­čÄů­čĆ╗ El Krampus, el diab├│lico acompa├▒ante de San Nicol├ís

Esta figura de pesadilla tambi├ęn aparece en los desfiles y cabalgatas navide├▒os de estas zonas de Centroeuropa, asustando a los ni├▒os y advirti├ęndoles de lo que puede pasar si se portan mal.

Krampus es una figura, muy poco conocida en otros lugares de Europa, especialmente en el sur, donde no existe un equivalente. El Krampus, el álter ego de San Nicolás", "image": "https://www.actuallynotes.com/wp-content/uploads/2018/12/el-krampus-el-diabolico-acompana.jpg", "author": { "@type": "Person", "name": "Rocio Martinez" }, "publisher": { "@type": "Organization", "name": "Actually Notes Magazine", "logo": { "@type": "ImageObject", "url": "https://www.actuallynotes.com/wp-content/uploads/2020/01/actuallynotes-datos-estructurados.jpg", "width": 83, "height": 60 } }, "datePublished": "2018-12-08", "dateModified": "2020-01-17" }

┬┐Qui├ęn es el┬áKrampus?

Durante los d├şas de Navidad,┬áen todo tipo de lugares de la zona de Austria, Alemania y alrededores, no solo se pueden ver im├ígenes de San Nicol├ís, ya sea ataviado como Santa Claus o con el atuendo de obispo tradicional, pero llega acompa├▒ado del Krampus.

El Krampus es┬áun horrendo diablo peludo con patas de cabra que sonr├şe maliciosamente.

Esta figura de pesadilla tambi├ęn aparece en los desfiles y cabalgatas navide├▒os de estas zonas de Centroeuropa, asustando a los ni├▒os y advirti├ęndoles de lo que puede pasar si se portan mal.

Krampus es una figura, muy poco conocida en otros lugares de Europa, especialmente en el sur, donde no existe un equivalente.

El Krampus, el álter ego de San Nicolás

El Krampus es una figura folkl├│rica que act├║a en buena medida como ant├ştesis o ├ílter ego de San Nicol├ís.

Mientras que San Nicolás trae regalos a los niños buenos, aquellos que han sido malos reciben un castigo superior al mero hecho de quedarse sin presentes.

Esos niños reciben la visita del Krampus, que les inflige un castigo o, incluso, se los lleva de sus camas camino del infierno para no volver jamás.

El esp├şritu del Krampus se basa en infligir miedo a los ni├▒os para reforzar un buen comportamiento por su parte.

Y, sin duda, su figura demon├şaca, que aparece acompa├▒ada de cadenas y palos listos para infligir da├▒os corporales, sin duda har├í que hasta el ni├▒o m├ís travieso se lo piense dos veces.

Los or├şgenes de la figura del Krampus son inciertos. Los especialistas no se han logrado poner de acuerdo hasta el momento en lo que respecta a su origen y a las razones que provocaron su aparici├│n.

Sin embargo, todos concuerdan en que es una figura pre-cristiana, a la que posteriormente se le otorgaron algunos rasgos que se vinculaban a la idea de demonio o diablo que ten├şa el catolicismo, al ver que no pod├şa ser erradicada.

El origen del Krampus

Ciertamente, el Krampus tiene en su aspecto exterior muchos puntos en com├║n con personajes de diversas creencias mitol├│gicas, como los s├ítiros o los faunos de las mitolog├şas griega y romana, o los diablos de los bosques que encontramos en cuentos tradicionales de la zona de Centroeuropa.

Una de las teor├şas m├ís extendidas respecto a su origen indica que es una figura procedente de la mitolog├şa n├│rdica, concretamente un descendiente de la diosa Hel o Hela, que era la figura que reg├şa sobre el inframundo.

Sea como fuere, si bien la figura del Krampus es muy atractiva por su aspecto y su comportamiento, no es la única figura centroeuropea que actúa como contraparte maligna del cálido Santa Claus que trae los regalos.

En Francia, por ejemplo, tienen la figura de P├Ęre Fouettard, una figura que reparte carb├│n a los ni├▒os malos y les azota como castigo a su comportamiento, o el Belsnickel, una figura arropada por pieles, oriunda del sur de Alemania, que azota a los ni├▒os malos con un cable o una cuerda.

El Krampus suele aparecer en las calles de las zonas donde se celebra esta tradici├│n durante el d├şa 5 de diciembre, dado que el d├şa 6 es la festividad de San Nicol├ís, al que acompa├▒a.

Sin embargo, su aparici├│n en cabalgatas, mercadillos navide├▒os e im├ígenes se suele extender hasta el d├şa 25, dado que es el d├şa en el que se suelen intercambiar los regalos.

Incluso, en algunas ciudades de Alemania, la Rep├║blica Checa, Hungr├şa y Austria, los hombres se visten de Krampus y recorren las calles, recordando a sus habitantes entre c├ínticos y bebidas que las acciones malas pueden tener consecuencias terribles.

La revitalizaci├│n del Krampus

La figura del Krampus ha sido durante siglos una tradici├│n inc├│moda para las autoridades de las zonas donde este pintoresco personaje hac├şa su aparici├│n.

Como hemos comentado en las l├şneas anteriores, si bien su origen es incierto, sin duda es anterior a la expansi├│n del catolicismo por Centroeuropa.

Asimismo, aunque se le dieron caracter├şsticas vinculadas a la tradici├│n cristiana, siempre fue un personaje ajeno a esta religi├│n.

Esto hizo que muchas autoridades tanto religiosas como gubernamentales vieran en su figura un elemento disruptivo que era mejor erradicar. Por ello, disfrazarse de Krampus y hacer que este personaje desfilara por las calles lleg├│ a estar prohibido en diversos momentos.

Nunca lleg├│ a estar olvidado, aunque s├ş sometido a tradiciones y significados cristianos, y fue ya en el siglo XIX cuando empez├│ a tomar de nuevo relevancia al calor del romanticismo y los movimientos nacionalistas, que buscaron revitalizar antiguas tradiciones vinculadas a sus tierras. Durante el siglo XIX, la gran cantidad de grabados, dibujos y litograf├şas que se publicaron en estos a├▒os que le ten├şan como protagonista.

Sin embargo, a principios del siglo XX el Krampus volvi├│ a ser mirado negativamente por las autoridades.

Considerado como una tradici├│n pagana que invitaba al desenfreno y al comportamiento inc├şvico de los ciudadanos, fue prohibido una vez m├ís en 1923.

El gobierno de Hitler mantuvo la prohibici├│n en todos los territorios bajo su mandato y no fue hasta su ca├şda, en 1945, cuando pudo volver a estar presente entre las celebraciones navide├▒as.

Sin embargo, despu├ęs de sufrir diversos ataques pol├şticos durante este tiempo (se lleg├│ a considerar una invenci├│n de los socialdem├│cratas y, despu├ęs, de los comunistas para atentar contra el orden p├║blico), su figura no alcanz├│ la popularidad de anta├▒o.

Es a partir de los a├▒os cincuenta del siglo XX cuando la figura del Krampus ha vuelto a resurgir de sus cenizas. Actualmente no solo vuelve a estar presente en festivales, tradiciones y pueblos de toda Alemania, Austria, Hungr├şa, Rep├║blica Checa y otros territorios vinculados, sino que tambi├ęn se ha extendido por zonas en las que anteriormente no conoc├şa.

Su carismática figura y la fascinación que presenta su aspecto han llamado la atención de lugares como Estados Unidos, donde el Krampus aparece en festivales y desfiles navideños tan importantes como los de Nueva York o Filadelfia.

El Krampus en el cine

Incluso ha protagonizado pel├şculas que han cosechado un importante inter├ęs y su figura est├í empezando a ser incluso un potente reclamo publicitario.

As├ş el Krampus, esa figura demon├şaca del folklore centroeuropeo que provocaba pesadillas en los ni├▒os peque├▒os, ha pasado de ser vilipendiada a convertirse en objeto de fascinaci├│n por personas de todo el mundo.

KRAMPUS – MALDITA NAVIDAD.

Pel├şcula de g├ęnero: Comedia de terror, estrenada en 2l a├▒o 2015 e interpretada por Emjay Anthony,┬áAdam Scott, Toni Collette, a quien pudimos ver en El Sexto Sentido, entre otras, David Koechner y┬áAllison Tolman.
Sinopsis: El joven Max (Emjay Anthony), sin ilusi├│n ante la desestructuraci├│n de su familia, toma la decisi├│n de dejar de┬ácelebrar la Navidad. Lo que ├ęl no sabe es que esa actitud provocar├í la presencia y la furia de Krampus, una vieja fuerza demon├şaca que castiga a las personas que no creen en la Navidad.
El terror comienza cuando los iconos navideños comienzan a cobrar vida propia asediando a la familia de Max, que deberá unirse contra el mal sino quiere perecer.


Tambi├ęn te puede interesar:

La Verdadera Historia de los Reyes Magos de Oriente

Sinterklaas, el Papa N├Âel neerland├ęs que viene de Espa├▒a

 

1 Comentario

  1. Miguelito Respuesta

    Qu├ę miedito, no. Siempre me cay├│ regular pap├í noel…

Escribe una respuesta

Navigate