Black Mirror: lo que ya es realidad de la serie distópica
Black Mirror: lo que ya es realidad de la serie distópica

Black Mirror: lo que ya es realidad de la serie distópica

¿Aún no has visto Black Mirror? Esa distopia que en forma de serie televisiva nos anuncia un futuro poco halagüeño. Pues estás tardando porque aglutina un buen número de ingredientes para ser sorprendido, más allá del entretenimiento. Veamos cómo esta televisiva serie observa las nuevas tecnologías de la vida actual, del futuro inmediato, y de lo que está por llegar, que no es poco. Y es que, hay muchos aspectos que podemos ver en Black Mirror que se están convirtiendo en realidad.

[Tweet «Black Mirror: lo que ya es realidad de la serie distópica»]

black mirror da miedo, igual que las redes sociales: Nosedive

Como buena serie distópica (término opuesto a utopía, que designa un tipo de mundo imaginario, recreado en la literatura o en las obras cinematográficas que, por lo general, se considera indeseable) Black Mirror da miedo; no solo por las tramas inquietantes sino, y sobre todo, porque dibuja un futuro, ya anunciado por visionarios como Aldoux Huxley en ‘Un mundo feliz’ o George Orwell, con su Gran Hermano; pero no por ello menos inquietante. Comencemos…

En el episodio Nosedive, se nos muestra un mundo donde todos están pendientes (y dependientes) de las redes sociales. La vida social es juzgada desde una plataforma donde según tu popularidad, así te va en la vida. Bueno, en realidad esto es algo que ya está pasando, y que va a más. El ejemplo de esta tendencia -y lo que es preocupante- es el plan que China tiene programado para el año 2020 con lo que se ha denominado «Sistema de Crédito Social» o simplemente ‘Crédito social’: un sistema de reputación nacional desarrollado por el gobierno chino, donde se pretende estandarizar la evaluación de la reputación económica y social de los ciudadanos y las empresas. El sistema será un sistema unificado donde se puntuará el crédito social para cada ciudadano y empresa.

El sistema se considera como una forma de vigilancia masiva que utiliza tecnología de análisis big data.

De esta forma, el ‘Gran Hermano chino’ clasificará a las personas según cuatro parámetros: honestidad en los asuntos relacionado con el gobierno, su integridad comercial, su integridad social y su credibilidad judicial. En resumen, el gobierno chino planea medir el factor de «confianza» de cada individuo y organización en su relación con el entorno global…

Interesante análisis del episodio Nosedive

Mire este video en Youtube.


Te puede interesar:

Penny Dreadful: ¿Sabes porqué se llama Penny Dreadful?


Arkangel, dentro de tu mente

tráiler del episodio Arkangel

Mire este video en Youtube.

Arkangel  nos cuenta la historia de una madre… cómo decirlo… ¿sobreprotectora? Gracias al implante de un chip legalmente comercializado se propone controlar la ‘mente’ de su hija. Incluso puede pixelar imágenes que el ‘sistema programado’ considera que pueden ser molestas a su hija. Una censura protectora que, indudablemente, tiene sus consecuencias.
Actualmente, existen aplicaciones que ayudan a conocer la ubicación de cualquier dispositivo, incluso a controlar su navegación. Pero, y aquí llega el paralelismo con la realidad, los científicos de la UC Berkeley están desarrollando una simulación basada en computadora que ayuda a descodificar y reconstruir experiencias visuales. Todavía está en fase de desarrollo, pero resulta bastante similar a lo que se nos cuenta en «Arkangel».

Los científicos de esta universidad están trabajando en una tecnología que permita la reconstrucción de las experiencias visuales reales de las personas. En términos sencillos, si esta tecnología se vuelve perfecta, podremos grabar incluso nuestros sueños a través de lo que se llama imágenes de resonancia magnética funcional (fMRI).

Una constatación de que todo esto está funcionando es que pudieron reconstruir los clips de una película que los sujetos sometidos a la investigación habían visto anteriormente. El profesor Jack Gallant, un neurocientífico de la Universidad californiana, dijo: “Este es un gran salto hacia la reconstrucción de la imagen interna. Estamos abriendo una ventana al cine en nuestras mentes «.

En el lado positivo, para la medicina sería una gran oportunidad para comunicarse verbalmente con pacientes en estado de coma, pacientes que han sufrido accidentes cerebrovasculares o con enfermedades neurodegenerativas. Eso sí, también abre la puerta a usos más intrusivos o controladores. Es fácil imaginarlo…

«Toda tu historia»: lentes de contacto para grabar cada momento de tu vida

En el episodio «Toda tu historia» se nos muestra a unos personajes a los que le es posible usar unas  lentes de contacto incorporadas con una cámara para grabar cada momento de su vida. Como todo queda grabado, es posible recuperar esos momentos.
En nuestros tiempos algunas empresas, como Samsung, ya patentó en 2014 unas lentes de contacto ‘inteligentes’ con cámaras de video integradas. Google y Sony también están trabajando en proyectos similares, como podemos ver en el siguiente video. La lente de Sony lleva unos sensores que son capaces de diferenciar los parpadeos voluntarios e involuntarios.

La patente de Sony de una lente capaz de grabar videos e imágenes

Mire este video en Youtube.

«Cállate y baila»

A mi juicio, uno de los más impactantes episodios de Black Mirror es «Cállate y baila». El ciberacoso es el tema sobre el que orbita esta historia en la que se muestra cómo piratas informáticos espían, a través de la webcam de un adolescente y le chantajean en una serie de encuentros complicados que, como espectador, no sabes dónde van a acabar.

En nuestro mundo real, los piratas informáticos pululan a sus anchas por el mundo digital: roban información personal, controlan tu cámara web, desvían fondos de cuentas bancarias… 

Recientemente, ha habido numerosos casos en los que los piratas informáticos han convertido a personas inocentes en sus esclavos, tomando el control de la cámara web de la víctima y grabando comunicaciones privadas y sensibles para después chantajear a la víctima.

«Quince millones de méritos», la fórmula del esfuerzo recompensado 😀

Aunque podríamos seguir analizando la realidad de la serie Black Mirror con la realidad que nos toca vivir, vamos a terminar con este episodio, cómo no, también inquietante.

En «Quince millones de méritos» se nos muestra un mundo en el que un grupo de personas conviven confinadas en un edificio. Su misión es pedalear sobre unas bicicletas estáticas par ganar ‘créditos’ que podrán intercambiar por comida u otras fórmulas de entretenimiento. En realidad, el fin y objetivo del pedaleo es generar electricidad para que el edificio pueda contar con la energía necesaria para mantenerse.

Pues bien, esta fórmula de trabajo ya existe. En una cárcel de Brasil, en São Paulo, algunos presos pedalean sobre bicicletas estáticas para generar electricidad. Este ‘trabajo’ exime penas. La electricidad producida ilumina la prisión, incluso las zonas próximas.

En fin, como decía Oscar Wilde. La realidad siempre supera a la ficción.

[Tweet «Black Mirror: lo que ya es realidad de la serie distópica»]


También te puede interesar:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *