Claudette Colvin, luchadora por los derechos civiles

Antes que Rosa Parks, lo hizo Claudette Colvin y 3 mujeres más

La mayoría de nosotros pensamos que fue Rosa Parks la primera persona en negarse a renunciar a su asiento en un autobús cuando los negros se debían sentar en los asientos traseros y los blancos en los delanteros. Pero no, Rosa Parks no fue la primera, ni siquiera la segunda, ni la tercera. De hecho, hubo varias mujeres que se rebelaron contra la segregación. Una de ellas fue Claudette Colvin.

Todo sucedió el 2 de marzo de 1955, en Montgomery, Alabama, cuando Claudette Colvin, que contaba con quince años de edad se negó a trasladarse a la parte de atrás del autobús a instancia del conductor para ceder su asiento a una mujer blanca.

Claudette Colvin, antecesora de Rosa Parks
Claudette Colvin, con 15 años, cuando sucedieron los hechos

Es decir, nueve meses antes del hecho similar que protagonizó Rosa Parks, generando el boicot a los autobuses de Montgomery. Claudette había estado estudiando el pensamiento de líderes negros como Harriet Tubman en su escuela segregada. Esas conversaciones habían llevado a discusiones en torno a las leyes de Jim Crow. Las leyes de Jim Crow reunían legislación estatal y local que forzaban la segregación racial en el sur de los Estados Unidos. Esta legislación fue promulgada  a finales del siglo XIX y principios del XX por legislaciones estatales dominadas por los demócratas que se hicieron cumplir hasta el año 1965.

Volviendo a la Historia de Claudette, ella misma rememora los hechos en el momento en el que el conductor del autobús le ordenó que se levantara, y ella se negó: «Sentí que Sojourner Truth (otra abolicionista afroamericana y activista de los derechos de las mujeres, nacida como esclava en Swartekill, condado de Ulster, Nueva York, pero que logró escapar con su hija pequeña a la libertad en 1826) estaba empujándome hacia abajo, y Harriet Tubman estaba en el otro lado de mí empujándome también hacia abajo. No pude levantarme«.

¿Por qué fue Rosa Parks la mujer que pasó a la Historia?

Claudette Colvin fue detenida y encarcelada por oponerse a cumplir la absurda norma. Los negros y los blancos no se podían sentar en los mismos asientos en un autobús. Como es lógico pensar, este no era más que un ejemplo de la segregación existente en aquellos tiempos.

Sea como fuere, Claudette fue una de las cuatro mujeres que impugnaron la ley de segregación en los tribunales. Poco a poco, la justicia anulaba con éxito las desiguales leyes en los autobuses.

Pero ¿por qué la Historia escrita se ha olvidado de Claudette y del resto de mujeres que lucharon contra la injusticia? En el libro de Phillip M Hoose (Claudette Colvin: Twice Toward Justice) se esgrime el siguiente argumento… En ese momento, la NAACP, la Asociación Nacional para el Progreso de la Gente de Color, la organización de derechos civiles en los Estados Unidos, formada en 1909 para promover la justicia para los afroamericanos por un grupo de intelectuales que incluía a W. E. B. Du Bois, Mary White Ovington o Moorfield Storey; junto a otras organizaciones negras sentían que Rosa Parks era un mejor ícono para el movimiento que una adolescente, como lo era Claudette. Parks era adulta y también… secretaria de la NAACP, y «era conocida y respetada: la gente la asociaría con la clase media y eso atraería apoyo para la causa«. Pero la lucha para acabar con la segregación a menudo era peleada por jóvenes, muchas de ellas: mujeres.

Colvin se encontraba entre los cinco demandantes incluidos originalmente en el caso de la corte federal presentado por el abogado de derechos civiles Fred Gray el 1 de febrero de 1956, en el caso conocido como Browder v. Gayle. El objetivo era cambiar  la segregación en los autobuses de la ciudad. Claudette testificó ante tres jueces que decidían sobre el caso en el Tribunal de Distrito de los Estados Unidos. El 13 de junio de 1956, los jueces habían determinado que las leyes estatales y locales que conculcaban la segregación en los autobuses en Alabama eran inconstitucionales. El caso fue a la Corte Suprema de los Estados Unidos en apelación por parte del Estado, quien confirmó la decisión del Tribunal de Distrito el 17 de diciembre de 1956.

Claudette Colvin fue el último testigo en declarar. Tres días después, la Corte Suprema emitió una orden a Montgomery y al estado de Alabama para poner fin a la segregación, y se suspendió el boicot que se estaba llevando a cabo contra los autobuses de Montgomery.

Durante muchos años, toda esta historia quedó silenciada. Al parecer, este esfuerzo y esta iniciativa pionera de Colvin no era bien vista por dos motivos. De un lado, era una adolescente soltera en ese momento y estaba embarazada de un hombre casado. Colvin dijo: «Los jóvenes creen que Rosa Parks simplemente se sentó en un autobús y terminó con la segregación, pero ese no fue el caso en absoluto«.


Para saber más:

Claudette Colvin: Twice Toward Justice. Phillip M. Hoose


Te va a interesar:


Si eres de esas personas que aprecia el KARMA, que nos lees y vuelves a hacerlo hoy te pedimos que nos apoyes en Patreon. o en PayPal
para poder seguir publicando + contenido interesante como el que te ha traído hasta aquí. De lo contrario, quizá no podamos continuar. Gracias 🙏
Become a Patron!

One comment

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Cargando...