Personajes solteros de televisión que desafían estereotipos
Personajes solteros de televisión que desafían estereotipos

Personajes solteros de televisión que desafían estereotipos

Personajes solteros de televisión que desafían estereotipos. Existen muchos personajes de televisión que se incluyen en este perfil de solteros felices y encantados de serlo. ¿Cuál es tu favorito?

Pensando en San Valentín, y visto en perspectiva, podemos comprobar cómo todos los ámbitos del mundo moderno (incluyendo la Red) se saturan de odas al amor, fotos de parejas felices y de frases “inspiradoras” que cantan las alabanzas de la vida en pareja.

En días como estos, parece que ser soltero es una desgracia y que las personas que lo son están así porque no son capaces de encontrar pareja. 

Barney Stinson
Barney Stinson

Pero, pese a los estereotipos sociales al respecto que parecen demandar que todos debemos tener un cónyuge para sentirnos completos, hay muchas personas que se sienten totalmente felices estando sin parejae, incluso, que lo son aún más que aquella gente que se encuentran en una relación solo porque creen que deben estarlo.

Para demostrar que San Valentín también puede ser un día estupendo para que la gente sin pareja se enorgullezca de su soltería, hemos elegido algunos de los personajes solteros más destacados de la televisión moderna y que, no solo han sido mucho más admirados que sus compañeros con parejas. Algunos de ellos, incluso, acabaron teniendo una pareja estable por exigencias del guión y esto hizo que, sin duda, su genialidad y su magnetismo disminuyera

¿Quieres saber, pues, cuáles son los solteros más populares de la televisión? 

Barney Stinson

(Cómo Conocí a Vuestra Madre): Admitámoslo, Barney Stinson es, sin duda, el personaje más popular de esta célebre sitcom, mucho más que su supuesto (y bastante odiado, si nos podemos fiar de las encuestas realizadas entre los fans del programa) protagonista, Ted Mosby. Su innegable encanto, su magnetismo y su capacidad para disfrutar de la vida más allá de cualquier problema cotidiano le ha elevado muy por encima del resto de los personajes de la serie, tan inmersos en sus problemas cotidianos y en sus ansias de futuro que se olvidan de disfrutar del presente. Barney Stinson, con su joie de vivre, su constante optimismo, su capacidad para no rendirse nunca y su deseo de disfrutar de su soltería como el estado en el que las personas pueden ser más felices durante su juventud, es uno de los mejores personajes de la televisión actual que ha demostrado que la soltería puede ser una verdadera bendición si nos decidimos a disfrutar de nuestra libertad. 

Mire este video en Youtube.

Bien es cierto que en las últimas temporadas de la serie Barney ha iniciado varias relaciones estables, siendo la más importante la que le une a su amiga Robin (quien, seamos realistas, también era un personaje mucho más atractivo y moderno cuando estaba soltera o cuando no buscaba una relación estable), pero este intento de “domesticación” de Barney hace que el personaje, aunque sigue siendo bueno, haya perdido parte importante de su encanto. Ante el final de la serie, que está previsto para este año, el personaje de Barney será sin duda lo más recordado de esta sitcom que ha encumbrado al actor que lo encarna, Neil Patrick Harris, al estrellato televisivo.

Samantha Jones

Samantha Jones

(Sexo en Nueva York): La genial Samantha de la recordada serie “Sexo en Nueva York” fue un personaje memorable que rompió muchos estereotipos. Segura de sí misma, triunfadora en el mundo laboral y liberada en todos los aspectos de su vida, Samanthapresenta un agradable contraste con las otras tres protagonistas de la serie, que parecen centrar toda su existencia alrededor de un hombre. 

Frente a sus amigas, que parecen constantemente deprimidas por no tener un hombre, quejándose de cómo es cuando lo tienen y deseando que su vida cambie cuando la pareja estable que consiguen no cumplen con sus expectativas (pero eso no significa que intenten hacer demasiado para cambiar hasta que las circunstancias les obligan a ello), Samantha se alza como una mujer hecha a sí misma que ha triunfado en un mundo de hombres y a la que las convenciones sociales no le imponen lo que debe hacer, pensar o decir. En el ámbito del amor y la sexualidad, es tan liberal como en el resto de su vida, pese a la censura social que se hace obvia en distintos momentos de la serie y que ponen en duda la supuesta tendencia moderna de la sociedad actual. 

Tiene parejas estables en distintos momentos, pero nunca se ve atada a una relación que no le satisface ni se amolda a los estereotipos que la sociedad vincula a las mujeres. 

Libre, poderosa y exitosa, Samantha Jones es sin duda el personaje que más feliz es de toda la serie y más contenta está consigo misma, independientemente de su estatus sentimental.

Joey Tribbiani

Joey Tribbiani

(Friends): Podríamos juntarlo en esta categoría con su gran amiga Phoebe, cuyo emparejamiento con Mike en la serie es muy tardío y tiene muy poca transcendencia en general. Joey, pese a la simpleza de la que hace gala, es un personaje que ha demostrado en diversos momentos de la serie tener una importante profundidad y un carácter amable, cariñoso y adorable.

Mujeriego empedernido, pero sin buscar una relación estable ni sentirse un descastado por no tenerla (estableciendo un claro contraste con Ross y su constante necesidad de tener relaciones serias para sentirse realizado), Joey acaba la serie sin pareja estable sin que realmente le preocupe, porque lo único que desea realmente es seguir al lado de sus amigos y prosperar para conseguir su sueño de ser un gran actor. 

Phoebe, por otro lado, tampoco deja que su vida sentimental dirija su vida. Aunque hay momentos en que ella se lamenta de su falta de pareja estable, estas situaciones son escasas y nunca es algo que se convierte en el centro de sus tribulaciones, aceptando, en su lugar, la vida como le llega e intentando ver el lado positivo de cada situación siendo simplemente ella misma. Como le ocurre a Joey, Phoebe ve la vida con un envidiable optimismo, habiendo sido capaz de salir adelante en circunstancias verdaderamente horribles sin perder la sonrisa. Es un personaje que nos demuestra que todo en la vida tiene su lado positivo y que ser feliz es una actitud mental que no depende ni de las convenciones sociales ni de tener o no pareja.

Sherlock Holmes

(Sherlock): Con el gran Sheldon Cooper, uno de los mejores personajes de la televisión mundial de los últimos tiempos. Protagonista de un remake de enorme calidad que adapta al personaje inmortal de Arthur Conan Doyle al mundo moderno, el personaje encarnado por el magnífico Benedict Cumberbatch tiene un magnetismo del que pueden presumir muy pocos personajes de la televisión moderna. 

Poseedor de un magnetismo que atraviesa la pantalla, este personaje de gran inteligencia, Sherlock Holmes ¿existió?, condiscutibles habilidades sociales y un verdadero talento para resolver los misterios más complicados, no muestra interés alguno por los aspectos más banales de la existencia humana moderna, incluyendo entre estas la de caer en los convencionalismos sociales vinculados a las citas. Frente a la hipocresía de “la buena educación”, Sherlock rara vez se molesta en relacionarse con la gente que no le interesa y solo presta atención a aquellos que realmente despiertan su atención, incluyendo el fascinante personaje de Irene Adler “La Mujer”.

Con una seguridad arrolladora en sí mismo y feliz siguiendo su concepción del mundo, las citas tradicionales están tan lejos de la mente de Sherlock como la posibilidad de convertirse en cabeza de la Commonwealth (aunque seguro que le gustaría serlo). Y no es para nada necesario.

Existen muchos otros personajes de televisión que se incluyan en este perfil de solteros felices y encantados de serlo. ¿Cuál es tu favorito?

Rocio Martinez

Madrid, 1988. Licenciada por la Universidad Complutense de Madrid y graduada en el máster de estudios avanzandos de Historia Moderna "Monarquia de España Siglos XVI-XVIII, de la Universidad Autónoma de Madrid. Ha trabajado como asesora de cine y autora de diversos estudios sobre la historia de los siglos XVI y XVII.

2 comments

  • Gustavo dice:

    El cine y las series de televisión están cambiando como lo hace la sociedad. creo que a peor. se están imponiendo modelos que dicen luchar contra el heteropatriarcado. demasiadas feminazis intentanto ser las nuevas lideresas de un orden mundial, pero todo es cuestión de seguir enfrentando a las buenas gentes.

  • CarmenB dice:

    Totalmente de acuerdo con el comentario anterior. Además, los estereotipos están cambiando de forma alucinante en todos los ámbitos, en la familia, en la pareja… No sé si vamos a un mundo mejor o más feliz.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *