1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Ninguna valoración todavía)
Cargando…

Mozart: la música que debe escuchar tu bebé

1 noviembre, 2017  —  Por

Cómo estimular el desarrollo de los bebés

¿Por qué tu bebé debería escuchar música de Mozart?

Hace casi seis años cuando nació mi única hija si alguien me hubiera dicho que existía una melodía capaz de ayudarla a relajarse y abandonar llanto casi como por arte de magia, hubiera creído que se trataba de una broma.

A decir verdad esto sucedió hace unas pocas semanas, mi hija que ya casi tiene seis años, suele tener ciertos “ataques” los cuales ni aún consultando a terapeutas he logrado acallar.

Ese día, la persona con la que me encontraba, al ver mi estado de desesperación, me comentó si no había oído hablar del efecto Mozart.

¿Qué es eso? Atiné a responder.

Minutos después mi hija escuchaba Mozart y acompasaba la melodía y el ritmo con ambas manos pareciendo haber olvidado por completo el motivo de su tempestuosa ira.

Esto me llevó a informarme mejor sobre el tema, ya que me parecía algo sumamente interesante… Ese poder que tiene la música para aquietarnos, estimularnos y transmitirnos paz mediante un único sentido: nuestros oídos.

El efecto Mozart en los bebés y los niños
¿Por qué tu bebé debería escuchar música de Mozart?

¿Por qué Mozart estimula el funcionamiento psicomotriz, psicológico y social a cualquier edad?

No es algo novedoso que escuchar música puede beneficiar a un ser humano desde el momento mismo de su gestación hasta edad avanzada ya que estimula el funcionamiento psicomotriz, psicológico y social ante diversas situaciones de la vida.

Es cierto que cualquier compositor puede realizar música rítmica, melódica y armónica al igual que Mozart, sin embargo, este último es totalmente diferente al resto de los compositores ya que las frecuencias y ritmos que utilizaba en sus composiciones otorgan uel milagro de Mozart es "Colocar al ser humano al unísono con la armonía universalna sensación de libertad capaces de hacer que las personas respiren y piensen con mayor facilidad.

La música de Mozart estimula el potencial creativo de un modo natural al brindar una sensación de constante seguridad, dicho con las palabras de Tomatis en su libro: “Porqué Mozart“, el milagro de Mozart es “Colocar al ser humano al unísono con la armonía universal“.

Esta afirmación se sostiene en la naturaleza de que todo es rítmico: el día, la noche, las estaciones y la propia respiración del ser humano se movilizan de un modo rítmico y cíclico.

De esta manera, la armonía y el ritmo de Mozart estimulan directamente el sistema neurovegetativo del ser humano, cuyas principales tareas son las de regular funciones como la reproducción, la respiración o el sueño, colaborando además en la mejoría de dichas funciones.

Investigaciones que se realizaron recientemente han comprobado que el simple hecho de escuchar a Mozart diez minutos al día estimula la capacidad de razonamiento, la memoria visual y la habilidad para formar imágenes mentales.

La música de Mozart estabiliza las conexiones de las neuronas lo que mejora el aprovechamiento de los niños en edad escolar.

El hecho de escuchar música o aprender a tocar algún instrumento a temprana edad estimula mucho más el aprendizaje que realizar actividades como computación o inglés.

Incluso pueden obtenerse beneficios de la música de Mozart a partir del quinto mes de gestación, ya que la misma estimula la estructuración funcional del cerebro.

Para recibir estos beneficios, solo basta que la madre escuche Mozart unos 20 minutos al día y así mejorarán las áreas vinculadas con las emociones, coordinación motriz, audición y visión no solo del bebé sino también las de la madre.

El efecto Mozart en los niños

El Efecto Mozart además de fortalecer el sistema inmunológico, estimula el desarrollo creativo e intelectual de los niños y mejora capacidades de lenguaje y expresión.

El hecho de escuchar una media hora de esta música al día colabora a inEl hecho de escuchar una media hora de esta música al día colabora a incrementar el coeficiente intelectual de los niñoscrementar el coeficiente intelectual de los niños. Y, si bien se trata de un crecimiento o mejoría temporal, sí hay constancia en la escucha de esta música, los resultados son permanentes y a largo plazo.

Escuchando unos diez minutos de Mozart antes de iniciar su tarea, los niños pueden mejorar su capacidad de atención, concentración y retención de la información, estimulando la capacidad de razonamiento y el desarrollo de habilidades para la escritura, lectura y matemáticas.

De modo que si además de querer tranquilizar a tu niño quieres estimular sus sentidos, coeficiente intelectual y capacidades expresivas y creativas, te recomiendo que hagas el intento con Mozart.

Escoge preferentemente piezas de 60 tiempos, ya que éstas estimulan al cerebro a alcanzar la tranquilidad al sincronizar con los latidos del corazón. En el mercado encontrarás una gran variedad de selecciones con estos tiempos que te ayudarán a lograr maravillas con tus niños.

Te puede interesar:

“El Mesías”, el Milagro de Häendel