Poder Vikingo. Historia de los Vikingos

Los vikingos asolaron Europa. Extendieron su poder devastando territorios, asesinando, sin piedad, a quien se pusiera en su camino. El poder vikingo, de esta manera, se extendió durante tres largos siglos.

En el año 885, París, ciudad fortificada, apenas ocupa el territorio conocido como Isla de la Cité. La ciudad está comunicada por dos puentes, uno al Norte y otro al Sur.

Solo doscientos caballeros con sus hombres defienden la ciudad.

A las afueras, más de seiscientos barcos vikingos junto a treinta mil daneses, están dispuestos a tomar la capital de Francia…

La primera expresión del poder devastador de los vikingos data del año 793.

Durante el verano de ese año llegan hasta las costas inglesas saqueando el monasterio de Lindisfarne.

Un año después, se vuelven a lanzar contra las costas del país, y el verano siguiente lo son las costas de Escocia y País de Gales.

Quiénes eran los vikingos

Justo cuando los nórdicos emprenden su particular colonización de nuevos lugares son un pueblo único.

En lo religioso, adoran a los mismos dioses. Además, hablan la misma lengua, que se conoce como el noruego antiguo y viven unas vidas similares, dedicados a la granja.

Con el devenir de los siglos, se distinguen tres pueblos: los suecos nacidos de la unión de otros dos en el siglo VII, los noruegos que en el siglo IX se comienzan a considerar lo que llamaríamos país, también tras la reunificación de pue
blos alejados geográficamente; y por último los daneses, de los que no se han encontrado demasiados restos arqueológicos, pero que se cree que fue a finales del IX cuando se constituyen como reino único.

Ajedrez vikingo

Es así que a finales del siglo VIII todos los territorios podrían sumar, según algunas estimaciones, los dos millones de personas.

La mayor esperanza de vida, una mejor alimentación, consecuencia de un clima más benigno y que da mejores cosechas, la poligamia y el hecho de que los criminales condenados eran obligados al exilio, son razones que apuntan los historiadores para que algunos vikingos pusieran sus ojos y su ambición en tierras lejanas, y dieran así comienzo una era de tres siglos de invasiones y saqueos que no había conocido igual en el pasado.

¿Descubrieron América los Vikingos? 

Alrededor del año 815 los vikingos invadieron Islandia, ocupada hasta entonces por unos ermitaños de origen irlandés que no encontraron ocasión ni armas con que enfrentarse militarmente a aquellos.

Tras el establecimiento en la isla de miles de colonos, uno de los jefes vikingos, Erik Thorvaldsson “el Rojo”, es acusado de cometer un crimen y es desterrado de Islandia.

Obligado a marchar, pone destino en dirección oeste, sabedor de que existe tierra tras el mar pues fue avistada en una tempestad por un colono de nombre Gunnbjoeorn.

Erik “el Rojo” encontró en el camino grandes bloques de hielo que casi le hacen retroceder, pero cambió el rumbo hacia el Norte encontrando una tierra fértil repleta de valles.

La nueva tierra es bautizada como Groenlandia, país verde, por el propio Erik, y enseguida es tomada.

El jefe exiliado vuelve a Islandia y logra convencer a buen número de compatriotas.

Quince naves emprenden el camino, de las que solo llegarían diez, como consecuencia de las tempestades que encontraron.

Historia de los Vikingos
Historia de los Vikingos

La nueva tierra es bautizada como Groenlandia

Aunque las expectativas eran buenas, el nuevo destino no ofrece todas las posibilidades que se presumían.

La extensión helada del territorio supera con mucho la superficie habitable. A pesar de ello, en el año 1000 existían en Groenlandia algo menos de cuatrocientas granjas, y contaba con una población de tres mil habitantes.

Cinco siglos después, la sociedad que los vikingos habían construido, se terminó extinguiendo. Según narran algunos historiadores, los vikingos pisaron tierra del continente americano cinco siglos antes de que lo hiciera Colón.

Al parecer uno de los hijos de Erik “el Rojo”, de nombre Leifr, que acompañado de algo de más de treinta hombres embarcó hacia otra tierra en busca de la madera que no tenían en Groenlandia; otra tierra que ya habían localizado en el año 991.

Leifr, al parecer, llegó hasta Terranova, lugar al que llamaron Vinland, y donde pasaron el invierno. A su regreso a Groenlandia hablan de las nuevas tierras halladas, de las que alaban su fertilidad y su clima apacible. Tiempo después, otro hijo de Erik “el Rojo” toma rumbo hacia Vinland, enfrentándose por primera vez a los habitantes de esas tierras “recién descubiertas”. Habitantes a los que denominaron “Skraelings“, que en su idioma significa “hombres feos“.

En el año 1020, otro jefe llamado Thorfinn Karlsefni, acompañado por ciento sesenta hombres y mujeres, en tres barcos que también transportaban ganado, se lanzan camino del nuevo continente. Pasaron allí tres años y contactaron con los habitantes, pero los conflictos internos les llevaron a regresar, trayendo pieles, trigo y madera.

Y regresaron para no volver más. Entre 1961 y 1968, arqueólogos noruegos buscaron las ruinas del emplazamiento que siglos atrás dieron cobijo a los vikingos.

Buscaban Vinland y la encontraron en el Norte de América, datando el asentamiento en tiempos de Leifr, alrededor del siglo XI.

Se hallaron ocho construcciones de barro entre viviendas y lo que podrían ser talleres. Se catalogaron más de dos mil objetos o fragmentos de estos, la mayor parte tallados en madera, todo ello en la Ensenada de los Meadows.

3 Comments

  1. Le recomiendo que use adecuadamente el español. Se dice respuesta, no contestación

    • RAE: contestación
      Del lat. contestatio, -ōnis.
      1. f. Acción y efecto de contestar.
      2. f. Altercación o disputa.
      3. f. Polémica, oposición o protesta, a veces violenta, contra lo establecido.

  2. Impresionante la historia de los vikingos. Pueblo invasor como no hay otro igual…

Leave A Reply

Navigate