origen del mundo. polémica censurada

El origen del Mundo, Gustav Courbet y otras polémicas

La polémica de L’Origine du monde y otras más

En un pueblo de la Comunidad de Madrid, Rivas-Vaciamadrid, acaba de saltar la polémica porque una revisión de la obra ‘El origen del Mundo’ de Gustave Courbet, pintada en 1866 y cuyo original se puede contemplar en el parisino Museo de Orsay, luce pública en una valla publicitaria. El trabajo artístico, obra del muralista Sam3, recrea en una versión libre el cuadro mencionado y pertenecía a una iniciativa municipal para fomentar el Arte y llevarlo a las calles. Pero las quejas de algunos vecinos (al parecer hay un colegio cercano y eso podría escandalizar a los alumnos -supongo que siendo época estival, estarán de vacaciones) han llevado a su ocultamiento, de momento. 

Así es, el consistorio ha tapado con una lona la imagen, dado que la polémica ya estaba instalada y no se quería herir sensibilidades…

Polémica del cuadro de Gustav Courbet: el origen del mundo.
Imagen: www.elindependiente.com

El cuadro de Courbet también (mal)vivió el encierro porque se consideraba una obra obscena, y hasta 1995 no se exhibió formalmente en el museo referido. 

Loading...

Son muchos los casos de obras recientes que han sido prohibidas o, por lo menos, que se ha solicitado su retirada de la vista pública. A finales de 2017, una mujer, de forma particular, solicitó que la obra Thérèse Dreaming, de Balthus, que pueden ver bajo estas palabras, fuera retirada del Museo Metropolitano de Nueva York. A esa petición se sumaron más de diez mil firmantes más.

Thérèse Dreaming, de Balthus,
Thérèse Dreaming, de Balthus,

El artista sentía atracción por las niñas y se puede argumentar perfectamente que esta pintura idealiza la sexualización de un niño”, escribía la iniciadora del plan de retirada, confundiendo VIDA y ARTE que, como decía Goethe no deben ser lo mismo porque de lo contrario se escribirían igual. Al parecer Balthus sentía cierta atracción por mujeres jóvenes.

Pues bien, el Museo Metropolitano se negó a retirarla.

Hace pocos días una sentencia obligaba a un camionero a retirar la imagen de una mujer, semidesnuda de los portones de su flota de vehículos, también pueden ver la imagen más abajo. Todo venía motivado por la denuncia de varios colectivos feministas que habían denunciado a la empresa por considerarlo como publicidad sexista.

camiones censurados por foto de mujer
Foto: ABC

Hemos llegado a un punto donde todo el Mundo puede opinar y hacerlo público en plataformas creadas al efecto o en las redes sociales. Y no me parece mal. Pero: ¿dónde está la ponderación de dichas opiniones? ¿Bajo qué código moral escrito nos estamos rigiendo? ¿Valen todas las opiniones? ¿La mía también? ¿Quién decide qué es el Arte y dónde puede ser exhibido?

El ‘Estado del falso Buenismo’

Vivimos en el ‘Estado del falso Buenismo’ donde unas opiniones parecen tener más valor que otras por una supremacía moral que no se sabe de dónde sale. Donde te pueden llamar fascista haciendo lo que ni los auténticos fascistas llegaron a hacer. Si estás conmigo, todo ok, si no opinas igual que yo, eres un intransigente y, sobre todo, estás equivocado. Los partidos políticos utilizan constantemente este mantra para descalificar al contrario, no hace falta más que ver cómo la supuesta izquierda sale a la calle y califica lo que es democrático y lo que no, apoderándose de orgullos varios. 

En 1866 Courbet dibujó sobre el lienzo a Constance Quéniaux, una bailarina de la Ópera de París, según el libro «L’origine du monde, vie du modèle«. Courbet pintaba regularmente desnudos femeninos.

Pero, como dicen desde el propio Museo de Orsay: «en el Origen del Mundo hizo todo lo posible por ser audaz y actuar con franqueza, lo que dio a su pintura su fascinación peculiar. (…) Sin embargo, gracias a la gran virtud de Courbet y al refinamiento de su combinación de colores ámbar, la pintura escapa al estado pornográfico». Bien, es una opinión basada en un juicio, o en cien prejuicios. ¿Es o no es pornografía ese cuadro?

Más de ciento cincuenta años después, y aunque seguimos sin saber el auténtico «origen del mundo», sigue siendo una obra polémica porque hay quien desde el voyeurismo ve discriminación y ofensa a la mujer,  incluso puede que alguna asociación subvencionada se atreviera a decir que es ‘publicidad sexista’. Pues, no, es Arte. Te lo digo yo, y mi opinión vale tanto como la tuya.


Si eres de esas personas que aprecia el KARMA, que nos lees y vuelves a hacerlo hoy te pedimos que nos apoyes en Patreon. o en PayPal
para poder seguir publicando + contenido interesante como el que te ha traído hasta aquí. De lo contrario, quizá no podamos continuar. Gracias 🙏
Become a Patron!

José Carlos Bermejo

José Carlos Bermejo, Madrid noviembre 1971. Escritor. Licenciado en Ciencias Políticas y Sociología, ha colaborado en diferentes medios de comunicación, tradicionales y digitales. Es autor de la novela WILDE ENCADENADO y del libro de relatos RETAZOS DE UN MUNDO IMPERFECTO. + info: josecarlosbermejo.com

One comment

  • Arnald Betancourt dice:

    Muy acertado su punto de vista, por ser ecuánime y estar correctamente explicado. Me gusta cómo escribe, señor Bermejo. Vivimos en un mundo complejo que va a la deriva y, sí, cada uno de nosotros tenemos nuestra opinión y, sin ofender a nadie, son válidas todas.
    Un saludo cordial.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Loading...