¿Qué son los Nuevos Movimientos Sociales?


Por Carlos González Martínez

A finales de la década de 1960, en un contexto de bonanza económica y espectacular desarrollo tecnológico, surgieron los Nuevos Movimientos Sociales (NMS). Estos ponían en cuestión el concepto de desarrollo occidental, dando lugar a nuevas formas de entender el mundo que criticaban el racionalismo tecnocrático predominante por aquel entonces.


No hizo falta mucho tiempo para que estas incipientes ideas tomaran fuerza suficiente para hacer frente al orden establecido. Después de mayo de 1968 resultaba evidente que la noción de progreso consensuada desde 1945 estaba seriamente amenzada en sus contenidos, valores y modos de acción por estos nuevos fenómenos.

La aparición de los Nuevos Movimientos Sociales terminó por quebrar el paradigma político tradicional, dando lugar a un novedoso modelo en el que cuestiones como el pacifismo, el feminismo o el ecologismo, entre otros, tomaban un papel protagónico. La incapacidad de los partidos políticos tradicionales para representar los intereses sociales fue aprovechada de forma eficaz por estos fenómenos asociativos, que desde el primer momento desarrollaron un estilo de acción política de carácter informal y participativo.

Características de los NMS.

Con independencia de los objetivos que pretendieran alcanzar, los Nuevos Movimientos Sociales presentaban una serie de rasgos comunes que son, a la postre, los que nos permiten presentarlos como grupo. Lógicamente, la primera de estas características es su coincidencia cronológica. La inmensa mayoría de ellos surgieron en torno a 1965, se fortalecieron en la década siguiente y se institucionalizaron en los ochenta y los noventa.

El segundo de los rasgos comunes a todos estos fenómenos tiene que ver con sus miembros. Aunque existía una gran heterogeneidad dentro de los Nuevos Movimientos Sociales, existía un claro predominio de la clase media. Curiosamente el grupo más beneficiado por el desarrollo económico de posguerra fue el que protagonizó las protestas de los años sesenta y setenta. Al respecto, cabe destacar que no perseguían intereses étnicos o de clase, sino que su lucha se basaba en la defensa de unos determinados valores.

La tercera característica común a los Nuevos Movimientos Sociales es, como ya hemos indicado, el cuestionamiento de la concepción occidental de progreso. En el seno de estos grupos se criticaba el proceso de modernización llevado a cabo desde la Revolución Industrial, pues, según ellos, amenazaba algunos valores culturales y medioambientales.

Además, los Nuevos Movimientos Sociales se mostraban contrarios a la creciente burocratización de las instituciones y al control excesivo que estas ejercían sobre la sociedad. Denunciaban, también, el uso de las nuevas tecnologías para implementar esa omnipresencia estatal.

Pero, sin lugar a dudas, el rasgo más importante de los Nuevos Movimientos Sociales es su peculiar forma de organización. Se trataba de un modelo descentralizado y poco jerárquico, con una estructura abierta, igualitaria e informal. En lo que se refiere a sus formas de acción, cabe señalar la importancia de la protesta, tanto para la presión política como para estar presentes en el ámbito de la opinión pública. A su vez, estas movilizaciones tenían como objetivo último captar nuevos apoyos entre la ciudadanía.

Unidad de método, diversidad de objetivos.

Como acabamos de indicar, en la familia de los Nuevos Movimientos Sociales encontramos formas de organización y modos de protesta muy similares. Sin embargo, los fines de esos grupos, los problemas a abordar, presentan una gran diversidad. De entre estos grupos hay que destacar el pacifismo, los movimientos de cultura alternativa, el ecologismo y el feminismo.

El pacifismo surgió a raíz de la protesta contra la carrera de armamentos, especialmente en lo relativo a la cuestión nuclear. En esta lucha contra el militarismo y el uso de la violencia por parte de las naciones, tuvo un especial protagonismo la oposición a la guerra de Vietnam en los EE.UU. y Europa Occidental.

Los movimientos de cultura alternativa o underground defendían la necesidad de que el individuo rompiera sus lazos con la sociedad establecida. Eran grupos formados, mayoritariamente por jóvenes, entre los que destacaban hippies,  beatniks y punks. Estos, a partir de una determinada apariencia exterior, reclamaban su derecho a crear una sociedad alternativa.

Si bien el movimiento ecologista tuvo, tanto en el campo teórico como en el práctico, importantes antecedentes, el acontecimiento clave en esta cuestión lo constituye la Conferencia de Estocolmo de 1972. En ella, bajo el patrocinio de la UNESCO, la ONU iniciaba su Programa sobre Medio Ambiente. A la aparición de la conciencia ecológica hemos de añadir el surgimiento de fuerzas políticas con la denominación “verdes” o de organizaciones como Greenpeace y ADENA entre otras.

El feminismo, con orígenes a comienzos del siglo XX como consecuencia del movimiento sufragista, sufrió una gran transformación en la década de 1960. De esta manera, sin olvidar ese importante antecedente, advertimos una clara transformación en los modos y fines de este grupo. La defensa de los derechos de la mujer continúa siendo su objetivo, pero desde una perspectiva social, laboral y sexual, más que política.

Por Carlos González Martínez

movimientos sociales

Imagen de anticapitalistas.org

-------------------------------

Especial 15 M Artículos sobre el movimiento Indignado y otros



12.05.2012 Se cumple ahora un año desde que se pronunciara por primera vez en España el movimiento Indignado. Difícilmente nadie hubiera podido anticipar que, al igual que en otras latitudes del orbe -Islandia, Moldavia, Egipto...- el movimiento en España fuese a fraguar de la forma que lo hizo, tras una simple concentración que acabó en una acampada que no encuentra precedentes en el país. Extractamos, a continuación, los artículos que publicamos en Actually Notes alrededor del tema.




15M Indignados, la Primera Revolución Abstracta
Salvo la sede del Gobierno de la Comunidad Autónoma de Madrid, gobernada por el Partido Popular, no hay ningún edificio en esa gran plaza que represente a ninguna de las otras dos esferas de gobierno del país: local o nacional. Leer >>





Esquilache 15M

El Motín de Esquilache. 15M en versión siglo XVIII
...Curiosamente, a continuación, y sin twitters o Facebook de por medio, se cifra en unas dos mil personas las que camino por la calle de Atocha, pretenden llegar a la plaza Mayor. Los improperios contra Esquilache son la consigna que la maraña vociferante esgrime, pero también en su pensamiento está la penuria de una economía cada vez más pobre... Leer >>




El 15M y las Redes Sociales
La utilización de los medios de comunicación para llevar a cabo, o para justificar, un cambio político no es una novedad. Desde que el mundo es mundo, los seres humanos han utilizado los más diversos canales para llegar a los demás y, así, hacerles partícipes de sus ideas y proyectos. Leer >>

 


Otros Artículos relacionados:

>> Historia de los Okupas
>> Mayo del 68
>> 15M: “Indignados”: La primera revolución abstracta
>> Sobre el 15M y las redes sociales

okupa




Descárgate gratis nuestra revista. 48 páginas.
Reportajes ¡muy interesantes!


newsletter

Escribe tu correo electrónico y te enviaremos nuestros nuevos artículos: