Consecuencias de los pies de loto

Pies de loto, las modas más raras de la Historia
Pies de loto, las modas más raras de la Historia

Analizamos las modas más raras y extrañas de la Historia, hoy comenzamos con los pies de loto.

Actualmente, existen muchas modas distintas a disposición del público y muchas de ellas, por su originalidad o por su rareza, hacen levantar constantemente las cejas de las personas más tradicionales de la sociedad.

Pero estas tendencias no son nada comparadas con algunas de las tendencias en el mundo de la moda que triunfaron en los siglos pasados y que, pese a lo extrañas, bizarras o, en ocasiones, incluso crueles que eran, fueron consideradas como el culmen de la elegancia y la distinción en distintos momentos de nuestro pasado.

Algunas de estas tendencias o modas raras, sin duda alguna, harían parecer a la propia Lady Gaga un ejemplo de clasicismo a la hora de vestir.

Los pies vendados o “pies de loto

La primera de las modas raras que vamos a ver surgió hace muchos siglos en China, pero se ha practicado hasta épocas muy recientes; de hecho, pese a ser una actuación prohibida en el país del Sol Naciente desde el año 1912, hasta hace apenas dos generaciones era una práctica que continuaba estando muy extendida por toda esta zona.


Te va a interesar:

Modas raras en la Historia. Las Pelucas Empolvadas

De hecho, pese a su ilegalidad, se sospecha que se sigue llevando a cabo esta práctica actualmente en algunas de las aldeas más remotas.

Se trata de los piés vendados o los conocidos también como pies de loto.

Las mujeres con pies extremadamente pequeños eran mucho más bellas, gráciles y deseables que aquellas que tenían pies grandes

Las primeras noticias que se tienen de los pies de loto datan del siglo VIII y se vincula a una ideológica estética según la cual se consideraba que las mujeres con pies extremadamente pequeños eran mucho más bellas, gráciles y deseables que aquellas que tenían pies grandes o, simplemente, normales.

Por lo tanto, aquellas mujeres cuyos pies fueran pequeños tenían muchas más posibilidades de prosperar en sociedad y de conseguir realizar un buen matrimonio.

Así, para poder evitar que los pies de las niñas crecieran demasiado, entre las familias con mayor estatus de la sociedad china se extendió la costumbre de vendar fuertemente los pies de las niñas para evitar su crecimiento.

Los pies de loto, un proceso muy doloroso

Este era un proceso enormemente doloroso para las niñas, dado que los huesos de los pies, al poner barreras a su crecimiento, se rompían y se deformaban.

Esta deformación hacia que los pies de las mujeres adquirieran un aspecto “de loto” que los hombres de la época consideraban enormemente eróticos, siempre y cuando esas deformidades permanecieran ocultas por ricas vendas y preciosos zapatos que enfatizaban la forma sin dejar a los demás ver los graves problemas físicos que suponían para las mujeres.

Además, esta deformidad obligaba a las mujeres a andar apoyando todo su peso corporal en la punta de los dedos, andaban de una forma considerada muy sensual y erótica para los hombres de su tiempo, lo que aumentaba su atractivo.

 

Pies de loto
Pies de loto
Zapatos para 'lucir' pies de loto
Zapatos para ‘lucir’ pies de loto

Pero esto provocaba que las mujeres que sufrían los pies de loto quedaran prácticamente impedidas de por vida, pues se encontraban incapacitadas para andar mucho, sujetar peso e, incluso, para estar de pie demasiado tiempo, dado que sus pobres pies deformados no podían sostener su peso, lo que les obligaba a depender enormemente de su entorno para subsistir.

Es también por esto último por lo que esta práctica se extendió para demostrar también el estatus económico de una familia, dado que se consideraba que si vendaban los pies de sus hijas, no necesitaban que éstas trabajasen ni hiciesen nada en la casa, dado que la mayoría de las mujeres que tenían los pies así de deformados no podían realizar trabajos pesados.

La erótica de los pies de loto

Los pies de loto se consideraba tan estéticamente relevante y erótica que no dejó de extenderse por la sociedad china, hasta el punto de que muchas familias de una situación económica empobrecida, especialmente durante los siglos XVIII y XIX, vendaban los pies de sus hijas mayores para poder ofrecerlas como concubinas a hombres más ricos o casarlas por encima de su clase social, dado que prácticamente se consideraba que una mujer con los pies normales no podría mejorar su situación económica a través de un emparejamiento, dejando sin vendar los pies del resto de sus hijas para que pudieran trabajar.

La práctica de los pies de loto empezó a ser contestada por algunos grupos ya en el siglo XIX y, aunque fue prohibida por distintos edictos, era tan común que en la mayor parte de las ocasiones esas leyes fueron ignoradas.

No fue hasta 1912, tras la caída del Imperio, cuando se volvió a prohibir de forma definitiva, aunque se siguió practicando en la clandestinidad.

En 1949, con la llegada al poder del Partido Comunista y la decadencia de esta práctica, se establecieron penas importantes para sus practicantes y finalmente se logró prácticamente erradicar.

Otras modas raras de la historia

La Coquilla y el Guardainfante. Modas raras en la Historia

Sobre Rocio Martinez 144 Artículos
Madrid, 1988. Licenciada por la Universidad Complutense de Madrid y graduada en el máster de estudios avanzandos de Historia Moderna "Monarquia de España Siglos XVI-XVIII, de la Universidad Autónoma de Madrid. Ha trabajado como asesora de cine y autora de diversos estudios sobre la historia de los siglos XVI y XVII.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*