Felipe II: Un rey longevo

El rey Felipe II (1527-1598) es uno de los monarcas m谩s conocidos de nuestro pasado. Si pregunt谩semos por 茅l en la calle, rara ser铆a la persona a la que, como m铆nimo, no le sonara su nombre.

La mayor铆a de ellas le identificar铆an con los hechos m谩s conocidos de su reinado, como la batalla de San Quint铆n, la de Lepanto o el fracaso de la Armada Invencible, as铆 como la construcci贸n del Monasterio de San Lorenzo el Real de El Escorial. Sin embargo, pocos podr谩n decir algo de los 煤ltimos a帽os del reinado del monarca, que falleci贸 en los albores del siglo XVII.

Felipe II falleci贸 el 13 de septiembre de 1598, a la edad de 71 a帽os. Esta era una edad muy longeva para una 茅poca en la que la esperanza de vida al nacer se situaba en torno a los 40 a帽os una vez se superaba la infancia.

Felipe II falleci贸 a la edad de 71 a帽os,聽una edad muy longeva para una 茅poca en la que la esperanza se situaba en torno a los 40 a帽os. Sobrevivi贸 a sus cuatro esposas, a siete hijos y a la inmensa mayor铆a de sus colaboradores

A esto debemos a帽adir el hecho de que los conocimientos m茅dicos de la 茅poca eran todav铆a muy rudimentarios y, en general, basados en teor铆as err贸neas, lo que supon铆a que cualquier dolencia o enfermedad que ahora podr铆a resolverse con un simple medicamento, pon铆a entonces a una persona en riesgo cierto de muerte.

A modo de comparaci贸n, podemos decir que el padre de Felipe II, Carlos V, muri贸 a los cincuenta y ocho a帽os.


鉂わ笍 驴Te gustan los AUDIOLIBROS? 鉂わ笍
Consigue 30 d铆as GRATIS en Audible, de Amazon:
鉁旓笍 >>

Su hijo, Felipe III, lo hizo a los cuarenta y dos, y su nieto, Felipe IV, a los 60, por lo que Felipe II vivi贸 m谩s de una d茅cada m谩s que sus ascendientes y descendientes m谩s directos.

De sus parientes m谩s cercanos, s贸lo su abuela Juana I, que falleci贸 a los setenta y cinco a帽os, y a su hermana, la emperatriz Mar铆a, que lo hizo a los setenta y cuatro, vivieron m谩s que 茅l. Sobrevivi贸 a sus cuatro esposas, a siete hijos y a la inmensa mayor铆a de sus colaboradores cercanos en edad.

felipe II descripci贸n de su muerte

Felipe II

Por lo tanto, en comparaci贸n con lo que se sol铆a vivir en la 茅poca, Felipe II lleg贸 a vivir una vida inusitadamente longeva.

Esto tambi茅n supuso que las enfermedades, las dolencias y los problemas asociados al paso del tiempo hab铆an hecho una gran mella en su cuerpo cuando lleg贸 el a帽o 1598.

En los 煤ltimos a帽os de su vida sufri贸 artritis, fiebres intermitentes, problemas de est贸mago y de vejiga; y diferentes problemas respiratorios

Durante buena parte de su vida, Felipe II sufri贸 dolorosos ataques de gota que hab铆an perjudicado enormemente su movilidad y que le obligaban a ser transportado en litera o en una silla especialmente dise帽ada para aliviar los dolores del monarca.

Pero en los 煤ltimos a帽os de su vida tambi茅n sufri贸 artritis, fiebres intermitentes, problemas de est贸mago y de vejiga y diferentes problemas respiratorios que minaron su ya entonces maltrecha salud.

Sin medios reales para disminuir los efectos de tales dolencias, Felipe II experimentaba todo tipo de dolores de forma constante y en muchas ocasiones se ve铆a inmovilizado o incapaz de moverse de su cama.

Las fluctuaciones de su salud llegaron a ser tan grandes que, en algunas ocasiones, dignatarios extranjeros llegaron a anunciar su muerte, incluso casi una d茅cada antes de que esta se produjera.

Una terrible agon铆a para el rey de medio mundo. Causas de su muerte

Estos problemas generales de salud que hemos mencionado m谩s arriba se exacerbaron a finales del a帽o 1597. Su reducida movilidad le provoc贸 otros problemas a帽adidos, como la aparici贸n de dolorosas 煤lceras, rozaduras y heridas, as铆 como infecciones y supuraciones relacionadas con su dif铆cil curaci贸n.

No s贸lo su falta de movilidad perjudicaba sus heridas, sino que la falta de limpieza, los emplastos y los m茅todos prescritos por los m茅dicos (como purgas o sangr铆as) no ayudaban en nada a mejorar el estado f铆sico del rey. El monarca pidi贸 que se le trasladara a su palacio del El Escorial a煤n en construcci贸n y, desde entonces, su salud ir铆a de mal en peor.

Durante el verano de 1598, los cronistas, en especial Fray Antonio de Sig眉enza, revelan c贸mo el rey experiment贸 cada vez m谩s problemas de salud. Se encontraba aquejado de importantes problemas digestivos, que le imped铆an digerir los alimentos y el provocaban incontinencias y diarreas constantes.


Perdi贸 casi por completo la movilidad, por lo que se vio obligado a estar completamente encamado y depender de los dem谩s para casi todo. Asimismo, sufri贸 de constantes fiebres que nublaban su juicio y le imped铆an pensar con claridad. Pero fue sobre todo el dolor que le provocaban sus llagas y heridas lo que hizo que los 煤ltimos meses de vida de Felipe II fueran un aut茅ntico martirio.

Los cronistas nos indican c贸mo el mal olor y la pestilencia inundaron el cuarto del rey durante sus 煤ltimas semanas de vida. El olor era nauseabundo y el hombre que se encontraba en su centro, inmovilizado por los dolores y las consecuencias de sus enfermedades, era incapaz de huir de 茅l.

En una 茅poca en la que se consideraba que ba帽arse con frecuencia era perjudicial para la salud y en el que las normas b谩sicas de la higiene brillaban por su ausencia, s贸lo podemos imaginar cu谩l era el estado en el que Felipe II vivi贸 sus 煤ltimas semanas de vida, repleto de p煤stulas y llagas, sin que su cuerpo conociera apenas el agua para tratar de curarlas y cubierto por la suciedad y los desechos de su cuerpo.

Manuel Fern谩ndez 脕lvarez llega a indicar en su biograf铆a del monarca que tan solo el roce de las s谩banas le provocaba una tremenda agon铆a y que se hizo un agujero a su lecho para que pudiera evacuar sin moverse y sin que se tuviera que limpiar constantemente.

Tal fue la suciedad que embarg贸 al rey durante esos 煤ltimos d铆as de su existencia que se ha propagado la leyenda de que muri贸 por culpa de una infecci贸n cut谩nea provocada por la gran cantidad de piojos que atacaron su cuerpo a causa de la suciedad reinante.

Y, aunque no se puede descartar la teor铆a de que varios tipos de insectos atacaran al monarca durante sus 煤ltimos d铆as, las enfermedades y las infecciones hab铆an hecho tal mella en el cuerpo del monarca por entonces que es imposible atribuir su muerte a tal hecho.

Una 鈥渂uena muerte鈥 para el rey

La agon铆a de Felipe II dur贸 m谩s de cincuenta d铆as.

El anteriormente mencionado Manuel Fern谩ndez 脕lvarez 聽indica que, m谩s de diez d铆as antes de su fallecimiento, su cuerpo ya parece el de un cad谩ver devorado por los gusanos.

Mientras esperaba su muerte entre terribles dolores, Felipe II se prepar贸 para bien morir siguiendo los preceptos que entonces se vinculaban a una 鈥buena muerte鈥.

La buena muerte era un concepto muy com煤n durante la Edad Moderna. Se refer铆a a aquel fallecimiento que llegaba a la gente en su cama, despu茅s de haber dejado arreglados sus asuntos terrenales y de haber cumplido con todos los ritos cat贸licos que preparaban el alma para entrar sin pecado al reino de los cielos.

En particular, era especialmente importante haberse confesado y haber sido absuelto de todos los pecados.

hizo traer numerosas reliquias, decir misas constantemente y que le leyeran las biograf铆as de los santos

Cuanto m谩s se preparaba el enfermo para la muerte y m谩s posibilidades ten铆a de encarar su fin de forma consciente, preparada y tranquila, mejor se consideraba su muerte. As铆, los hagi贸grafos de Felipe II consideraron que Felipe II era el paradigma de la buena muerte, pues estuvo consciente en todo momento durante su agon铆a y utiliz贸 su largo sufrimiento para prepararse para entrar en el reino de los cielos.

Seg煤n cuenta Fernando Mart铆nez Gil en su obra 鈥Muerte y sociedad en la Espa帽a de los Austrias鈥, Felipe II, despu茅s de dejar listos sus asuntos terrenales, hizo traer numerosas reliquias, decir misas constantemente y que le leyeran las biograf铆as de los santos.

Las 煤ltimas palabras de Felipe II

Se dec铆a que sus 煤ltimas palabras fueron tambi茅n para Dios y que, finalmente, la tranquilidad le lleg贸 poco antes de su muerte, que acept贸 con gran serenidad, otro s铆mbolo de que hab铆a alcanzado la salvaci贸n.

Eso ocurri贸 finalmente el d铆a 13 de septiembre de 1598, en una habitaci贸n repleta de reliquias, im谩genes de santos y, tambi茅n, de uno de los enigm谩ticos cuadros de El Bosco, 鈥淟a Mesa de los Pecados Capitales鈥.

De esta forma, el rey de medio mundo falleci贸 despu茅s de pasar una terrible agon铆a, rodeado de suciedad y malos olores y con la esperanza de entrar en el reino de los Cielos despu茅s de haber dejado atr谩s una Monarqu铆a de la que hab铆a sido l铆der durante casi cincuenta a帽os.

Tambi茅n te puede interesar:

Felipe II: Preguntas fundamentales

馃ご Cuando Felipe II encaden贸 el Oc茅ano


El art铆culo en ingl茅s:聽Philip II, the tormented end of the King

 

 

 

Resumen
Felipe II, el atormentado final del Rey
Nombre del Art铆culo
Felipe II, el atormentado final del Rey
Descripcion
Felipe II, sus 煤ltimos d铆as. La enfermedad dolorosa que llev贸 al REY FELIPE II a su final. Las 煤ltimas palabras del monarca antes de su muerte con 71 a帽os.
Autor
Actually Notes Magazine
Actually Notes Magazine
Logotipo del editor

驴Qu茅 te ha parecido?

0
Excitante
0
Feliz
0
Me encanta
0
No estoy seguro/a
0
Mejorable
Rocio Martinez
Madrid, 1988. Licenciada por la Universidad Complutense de Madrid y graduada en el m谩ster de estudios avanzandos de Historia Moderna "Monarquia de Espa帽a Siglos XVI-XVIII, de la Universidad Aut贸noma de Madrid. Ha trabajado como asesora de cine y autora de diversos estudios sobre la historia de los siglos XVI y XVII.

More in biografias

You may also like

Comments

  1. Poco se habla de este rey, que es mi h茅roe.

Leave a reply

Tu direcci贸n de correo electr贸nico no ser谩 publicada. Los campos obligatorios est谩n marcados con *