Los reyes más sanguinarios de la Historia

Reyes sanguinarios. Ivan el Terrible
Reyes sanguinarios. Ivan el Terrible

Gracias a la novela El corazón de las tinieblas, publicada por Joseph Conrad en 1902, se empezó a conocer en Europa el infausto legado colonial de Leopoldo II de Bélgica.

Corrían los primeros años del siglo XX y pocos eran conscientes de que el monarca de la pequeña y aparentemente aburrida Bélgica había causado directamente la muerte de varios millones de congoleños.

Aún hoy se antoja increíble, pero la crueldad y codicia que este rey aplicó en el “Estado Libre del Congo”, del que era propietario personal, le convierten en monarca más sanguinario de la historia, solo superado por los dictadores totalitarios que ensangrentaron el siglo XX.

Hoy no hablaremos de los reyes más guapos de la historia, ni de los más feos, tampoco. Inmersos, tanto en España como en otros países europeos con monarquía, en el secular debate sobre la conveniencia o pertinencia del sistema monárquico, no pretendemos desde Actually Notes echar más leña al fuego, nada más lejos de la realidad, sino la de ahondar en el interés histórico  y ofrecer al lector una lista, subjetiva, de los diez monarcas más crueles de la historia.

Calígula
Calígula

Calígula: Loco y Cruel

Nada odiaban más los romanos que a un rey, sin embargo, desde que Octavio Augusto instaurara el Imperio sus emperadores, cuales reyes, gobernaban a su antojo la nación más poderosa de la Antigüedad.

Calígula fue un demente, incestuoso, epiléptico, enfermo sexual, cruel y endiosado emperador que llevó a la pobreza a sus súbditos y a la muerte a cientos de supuestos conspiradores.


Leer la biografía completa de Calígula >>


Nerón: El perseguidor de Cristianos

La imagen de Nerón tocando la lira mientras contempla Roma incendiada es una de las imágenes más prototípicas de la tiranía. Cierta o no, si consta que Nerón ordenó cientos de ejecuciones, incluidas l
a de su propia madre y hermanastro.

También es recordado, a partir de un sueño que tuvo, por no cejar en su empeño de perseguir y acabar con los cristianos, de hecho, a él se le atribuyen las condenas a muerte de Pedro y Pablo.

Nerón
Nerón, interpretado para la gran pantalla por Peter Ustinov .

Atila: Rey de los Hunos

Un clásico en este tipo de listas. A mediados del siglo V se convirtió en el último rey del imperio huno, que se extendía por todo el este de Europa y Asia Central, incluyendo grandes extensiones de terreno en Asia, y que llegó a atemorizar al ya declinante Imperio Romano.

Atila
Atila: El rey de los Hunos

El rey de los hunosAtila, la sola mención de su nombre espantaba, fue un guerrero sanguinario, despiadado, que supo contagiar la crueldad a sus tropas.

Aún a pesar de la mitificación del personaje, es cierto que no se contentaba con vencer, sino que gustaba de saquear, masacrar y hasta profanar tumbas.

Yang Guang

Considerado uno de los peores emperadores de China. Yang Guang fue el segundo y último emperador de la efímera dinastía Sui, gobernando desde el 604 hasta el 618.

Yang Guang
Yang Guang

Habiendo acusado falsamente a su hermano mayor de traición, asesinó a su padre para ascender al poder.

Una vez en él se dedicó a construir obras faraónicas y a emprender alocadas campañas militares donde murieron miles de soldados, que no dejaban de ser campesinos reclutados a la fuerza.

Uno de sus mayores “logros” fue reconstruir la Gran Muralla y, como en su construcción varios siglos antes, allí encontraron la muerte seis millones de chinos.

Gengis Kan

Con el fundador del primer Imperio Mongol (1206) pasa como con otros grandes conquistadores de la historia como Alejandro Magno por ejemplo, no está clara la línea que separa la crueldad de la grandeza en la consecución de grandes conquistas que, a menudo, suponen la muerte de cientos, miles de personas.

Gengis Kan
Gengis Kan

Para valorarlo no hay otro camino que centrarse en la personalidad del personaje histórico en cuestión.

Sabiendo, como hoy sabemos, que durante sus campañas militares Gengis Kan masacró ciudades enteras y que exhibía los despojos para que cundiera el pánico, que “inventó” la guerra biológica catapultando sobre ciudades sitiadas los cadáveres de muertos por la terrible peste bubónica y así extender la enfermedad, y que asoló vastos territorios de China y Rusia, entre otras, pocas dudas quedan al respecto.

Además, su sucesor Tamerlán el terrible (a pesar de no ser rey) continuó con el modus operandi de su predecesor y conquistó un amplísimo territorio que se extendió desde Corea hasta el Danubio, así como gran parte de la India.

Juan sin Tierra

Este rey inglés, de triste fama por ser el pérfido monarca de la leyenda de Robin Hood, fue uno de los más inútiles, cobardes y acomplejados de la historia. Como segundón que era, accedió al trono tras la muerte de Ricardo Corazón de León.

Amigo de intrigas palaciegas, de venganzas personales y de disputas varias, sus súbditos fueron los que con sus vidas pagaron en muchas ocasiones el despreciable carácter de su rey.

María I de Inglaterra

Una de las grandes perdedoras de la historia. Tras la muerte de Enrique VIII, otro rey cuya inmortal crueldad sufrieron sus cinco mujeres, María trató restaurar en el país la obediencia a Roma. Resentida con su padre por abandonar a su madre, Catalina de Aragón, y por desterrar el catolicismo, no pudo concebir hijos de su marido –Felipe II– (que era rey de Inglaterra) y tampoco pudo contener la “vocación” protestante de Inglaterra.

Fueron cuatro años de persecución y quema en la hoguera a los líderes del protestantismo inglés, se cree que en torno a. Para colmo la historiografía la motejó como María la Sangrienta (Bloody Mary), nombre que también se da a cóctel de dudoso gusto.

Iván el terrible

Los reyes mas sanguinarios de la Historia. Iván el Terrible
Iván el Terrible

Iván IV gobernó con mano de hierro la Rusia del siglo XVI. En 1547 se convirtió en el primer zar en utilizar ese título, además, vertebró y centralizó la administración rusa, y extendió las fronteras por Siberia y a costa de Polonia.

Pero lo hizo de un modo despiadado. Mito o realidad, los cronistas nos dicen que sus gritos resonaban todas las noches en el Kremlin.

Jose Coronado caracterizado como Ivan el Terrible
Jose Coronado caracterizado como Ivan el Terrible

Por su despotismo, su personalidad psicopática y por sus ataques de ira, no sorprende que Stalin quisiera asociar su nombre con el del zar en plena Segunda Guerra Mundial.

Como el dictador soviético y haciendo honor a su sobrenombre, Iván asesinó a enemigos y amigos sin importar casi el motivo, llegando al punto de matar a su hijo predilecto con un bastón inmerso en uno de sus habituales arrebatos de cólera.

En su espiral de bestialismo era capaz de matar a los arquitectos de San Basilio para que no construyeran nada más bello, o de violar a cientos de vírgenes, y de alardear de ello.

Tras cincuenta años de reinado murió a consecuencia de tratar su sífilis a base de mercurio.

Ranavalona I

Aunque poco conocida, la crueldad congénita de la reina de Madagascar, Ranavalona I, causó asombro a sus contemporáneos de la primera mitad del siglo XIX.

Su bagaje espanta: se cree que envenenó a su esposo, realizaba experimentos macabros, en sus festejos se asesinaban miles de esclavos y su obsesión predilecta era la de perseguir a los cristianos.

Ranavalona I
Los reyes más sanguinarios de la historia. Ranavalona I

Su reinado del terror alcanzó unas cotas de brutalidad tales que no extraña el hecho de que su propio hijo Radama pidiera al líder francés Napoleón III que invadiera la isla.

Un estudio asegura que mató a un millón de súbditos.

Bokassa

Bokassa fue uno de los mayores tiranos de toda África. Hijo de un líder tribal del Congo francés, hizo carrera militar en la Francia Libre durante la Segunda Guerra Mundial.

De regreso a su país, que tras la descolonización se denominaría República Centroafricana, se hizo con el poder coronándose finalmente rey del país en una ceremonia fastuosa.

Bokassa
Los reyes más sanguinarios de la historia. Bokassa

Durante su corto mandato fue conocido como el ogro de los diamantes, loco y cruel, Bokassa participaba personalmente en los interrogatorios, torturas más bien, de la policía.

Uno de los cargos de los que se le acusó años después de su derrocamiento de 1979 fue el de canibalismo, constatado históricamente.

No están todos los que son, es indudable, pero son todos los que están. El debate está servido.

También te puede interesar:

Los reyes más hermosos de la historia

Los más feos monarcas y reyes de todos los tiempos

Sobre Daniel Garcia 61 Artículos
Daniel García García. Nacido en Vitoria, aunque castellano de adopción, se licenció en la Universidad de Valladolid en las ramas de Historia y Literatura Comparada y Teoría Literaria. Actualmente trabaja en la Universidad de Sevilla.

6 Comentarios

    • Porque este artículo va de reyes sanguinarios, porque si no, se llevarían la palma los gobernantes de las repúblicas, que han sido mucho más sanguinarios y causado muchas más muertes que las monarquías. Hitler, Napoleón, Pol Pot, Mao, Lenin, Stalin, Ceaucescu, etc, etc, etc…

  1. Qué cahavales estos reyes. No se entiende que siga existiendo la monarquía. Si lo piensas con detenimiento, parece imposible que podamos asumir que por nacer en una cuna seas el que manda en ningún sitio.

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*