1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Ninguna valoración todavía)
Cargando…

Cuáles son los aspectos negativos de las redes sociales?

5 octubre, 2017  —  Por

Desde hace unos años ha empezado un nuevo tipo de adicción, las redes sociales. Salir de casa sin el móvil puede generar ansiedad y una interacción social puede condicionar el día de muchas personas.

Nadie puede negar que los avances tecnológicos han supuesto un cambio en nuestra vida, pero en ocasiones puede tener efectos negativos en nuestra salud. De hecho, ya hay centros especializados para desintoxicar personas adictas.¿Eres adicto a las redes sociales? Estos son los síntomas

La vida virtual tiene un papel significativo en nuestras vidas, llegando en ocasiones a sustituir la vida real. En este artículo vas a entender esta nueva adicción que no para de crecer.

1.- ¿Eres adicto a las redes sociales? Estos son los síntomas

– Cuando te levantas ¿consultas la actividad social como primera actividad del día?

– ¿Te enfadas cuándo no recibes interacción de otros usuarios como likes y comentarios?

– ¿Miras frecuentemente las novedades de Facebook o Instagram?

– ¿En ocasiones te resignas al ver fotos de otros usuarios comparando tu vida con la suya?

– ¿Quieres publicar todo lo que acontece en tu vida?

– ¿Interactúas constantemente con likes en otras publicaciones?

– ¿Evitas la conversación presencial prefiriendo el chat online?

– ¿Entras en estado de pánico cuando sales sin el móvil?

Si en la mayoría de las preguntas has respondido que , entonces tienes una adicción social que todavía es controlable. Sigue leyendo para que veas todos los efectos y entiendas la gravedad del asunto que pocos mencionan.

2.- Más interacción social = menos inteligencia

En ocasiones creemos que al estar conectados nos hace estar más informados, y que, al leer artículos informativos, nos hace ser más inteligentes.

Nada más lejos de la realidad. Un estudio que realizó Royal Society determinó que consultar constantemente fuentes de información aleatorias, disminuye nuestra capacidad intelectual. Cuando un usuario entra en Facebook, su intención es ver nuevas actualizaciones de otros usuarios, no leer noticias informativas.

Por ejemplo, un usuario que busca frases en latín, es probable que sea para actualizar su estado en Instagram o Facebook, en vez de un trabajo en la escuela.

 Más interacción social = menos inteligencia
Más interacción social = menos inteligencia

Aunque leamos fuentes de información online, no significa que mejore el intelecto. Este tipo de prácticas reduce la reflexión, pensamiento crítico y concentración, afectando en el rendimiento del trabajo.

El estudio confirmó que este tipo de consultas al azar hace que pensemos menos y continuamente copiemos fuentes de información, afectando en nuestras decisiones. Esto lo podemos ver con política, salud, estilo de vida y otros temas cotidianos.

3. Trastornos del sueño

Se han realizado estudios con sujetos de 20 a 30 años de edad para saber la relación que hay entre el trastorno de sueño y el aumento del uso de las redes sociales.

Al medir la calidad del sueño se determinó que los candidatos pasaban casi 2 horas al día revisando sus perfiles sociales y casi el 35% tenían problemas para dormir. De hecho, los voluntarios que pasaban más tiempo en los portales sociales, triplicaban la probabilidad de tener trastornos de sueño.

Si eres de esas personas que cuando están en la cama consultan las nuevas notificaciones de sus redes, tienes más probabilidad de tener problemas de sueño en el futuro.

4. ¿Qué red social es peor para nuestra salud mental?

Según investigaciones, Instagram es la red social que más altera la salud mental de los adolescentes. Sin embargo, YouTube es considerada la más educativa y beneficiosa. Este es el orden, de peor a mejor, del impacto de las redes sociales en nuestra salud mental:

Instagram > Snapchat > Facebook > Twitter > YouTube

Las investigaciones trataron de medir el efecto positivo y negativo de cada red social bajo la pregunta de ¿Cómo te sientes al usar esta red social?. La respuesta era simple, bien o mal, por lo tanto, no existe una causa directa del aumento de ansiedad y depresión juvenil.

5.- Privacidad abierta

Desde el momento que nos registramos en una red social estamos compartiendo datos sobre nuestra identidad. Tu privacidad se ve afectada ya que los perfiles sociales no vienen protegidos por defecto.

Haz la prueba, prueba a buscar tu nombre con comillas “” en Google. Depende como tengas configurado tu perfil social, tus datos estarán más o menos expuestos en internet.

Mira este experimento que se realizó en vivo:

Por este motivo es importante configurar las funciones de privacidad de nuestras redes sociales y facilitar el menor número de datos online.

Existen hackers y empresas que utilizan nuestros datos para crear campañas de marketing segmentadas y las prácticas de phishing están a la orden del día.

Conclusión

No todo es malo, las redes sociales nos permiten mantenernos conectados con otras personas y sentirnos parte de una comunidad.

La clave es evitar crear hábitos inconscientes para disminuir el número de consultas y permanencia en cada red social. Para parar estas prácticas, existen aplicaciones que bloquean las redes o directamente no usar el teléfono móvil.

El problema a largo plazo puede ser una sociedad virtual con comportamientos condicionados por estas plataformas de comunidades online. Podría incluso parecerse a la realidad de la serie Black Mirror que asusta, pero no deja de ser posible.