EL ORIGEN DE LA TOPIARIA, LAS FORMAS ARTÍSTICAS DE LAS PLANTAS

El humano tiene la habilidad de crear formas artísticas que también pueden apreciarse en la naturaleza, y la topiaria es un ejemplo claro de ello.

La topiaria es una práctica de jardinería que consiste en dar formas artísticas a las plantas. El nombre deriva de la palabra latina topiarius que significa “jardinero-paisajista ornamental”, creador de topia o también llamado “lugares”. Es una palabra griega que los romanos aplicaron también a los paisajes interiores ejecutados al fresco.

El origen de la topiaria remota años atrás, en la jardinería de los romanos, la cual permaneció durante el Renacimiento italiano, llegando a alcanzar su punto culminante con André Le Notre, diseñador de las áreas verdes de Versalles en 1662, el cual dio a las plantas diversas formas cónicas y piramidales. Principalmente al boj, un arbusto de hojas caducas y lanceoladas que alcanza 3-6 metros de altura con tronco de 20 cm de diámetro.

Durante el periodo victoriano en la Inglaterra del siglo XIX, el estilo de los jardines tenían formas tales como esferas, medias lunas, rombos, corazones, arcos y mariposas. En la antigüedad, el arte topiario necesitaba, normalmente, unos cuantos años de intervenciones, que consisten en técnicas como el uso de muelles y armazones metálicos para guiar el crecimiento, ya que no había otra manera de darle formas a las plantas.

Sin embargo, en la actualidad, el trabajo no solo necesita técnicas de recorte desarrollados con herramientas tradicionales, como las tijeras de podar, por ejemplo. Los factores como el tiempo y calidad han originado algunos cambios. En los últimos años, los fabricantes han dispuesto artículos que brindan mayor potencia al momento de dar forma a los árboles y arbustos.

Las desbrozados con motores de gasolina son los artículos más utilizados, porque tienen accesorios que le permiten realizar trabajos en vegetación al menor tiempo. Las desbrozadoras de gasolina tienen cabezales de corte que desarrollan la parte creativa en menos horas, lo cual es una ventaja para los jardineros. Sin embargo, la evolución de estas herramientas ha tenido un proceso que va de la mano con la historia de la topiaria.

Lo cierto es que, estos avances han permitido que en la actualidad logremos presenciar obras de arte perdurables, en todas partes del mundo. Por ejemplo, el Parque del Laberinto de Horta, ubicado en la ciudad de Barcelona, en España, es reconocido como el jardín más antiguo de la ciudad condal y enmarcado en la categoría museo-jardín. Esta creación existe desde el año 1794, por el diseñador Domenico Bagutti, el cual se inspiró en el amor contemporáneo de esa época.

Por otro lado, en Estados Unidos de América se encuentra el Jardín de Longwood, reconocido como uno de los jardines botánicos más importantes del país. Esta creación abarca unos 1050 acres de extensión que alberga hermosos jardines, prados, fuentes, estanques, esculturas, figuras geométricas, formas de animales, personas, y demás atracciones. Fue diseñado por Pierre S. Dupont en 1906, un arquitecto que anhelaba diseñar un espacio que se convirtiera en un referente mundial.

Leave A Reply

Navigate