Los tratamientos de belleza más curiosos de la Historia

¿Qué hacían nuestros antepasados para estar más bellos?

La belleza y el retraso del envejecimiento han obsesionado al ser humano desde prácticamente el principio de los tiempos, según el canon estético imperante en cada periodo histórico.

Tratamientos de belleza en la Historia

Pero sin el conocimiento ni los medios que tenemos ahora, nuestros antepasados tuvieron que echar mano de los pocos recursos que teníana su disposición y de los conocimientos predominantes en cada momento para poder llegar al ideal de belleza que tanto deseaban.

Sin embargo, los métodos resultantes no siempre son demasiado comprensibles desde el punto de vista actual y, sin duda, nos resultan enormemente curiosos a los espectadores contemporáneos. Algunos de ellos (que no todos), son los siguientes:

Tratamientos de Belleza en el Antiguo Egipto

– Durante las últimas décadas de pervivencia del famoso imperio egipcio, estuvieron muy de moda que las mujeres lucieran unos labios de color rojo pasión.

Pero, para conseguir ese tono, necesitaban aplicarse una combinación de elementos entre los que se encontraban el óxido, la arcilla roja, henna y bromo, entre otros.

Esta mezcla enormemente tóxica podía ser letal para la mujer que lo llevaba en cuanto se pasase la lengua por los labios o ingiriese algo de esta sustancia mezclada con su saliva. Y no solo eso, sino que también podía provocar la muerte de sus maridos, novios o amantes al besarles con esos labios rojos cubiertos de veneno.

¡Sin duda alguna, un verdadero “beso de la muerte”!

Tratamientos de Belleza en la Historia

Tratamientos de Belleza en la Roma Imperial

– En época romana, las clases altas de la sociedad estaban enormemente preoDientes Edad Mediacupadas por la salud dental, dado que los problemas en los dientes no solo afeaban el aspecto de un individuo, sino que también eran enormemente dolorosos y podían llegar a causarles la muerte si se desarrollaba una infección.

Pero en la Antigüedad, la limpieza bucodental se basaba en productos compuestos en buena medida por orina, dado que el amoníaco que contiene actuaba como desinfectante.

Sin embargo, los médicos de la época imperial recomendaban que se consiguiese una orina muy especial: la de personas de la zona de Portugal, argumentando que la procedente de estas personas daban los mejores resultados conocidos.

La orina de portugueses se convirtió en un producto de lujo y las familias más adineradas pagaban unos precios muy altos por la recogida y entrega de este curioso (y lujosísimo) antiguo enjuague bucal.

Tratamientos de Belleza en Edad Media y la Edad Moderna

-Durante la edad Media y la edad Moderna, el canon de belleza nobiliario se basaba en la blancura de la piel. Se tenía la concepción de que eran las personas que trabajaban bajo el sol y al aire libre los que tenían una piel más oscura, siendo un signo de belleza, de nobleza y de alta posición social el tener una piel  lo más blanca posible.

Siguiendo este canon de belleza, los hombres y sobre todo las mujeres probaban todo tipo de tratamientos para blanquear su piel.

Durante la segunda mitad del siglo XVII,  sobre todo en España, se hizo célebre la práctica de la bucarofagia, es decir, que las mujeres se comían un trocito dBeso de la Muertee barro de sus búcaros (unos recipientes de barro de la época que solían contener diversos líquidos), lo que les proporcionaba esa complexión pálida y delicada que tanto deseaban.

Sin embargo, esto les provocaba importantes problemas intestinalesdificultades reproductivas e, incluso, alucinaciones, lo que no fue óbice para que fuera una costumbre tan aceptada que los sacerdotes de la época solían imponer a sus feligresas comTratamientos de Belleza en Edad Media y la Edad Modernao penitencia el pasar un periodo determinado de tiempo sin probar este codiciado producto de belleza.

Tratamientos de Belleza en el Siglo XVIII

-Sin embargo, los problemas de salud que daba la práctica de la bucarofagia se quedaban en nada en comparación con los que solían producir los productos que se utilizaban en el siglo XVIII para blanquear la cara y las enormes pelucas que se consideraban de moda en ese siglo.

Intentando blanquear toda la piel expuesta a la vista de los demás, las mujeres solían utilizar elementos tóxicos como el plomo y el carbonato de calcio.

Esta clase de elementos tóxicos, utilizados de forma prolongada, acababan siendo absorbidos por la piel en grandes cantidades, lo que producía importantes irritaciones de piel, hinchazones, calvicie e, incluso, podían llegar a producir la muerte por intoxicación en los casos más extremos.

Tratamientos de Belleza en el Siglo XIX y XX

-A finales del siglo XIX y a principios del siglo XX, se empezó a poner de moda la necesidad de lucir un cuerpo delgado y esbelto, en contraposición con las épocas anteriores, donde el canon de belleza ensalzaba a mujeres con importantes curvas.

Fue entonces cuando se empezaron a poner de moda dietas cada vez más restrictivaspara alcanzar este nuevo ideal, pero sería en Inglaterra donde se pondría de moda en esta época una peculiar forma de perder peso.

Esta pérdida no se conseguía a base de dietas, sino con la ayuda de la llamada tenia.

Este gusano parásito se aloja en el intestino delgado y empieza a absorber buena parte de los nutrientes y de los alimentos que ingiere la persona, razón por la cual las personas que la tienen en su interior suelen perder peso a pasos agigantados independientemente de las cantidades y alimentos que coman.

Así, muchas de las mujeres de esta época que intentaban adelgazar decidían comerse una tenia viva para, después, poder comer todo lo que quisieran y seguir adelgazando.

Sin embargo, esto también les provocaba importantes problemas de salud, como diarrea, infecciones, dolores abdominales y otros síntomas aún más graves que podían llevarlas a una tumba temprana solo por querer amoldarse al nuevo canon de belleza imperante.

También te puede interesar:

Rocio Martinez

Madrid, 1988. Licenciada por la Universidad Complutense de Madrid y graduada en el máster de estudios avanzandos de Historia Moderna "Monarquia de España Siglos XVI-XVIII, de la Universidad Autónoma de Madrid. Ha trabajado como asesora de cine y autora de diversos estudios sobre la historia de los siglos XVI y XVII.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *