Stieg Larsson CURIOSOS DATOS BIOGRÁFICOS

Stieg Larsson… Pero: ¿cómo no iba a morir prematuramente una persona que “Tenía un circuito de cafeterías en las que escribía de 9.30 a 12. Después, seguía escribiendo en la redacción desde las 11 hasta las 5. Más que dormir, dormitaba. (…) ¿Alguien se ha dado cuenta de que en toda la serie de Millennium nadie cocina una sola cena? Pues él era así, siempre con una pizza que había comprado en la esquina…”

Estas son palabras de Kurdo Baksi, un amigo íntimo de Larsson que ha ido desvelando muchos de los secretos, los vericuetos y las curiosidades que le rodeaban.

 Stieg Larsson
Stieg Larsson

Detalles, en definitiva, de la vida de un perfecto desconocido para el mundo literario que no del periodismo de denuncia, pero que con la trilogía “Millenium“, fallecido antes que famoso, ha pasado ya a la posteridad.

Sin autopsia…

De su cadáver no se hizo una autopsia que determinara la causa real del fallecimiento. Murió en una ambulancia, camino del hospital.

Infarto: es lo que, al parecer, consta en su parte de defunción. Nada más. Por ello, tras la publicación de la biografía The Man who left too soon (El Hombre que se fue demasiado pronto) del periodista Barry Forshaw se abrió el debate sobre la causa auténtica de la muerte de Larsson.

El escritor tenía suficientes enemigos para que alguno acabara con su vida. Sus reportajes no le habían hecho ampliar el círculo de amistades, desde luego. No sabemos si Forshaw, aprovechando la trascendencia de la figura de Stieg Larsson, ha exagerado de forma sensacionalista, pero la que fuera su esposa, Eva Gabrielsson, tampoco aclara demasiado:

Stieg no estaba enfermo“. Aunque no parece creer la teoría de la conspiración contra el escritor sueco que se argumenta en esa biografía. Eso sí, Larsson no era un periodista más.

Millenium
Stieg Larsson. Millenium

Su trabajo había trascendido de tal manera que llegó a asesorar a Scotland Yard y a impartir clases sobre la organización de los grupos neonazis en Europa. Larsson llevaba recibiendo amenazas de grupos fascistas desde la década de los ochenta del siglo XX.

De hecho, no tenía nada a su nombre, ni siquiera los recibos corrientes, todo estaba a nombre de Eva Gabrielsson para dificultar que le encontraran.

Y es por ello que nunca se casaron, para que ella conservara su identidad sin mezclar con el escritor amenazado.

Teoría del asesinato de Larsson

Otros detalles, además de la mala alimentación y el exceso de trabajo, se interponen a la teoría del asesinato de Larsson. Al parecer tenía antecedentes familiares, su madre y abuelo materno fallecieron de la mismo forma. Gabrielsson, entrevistada, reconocía que no realizaba ejercicio físico, que fumaba más de dos cajetillas de tabaco al día y que el día para él tenía las horas que él pudiera aguantar sin dormir. No hubo avisos para él, su corazón dejó de latir un 9 de noviembre de 2004 en la redacción de su revista.

Hay muchas similitudes entre la vida real de Stieg Larsson y la ficticia que creó en su trilogía. Entre el año 1993 y 1997, escribió dos novelas que desechó.
Stieg Larsson Quizá era el germen de Millenium, pero no le convencieron esos cuatro años de trabajo. En esas fechas ya ha creado a Mikael Blomkvist, ese tipo al que Larsson le hubiera gustado ser, inteligente, atractivo, buen periodista… De hecho, además de su trabajo como corresponsal en Escandinavia de la revista Searchlight, revista de carácter antifascista y que se atreve a denunciar esos asuntos que tanto atraían al escritor; también estaba detrás de la revista Expo, sucursal de la anterior y que se refleja en la revista Millenium de Blomkvist.

La diferencia principal de las novelas que escribió entre el 93 y el 97 con la saga Millenium se ciñe a la mujer que acompaña a Blomkvist. Había creado un personaje que en nada se parecía a la que sería Lisbeth Salander.

Aquella era un mujer guapa, con otro grado de sofisticación, quizás más estereotipado, más parecido a un película de James Bond. El cambio surtió efecto, así Lisbeth ya ha alcanzado el grado de personaje literario.

El problema de la herencia de Stieg Larsson

No se hizo esperar. La que era su mujer, Eva Gabrielsson, en realidad no lo era desde el punto de vista legal.

La ambición de la que espera ser heredera es administrar la herencia de Stieg, suponemos que también su dinero, pero sobre todo ha declarado que quiere proteger su obra para que nadie pueda alterarla, algo que ya ha ocurrido. Se han variado títulos y parte de sus textos.

Al fin y al cabo, Eva Gabrielsson ayudaba a escribir a Stieg Larsson. Juntos concebían tramas que se reflejarían en la saga Millenium: “lugares, personas y sucesos que hemos vividos juntos o separados”.

Al cierre de este artículo, la “viuda” de Larsson prepara una película con una productora danesa sobre el escritor con la intención de poner luz sobre su vida, intentando contar la verdad.

Para saber más: >> Entrevista a Eva Gabrielsson en ABC
Artículo relacionado: >> La Portada de Millenium

Sobre José Carlos Bermejo 311 Artículos
José Carlos Bermejo, Madrid noviembre 1971. Escritor. Licenciado en Ciencias Políticas y Sociología, ha colaborado en diferentes medios de comunicación, tradicionales y digitales. Es autor de la novela WILDE ENCADENADO y del libro de relatos RETAZOS DE UN MUNDO IMPERFECTO. + info: josecarlosbermejo.com

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*