Morrissey contra Damien Hirst
Morrissey contra Damien Hirst

Morrissey contra Damien Hirst

Damien Hirst

El cantante Morrissey, convertido en eventual entrevistador, polemiza sobre el arte de Damien Hirst

24.03.2010 Así es, Morrissey, el eterno excantante de The Smiths, cuya carrera en solitario hace tiempo superó a la del grupo de Manchester, se convirtió en eventual entrevistador de Interview Magazine. Entrevistaba a Linder Sterling, vieja conocida de los tiempos del punk de la ya mencionada Manchester y de la escena post-punk, trabajando en el arte final de muchas portadas de discos para grupos como The Fall, Joy Division, Buzzcocks, Magazine, y los propios The Smiths; y moviéndose entre el Pop Art y el Punk. Sterling, fotógrafa incansable de su entrevistador desde tiempo inmemorial, y con el que comparte una forma de entender la vida: el vegetarianismo.

Loading...

El motivo de la polémica se centra en este aspecto de la larga entrevista que mantienen. Morrissey pregunta, más bien afirma, que Damien Hirst «debería ponerse una bolsa en la cabeza» por el uso de los animales como objetos dentro de una obra artística.

En el artículo ¿Artistas Locos? nos centrábamos en esa vertiente del arte actual, y comentábamos el uso que, de forma extendida durante su carrera, ha realizado Hirst con animales.

Una vaca muerta junto a su ternero en un recipiente de formol, o tiburones también bañados en formol, ovejas, caballos… La respuesta a la pregunta era obvia, ninguno, ni entrevistador ni entrevistada estaban de acuerdo en la utilización de animales muertos en el hecho artístico, si bien Morrissey salvaba el buen nombre de Hirst elogiando su última obra, «Sus acciones son mis sueños», donde se muestra a una mujer serenamente montada sobre un caballo, en medio de la calma satisfechos, y, por supuesto, «vivos y sanos».

Vuelve así, una vez más, a ponerse de manifiesto el eterno debate sobre lo que es el arte. Y también sobre su valor no tanto emocional como monetario. Morrissey se despacha a gusto con «la obsesión que tienen los medios de comunicación con respecto a los millones de Hirst».

Sin duda, el veterano y curtido mancuniano, que en alguna ocasión abanadonó un escenario en uno de sus múltiples actuaciones porque le llegaba el olor a carne a la parrilla y que ahora prepara su autobiografía, nunca ha destacado por tener pelos en la lengua y dejar de llamar a las cosas por su nombre.

Y en cuestión de la defensa del vegetarianismo pocos le pueden dar lecciones. Que una vaca en formol sea arte, puede dejar a cualquiera costernado; que por una vaca en formol se paguen millones de dólares la simple costernación parece una broma.


 Novelas que enganchan 🙋‍♀️

▷ Novelas de intriga que enganchan: Wilde Encadenado

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *