Icono del sitio Actually Notes Magazine

Grandes falsificaciones de la Historia. El diario de Hitler


El diario de Hitler El genocida ha despertado por igual repulsión y fascinación del público en general desde la II Guerra Mundial y cada nuevo descubrimiento relacionado con él captura totalmente la atención del público.

Y, si cada pequeña noticia sobre Hitler levantaba todo tipo de expectación popular, ¿qué no haría unos documentos que podían proporcionar un gran conocimiento de los pensamientos y los sentimientos del denostado líder alemán de la Segunda Guerra Mundial?

Eso debieron pensar los responsables de la prestigiosa publicación alemana Der Stern, que en 1983 anunciaron públicamente que habían hallado los diarios de Hitler, publicando además varios fragmentos del mismo. Los 62 volúmenes habrían sido salvados de un avión estrellado en 1945 por unos granjeros y que posteriormente habían sido conservados en secreto hasta que la revista los descubrió. Antes de su publicación, los responsables de Der Stern encargaron tres análisis grafológicos distintos para comprobar que era efectivamente la letra de Hitler y, en los tres casos, el resultado fue positivo.


Para evitar que hubiera filtraciones, solo se permitió verlos brevemente a dos historiadores, que declararon que confiaban en que su contenido era verídico. La revista pagó 10 millones de marcos alemanes por el material y se preparó una gran campaña para publicarlos a nivel mundial.

Pero en cuanto los historiadores pudieron leer partes de los mismos, indicaron públicamente que estaban llenos de errores históricos y los especialistas pronto se dieron cuenta de que el papel y la tinta utilizados para escribirlos eran modernos.


❤️ ¿Te gustan los AUDIOLIBROS? ❤️
Consigue 30 días GRATIS en Audible, de Amazon:
✔️ >>

Se descubrió que el ilustrador Konrad Kujau había sido el responsable de la falsificación y este fue condenado a cuarenta y dos meses de prisión por el timo, mientras que los máximos responsables de la revista tuvieron que renunciar a sus cargos por la vergüenza pública que supuso este episodio.

Grandes Falsificaciones de la historia. El hombre de Piltdown

Salir de la versión móvil