Rembrandt: Pintor del Nazismo

¿Fue Rembrandt: Pintor del Nazismo?

Una de las muchas características del fascismo que se estudian en cualquier Facultad de Ciencias Políticas (lo decimos ahora que se llama fascismo a cualquier cosa) es la concreción en imágenes de un planteamiento, de su planteamiento.

En forma de propaganda, el fascismo extrapola imágenes al ideario que conforma su pensamiento único basado en la raza, en la identidad nacional, en la patria y en un sinfin de características más que dieron, en la Historia, como resultado la Segunda Guerra Mundial. Ahí es nada.

Dentro de esas imágenes, y algo que no es demasiado conocido, es la que Hitler incorporó al ideario del nazismo.

El Caballero del Casco Dorado

Se trata del retrato que podemos ver más abajo, «El Caballero del Casco Dorado» o «El caballero del Yelmo de Oro» pintado supuestamente por Rembrandt (1606 – 1669) muchos siglos atrás.
Hitler desconocía que dicho cuadro, en realidad, nunca fue pintado por el maestro holandés Rembrandt, sino por uno de sus discípulos cuyo nombre ha sido engullido por la Historia.
Al parecer el taller de Rembrandt, como el de tantos otros, debió concentrar una ingente producción industrial de obras artísticas realizadas por aprendices más o menos destacados, y que llevaran el nombre impreso del maestro les otorgaba eso mismo, un valor artístico.

Loading...

El cuadro que deslumbró a Hitler

Así las cosas, Hitler al ver este cuadro con sus enfermizos ojos, entendió que podía representar a la perfección las cualidades que debía atesorar cualquier soldado alemán del III Reich. Quizá ni Freud podría haberlo explicado.

El führer veía en él un sentimiento heróico, llegando a decir que aunque de origen holandés, «Rembrandt era un verdadero ario alemán».

Ya puestos, los nazis instituyeron un «Premio Rembrandt»para fomentar la «cultura nacionalsocialista«, emitieron un sello con la efigie del pintor y en el colmo de la propaganda escribieron una ópera y una película en 1941 alrededor de su figura.

En el film se ponía de manifiesto que la ruina de Rembrandt se debía a la usura en el comercio que los judíos habían hecho de su obra, comprándola a precios bajos, pero revendiéndola con grandes ganancias.

Algo que parece realmente descabellado, ya que si bien es cierto que el pintor en 1656 sufrió la bancarrota debiendo abandonar su residencia en uno de los barrios más ricos de Amsterdam por una mucho más modesta, esto se debió al desorden de sus asuntos económicos, de sus suntuosos gustos y despilfarros.

Día Nacional de Holanda, el día del nacimiento de Rembrandt

De algún modo, para agradar a los holandeses por esos días de la guerra invadidos por los alemanes, trataron de instituir como Día Nacional de Holanda el día del nacimiento de Rembrandt, el 15 de julio.Rembrandt

Esta fecha venía a reemplazar el día de la nación que se conmemoraba con el día del nacimiento de la reina.

Esta idea, obviamente, no gustó demasiado a los habitantes holandeses, que se opusieron a la medida.

El Caballero del Casco Dorado. RembrandtTodo esta historia que hemos narrado, todos los detalles sobre el artista y el deseo de los alemanes de convertirlo en su baluarte artístico, en realidad, ha trascendido gracias a la exposición que en el año 2006 se dedicó a Rembrandt por parte del Museo de la Resistencia de Amsterdam (el museo tiene una versión para poder leer su contenido en castellano), quienes recopilaron tanto los sellos, la película, la ópera o carteles en los que se anunciaba la instauración del «Día Nacional de Holanda» como el día del nacimiento del artista, tal y como comentába
mos anteriormente.

Hasta entonces, el silencio tácito sobre esta historia había sido una especie de consigna para el pueblo holandés que había visto cómo no solo usurpaban su territorio, sino cómo también querían usurpar parte de su más importante legado pictórico.

El paso del tiempo no ha guardado ni asimilado, por suerte, la imagen pretendida por los nazis del genial pintor holandés como icono de la causa del nacionalsocialismo.

Museo de la Resistencia de AmsterdamIncluso de las obras que sin ser pintadas por él se le atribuyeron.

Nada más lejos de la realidad, sin duda.

Para saber más:

http://www.rembrandthuis.nl/


Si eres de esas personas que aprecia el KARMA, que nos lees y vuelves a hacerlo hoy te pedimos que nos apoyes en Patreon. o en PayPal
para poder seguir publicando + contenido interesante como el que te ha traído hasta aquí. De lo contrario, quizá no podamos continuar. Gracias 🙏
Become a Patron!

José Carlos Bermejo

José Carlos Bermejo, Madrid noviembre 1971. Escritor. Licenciado en Ciencias Políticas y Sociología, ha colaborado en diferentes medios de comunicación, tradicionales y digitales. Es autor de la novela WILDE ENCADENADO y del libro de relatos RETAZOS DE UN MUNDO IMPERFECTO. + info: josecarlosbermejo.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Loading...