Libertad para el Bombero Torero - Actually Notes Magazine

Libertad para el Bombero Torero

OPINIÓN. Columna «Tiempos ModeLnos»

Decía el poeta máximo de Norteamérica, Walt Whitman: «En mi libertad me fundo». De ninguna manera podría estar más de acuerdo con tal afirmación. Al menos en español, el «me fundo» tienen varios significados, uno el del verbo «fundir»; otro el de «fundar». En ambos casos, ad hoc, muy próximos a lo que significa, o debería significar, la auténtica LIBERTAD. La de hacer lo que uno quiere, cumpliendo con la Ley. Yo me fundo en Libertad y creo que, para todos, debería ser igual.

Toda esta diatriba viene a cuento de lo que acontece como noticia actual: una compañía de bomberos toreros contempla con absoluta impresión que su espectáculo de divertimento, humor, o lo que sea, quiere ser cancelado por el ministerio de derechos sociales y agenda 2030. Al parecer porque ese tipo de espectáculos «denigra a las personas por razón de discapacidad». Sin embargo, a los bomberos toreros se les ha agarrotado la taleguilla hasta el punto de lanzar un comunicado diciendo que «no sienten discriminación alguna por parte del público ni entre los propios compañeros».

El ministerio aduce que eso dice la Convención sobre los derechos de las personas con discapacidad de Naciones Unidas. Será de las pocas cosas que se cumplan de cualquier convención del organismo internacional.

Pues miren, señores y señoras, no. Quizá no les guste el espectáculo, quizá no les haga gracia, quizá, quizá, quizá. Pero si los bomberos toreros quieren hacer de ese espectáculo su medio de vida o, como dicen: «Hemos elegido ser cómicos, independientemente de nuestra estatura o nuestra condición. Es vejatorio que piensen que la gente se ríe DE nosotros cuando se ríen CON nosotros, gracias a nuestra buena labor. Son horas de ensayo y programación con las ganas de divertir», ¿Quién es la ONU o el ministerio de turno para decidir que su trabajo es INDIGNO o DENIGRANTE?

Claro, luego sale la supuesta principal asociación de personas con enanismo diciendo que «la gente paga por humillar«. Supongo que no será a él, que no participa del espectáculo, aunque sí cuenta con la libertad para decir lo que piensa, su opinión. Y ¡ole! por él (nunca más acertado el término taurino). Es libre, pero para opinar por sí mismo. No en nombre de otros, «puede» que en nombre de su asociación también. Supongo. Pero algunos están confundiendo lo que significa LIBERTAD, que no siempre es lo que te gusta a TI o a tu asociación, también ad hoc, como sucede últimamente: «lo que dice la gente, lo que piensan (todas) las mujeres y un larguito etcétera». 

Pues eso, que yo también me fundo en mi libertad. Y los bomberos toreros también deberían fundirse y fundarse en su libertad auténtica. Así es que, que hagan lo que les de la gana. ¿Tan difícil resulta de entender? Dicen que no quieren paguitas o subvenciones. ¡Ole otra vez! El tendido se crece en aplausos y las taleguillas vuelven a su lugar adecuado.

Resumen
¡Libertad para el Bombero Torero!
Nombre del Artículo
¡Libertad para el Bombero Torero!
Descripcion
El ministerio de derechos sociales y agenda 2030 quiere prohibir un espectáculo del bombero torero porque denigra a las personas con discapacidad.
Autor
Actually Notes Magazine
Actually Notes Magazine
Logotipo del editor

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *