Veinte Marilyns. Andy Warhol. Explicación del cuadro

Andy Warhol y su famoso cuadrod veinte marilyns
Andy Warhol y su famoso cuadrod veinte marilyns

Veinte Marilyns es una obra realizada por Andy Warhol poco después del fallecimiento de la actriz Marilyn Monroe.

Warhol comenzó a dibujar este cuadro tomando como base una fotografía obra de Gene Korman para la película Niagara, que Marilyn protagonizaría junto a Joseph Cotten y Jean Peters, bajo la dirección de Henry Hathaway en 1953. [Fotografía que podéis ver más abajo]

La técnica que utilizó Warhol fue la serigrafía, técnica donde se trabaja una imagen sobre el lienzo.

El artista trabajó durante cuatro meses en diferentes cuadros que tomaban como base la fotografía de Korman, realizando hasta veinte cuadros diferentes. A esta forma de trabajar, Warhol la llamó “efecto línea de montaje“.

Veinte Marilyns. Andy Warhol. Explicación del cuadro
Veinte Marilyns. Andy Warhol.

La explicación de Veinte Marilyns, de Andy Warhol

La idea de fondo era servirse de la imagen repetitiva de una popular y celebérrima actriz como Marilyn Monroe para criticar lo que se considera como ‘obra de arte’ en un mundo que vive la reproducción infinita y en serie de cualquier objeto considerándolo artístico, fielmente representado por la filosofía imperante y que imponían -imponen- los mass media, los medios de comunicación de masas.

Warhol pretendía criticar lo que se considera como ‘obra de arte’ en un mundo que vive la reproducción infinita y en serie de cualquier objeto considerándolo artístico

Por otro lado, utilizar la imagen de Marilyn Monroe no fue realizada por Warhol al azar.

Quería cuestionar la distinción que se vivía, y se vive, entre el arte popular y el arte de la élite, en una comunión paradójica.

La fotografía del fotógrafo Korman, de la película Niagara, sobre la que trabajó Andy Warhol
La fotografía del fotógrafo Korman, de la película Niagara, sobre la que trabajó Andy Warhol

Warhol eligió realizar esta obra con la técnica de la serigrafía porque lograba representar la misma imagen, pero con pequeñas variaciones. Utilizaba una plantilla y cada vez que la retiraba del lienzo, el resultado era diferente, lo que le llevaba a no tener control total del resultado de su trabajo.

El trabajo en serigrafía

En este cuadro, la imagen fotográfica se aplica sobre la pintura, sobre la que se extiende tinta negra, a la vez que se seca con un secador. Al manipular las plantillas con las que trabajaba Warhol, se crean las sombras y ‘manchas’ que se observan en el cuadro.

Después, sobre la imagen, Warhol aplicó pintura blanca, algo que solo vemos en la dentadura de Marilyn, puesto que el resto: el cabello, los labios, el contorno de los ojos, la piel, etc, fueron pintados con color.

Y tampoco estos colores, alegres y chillones, fueron elegidos al azar. Lo que pretendía Warhol era logran un efecto artificial, si bien se considera que el resultado es bastante naturalista.

Andy Warhol junto al cuadro 20 Marilyns
Andy Warhol junto a la imagen y serigrafía del cuadro 20 Marilyns

Referentes de Veinte Marilyns

Muchos críticos de arte han visto similitudes entre las Veinte Marilyns de Warhol y los iconos bizantinos de la tradición católica.

Si bien, Warhol quería hacer una crítica contra los referente iconoclastas y acabar con la consideración de lo que todo el mundo habla como ‘obra maestra’, finalmente su obra se ha convertido en una ‘obra de arte’ y en un referente personal y de una época.

También te puede interesar:

Los Diarios de Andy Warhol

Pop Art. Arte Pop. Características e Historia

Sobre José Carlos Bermejo 295 Artículos
José Carlos Bermejo, Madrid noviembre 1971. Escritor. Licenciado en Ciencias Políticas y Sociología, ha colaborado en diferentes medios de comunicación, tradicionales y digitales. Es autor de la novela WILDE ENCADENADO y del libro de relatos RETAZOS DE UN MUNDO IMPERFECTO. + info: josecarlosbermejo.com

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*