, tropas que nunca lograron doblegar a un pueblo que defendió sus principios, su tierra, que mostró y muestra un respeto por la naturaleza que condiciona y afianza cualquier otro comportamiento. Porque la sensibilidad de quienes velan por el entorno inunda otras parcelas de la vida.

Un puente a Peulla incide en el respeto por la naturaleza, incita a entender que la humanidad no puede someterla al abandono. La sociedad actual avanza a un ritmo endiablado y las relaciones alcanzan un alto grado de frialdad, lo que contribuyen a que se contemple la naturaleza como elemento estático, como un escenario con decorados que no causan expectación.

La naturaleza necesita nuestra atención, nos acompaña en la vida y permite que su colorido nos relaje y podamos expresar nuestros sentimientos. Una naturaleza que asiste impávida a la envidia, al egoísmo, a la falta de solidaridad. Vivimos en un mundo deshumanizado en el que la solidaridad se desvanece. En el que los conflictos bélicos, culturales, la discriminación, vagan por nuestra geografía.


Compra la novela Un puente a Peulla

Resumen
¿Por qué te va a gustar Un puente a Peulla? Una novela de Eloy Gayán
Nombre del Artículo
¿Por qué te va a gustar Un puente a Peulla? Una novela de Eloy Gayán
Descripcion
¿Qué vas a encontrar en Un puente a Peulla? libros, literatura: amores e intrigas mitología suspense en la novela- un-puente a Peulla, de Eloy Gayán.
Autor
Actually Notes Magazine
Actually Notes Magazine
Logotipo del editor

M Lilian Montesinos

Estudiante de periodismo. Publicando en medios digitales desde 2015. Me apasiona la escritura y me tomo muy en serio mi trabajo: consulto fuentes, busco la imparcialidad y la objetividad como buen profesional.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *