1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Ninguna valoración todavía)
Cargando…

Sándor Márai y la pesadilla de Europa

10 febrero, 2017  —  Por

¿Quién fue Sándor Márai?

Las naciones europeas iniciaron el siglo XX orgullosas de sus logros y de su predominio mundial. Por aquel entonces, a excepción de unos pocos territorios, las potencias del Viejo Continente se repartían el globo.

En apenas medio siglo habían hecho uso de sus avances técnicos y científicos para someter a los demás pueblos e imponer sus teorías sobre la superioridad del “hombre blanco“.

Sin embargo, las décadas que siguieron a esa exhibición de poderío por parte de Europa estuvieron marcadas por acontecimientos convulsos, crisis económicas, conflictos bélicos, revoluciones y atrocidades impropias de la condición humana. Sucesos, al fin y al cabo, que acabaron por derrumbar el pedestal que esas potencias se habían erigido.

El despertar del sueño imperialista fue duro para Europa, pero sobre todo para sus ciudadanos.

Episodios como la Gran Depresión, los conflictos bélicos generales, el exterminio sistemático de determinados grupos o la Guerra Fría marcaron profundamente a millones de personas.

La literatura nos ha dejado abundante material sobre el sufrimiento humano en ese periodo de convulsiones.

Sin embargo, de entre todas estas joyas salidas de la pluma del hombre, hemos de destacar las memorias de aquellos personajes que, habiendo conocido el apacible mundo de los primeros días del siglo XX, se adentraron en las décadas siguientes sufriendo, como quizás ninguna generación anteriormente, el peso de la historia.

Sándor Márai y la pesadilla de Europa
Sandor Márai

El mundo de ayer. Memorias de un europeo, de Sándor Márai

Con palabras muy similares describió esa situación uno de esos autores, Stefan Zweig en “El mundo de ayer. Memorias de un europeo“.

Esta obra, sin lugar a dudas, nos ayuda a entender lo que debieron sentir aquellas personas que fueron arrastradas por la tempestad en la que se tornaron los acontecimientos.

El 11 de abril del año 1900 nacía en el Reino de Hungría Sándor Károly Henrik Grosschmid de Mára, más conocido Sándor Marái.

Vástago del recién estrenado siglo XX, este literato iba a ser testigo del desmoronamiento físico y moral de la Europa decimonónica, imperialista y burguesa. Su muerte en el invierno de 1989 nos sirve para cerrar la paradoja de una vida que se apagó casi a la vez que la última de las cSandor Maraionvulsiones: el bloque soviético.

Sus memorias en dos volúmenes constituyen un testimonio único sobre los cambios que vivieron los europeos y, más en concreto, los centro-europeos a lo largo del siglo XX.

Memorias de un burgués

En “Memorias de un burgués“, Sándor Marái recupera para el lector ese mundo apacible y tranquilo en el que vivían los burgueses de Europa desde el último tercio del XIX. A partir de ahí, siguiendo la secuencia de los acontecimientos, narra, desde su experiencia personal, las sucesivas tempestades a las que tuvo que hacer frente su generación.

De la idílica situación inicial, el literato húngaro nos lleva de la mano por la I Guerra Mundial y las revoluciones socialistas que siguieron al conflicto.

De ahí, nos vemos trasladados a las penurias económicas de los primeros años de la década de 1920 –los días de la inflación galopante-, pero también a la recuperación económica, el ambiente festivo y la efervescencia cultural y artística previa al crack de 1929.

Por último, el itinerario de “Memorias de un burgués” nos conduce a la Gran Depresión –el desempleo y la crisis-, el ascenso de los fascismos y el advenimiento de la II Guerra Mundial.

¡Tierra, tierra!

Como tantos otros literatos en el exilio, Sándor Marái rinde tributo a su patria en “¡Tierra, tierra!“. La melancolía del que se ha visto obligado a abandonar su hogar empapa cada uno de los capítulos.
Sin embargo, lo que sin duda resulta más doloroso al autor es la convicción de que, en caso de poder volver algún día, su lugar natal lo rechazará como el cuerpo humano a un órgano que le es extraño.

La Hungría que él conoció, su verdadera patria, ya no existe. Para Sándor Marái los cambios han sido tan rápidos y profundos que se siente como un habitante del pasado, como un ser sin hogar.
Sandor Marai
Al margen de esos planteamiento sobre el exilio y la aceleración del ritmo histórico, el autor nos ofrece una valiosísima visión sobre la sovietización de su país y, por ende, de toda la Europa del Este.

Sándor Marái describe con maestría a los líderes comunistas que, al abrigo de las tropas soviéticas, llegaron al país en los últimos días de la II Guerra Mundial.

La toma del poder por parte de estos personajes y sus métodos para controlar al conjunto de la población -el establecimiento de un régimen de terror, al fin y al cabo- son desnudados sin ningún complejo por un hombre que lo vivió en sus propias carnes.

Las memorias de Sándor Márai, reflejo del siglo XX

En resumen, los dos volúmenes de las memorias de Sándor Márai constituyen un testimonio único de un mundo que desapareció entre las llamaradas y los gritos del siglo XX: el legado vital de una generación nacida en la cumbre del orgullo humano que, a la postre, fue arrastrada a situaciones humillantes e imprevistas en un principio.

Estos habitantes de un mundo de ayer, entre los que destacan Márai y Zweig, nos recuerdan con su testimonio hasta dónde puede llegar el ser humano si deja de actuar como persona para dejarse llevar por los instinto más bajos.

Un artículo de Carlos González Martínez


Otros Artículos de Carlos González

>> La transición a la democracia. Causas de su éxito.
>> Qué son los nuevos movimientos sociales.
>> Otto von Bismarck el proceso de unificacion de Alemania.
>> Stefan Zweig maestro del retrato biografico
>> Ana Bolena, clave del anglicanismo