Nicholas Cage y John Travolta ¿Inmortales?

Personaje muy parecido a Nicholas Cage
Personaje muy parecido a Nicholas Cage. La foto estaría fechada en Tenesse en el año 1870

Juzgue el lector o la lectora si los retratos que se pueden ver no tienen un parecido realmente asombroso.

Saltaba a los rincones curiosos de los medios de comunicación en septiembre de 2011. En la primera de las imágenes se podía ver una instantánea de un supuesto Nicolas Cage en una fotografía, la que se encuentra a la izquierda, fechada en el siglo XIX. El asunto que se hizo noticia refería la venta de dicha imagen en ebay. Nada menos que por un millón de dólares.

Según el vendedor, la foto estaría fechada en Tenesse en el año 1870.

John Travolta

Un mes más tarde, un ciudadano de Ontario (Canada) hizo lo propio con la imagen que se puede ver más abajo, y cuyo parecido con John Travolta es más que razonable.

Algo más modestamente, por esta segunda fotografía el internauta vendedor pide 50.000 dólares.

Ambas fotografías recibieron oferta de compra. La de Nicolas Cage fue retirada en octubre de 2011, un lacónico mensaje decía: This listing (260821098271) has been removed.

John Travolta en el siglo XIX
John Travolta en el siglo XIX

En ambos casos, la imaginación ha corrido a raudales, quizá para darle a toda la historia un contenido suficiente para que los medios de comunicación pudieran deglutir el producto, para un público difícil de sorprender. Así, se dijo que Nicolas Cage era un vampiro.

Directamente, el vendedor ofrecía la solución al parecido razonable. Yendo más lejos, el vendedor afirmaba en su página: «Personalmente creo que es él y que es una especie de muerto viviente o vampiro que se reinventa a sí mismo algo así como cada 75 años.

En 150 años podría ser un político, el líder de una religión o el presentador de un talk show'» De Travolta, sin embargo se adujo que había viajado en el tiempo y que esa era una prueba irrefutable.

Nicolas Cage

Con tan solo un decenio de diferencia entre las imágenes, en ambos casos se asegura que son auténticas, que no se trata de ningún truco fotográfico: «La imagen no ha sido manipulada con Photoshop o cualquier otro programa de diseño gráfico.

Se trata de una foto original de un hombre que vivía en Bristol, Tennessee en algún momento alrededor de la Guerra Civil norteamericana«, afirmaba el vendedor de la imagen de Travolta, de la que incluso se conoce el nombre de su autor: G. B. Smith.

Siempre que se ha querido corroborar la identidad de una persona por parte de los fisionomistas, el rasgo más característico que buscaban eran la comparativa de las orejas. Así se descubrieron muchos «impostores» que, en el asalto del ejército rojo a Berlín, simulaban ser Adolf Hitler, para hacer creer a todo el mundo que había muerto.

En el caso de Cage, si nos fijamos bien, las orejas son demasiado diferentes en la foto antigua y en la foto auténtica del actor norteamericano. Eso sí, el parecido es prodigioso.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *