Las mejores técnicas de neuromarketing

Las mejores técnicas de neuromarketing
Las mejores técnicas de neuromarketing

En la práctica, todas las técnicas utilizadas en el campo del neuromarketing pueden ser valiosas para el marketing, es bueno comprender la diferencia entre ellas y cómo funcionan.

Veamos cuatro técnicas de neuromarketing para saber cómo funcionan y en qué tipo de contexto es más adecuado utilizarlas. Estas son: seguimiento ocular, imágenes cerebrales (EEG y fMRI), codificación facial, marketing sensorial y psicológico.

Hay que tener en cuenta que todos los métodos analizados que vamos a ver a continuación ofrecen herramientas y conocimientos útiles y valiosos para los neuromarketers. Pero no todos los métodos son efectivos en todos los contextos. La clave es saber cuándo usar qué técnicas. 

Índice:

      • seguimiento ocular
      • métodos psicológicos
      • La codificación facial
      • una mirada al cerebro de los consumidores

        Técnica de neuromarketing: seguimiento ocular,
        ver a través de los ojos del consumidor con seguimiento ocular

        Como bien sugiere su nombre, el seguimiento ocular consiste en medir los patrones de movimiento ocular de los consumidores. Es una herramienta que le permite ver su marca, tienda o escaparate comercial a través de los ojos de sus clientes.

        Debido a que los equipos modernos de seguimiento ocular es muy liviano y portátil, es posible crear escenarios en tiempo real y registrar la mirada natural de los consumidores.

        ¿Cómo se utiliza el seguimiento ocular? ¿Qué tal permitir que los consumidores paseen por una tienda minorista equipada con equipo de seguimiento ocular para analizar cómo ven y perciben los productos expuestos en la tienda?

        El análisis es sencillo: ¿Miran los artículos de promoción cerca de la entrada? ¿Lee los carteles promocionales y la señalización de la tienda? ¿Qué tipo de patrones de visualización muestran los consumidores al navegar por una categoría de producto? En resumen, el seguimiento ocular ofrece una excelente manera de descubrir cosas que son difíciles de descubrir mediante la investigación de marketing tradicional.

        Además de las posibilidades en la tienda o comercio, el seguimiento ocular también puede medir la mirada de los consumidores en línea. Por ejemplo, se puede usar para medir si la colocación del producto durante los programas de televisión hace que las personas miren o no el producto.

         

        Técnica de neuromarketing en el uso de trucos mentales: Los métodos psicológicos

        Existen algunos “trucos” puramente psicológicos que le darán a la audiencia de la marca el pequeño empujón que a menudo se necesita para hacer una venta.

        Las técnicas psicológicas pueden ser bastante sutiles. Un ejemplo verbal, aunque quizás más comúnmente conocido en estos días, es que simplemente eliminando el signo de dólar o euro del listado para sus productos puede aumentar sus ventas. Al ver un signo de dólar o euro, o la moneda que sea subconscientemente cambia la atención de la gente a la pérdida y no a la ganancia.

        La eliminación del signo funciona, ya que algunos estudios han encontrado que las personas gastan mucho más dinero en efectivo en productos y alimentos cuando falta un signo de dinero. O este se dice de forma oral. Lo tengo comprobado.

        Hay muchos otros aspectos que influyen en las personas de manera muy sutil. ¿Sabía que es más probable que las personas elijan las opciones de menú saludables cuando se muestran en el lado izquierdo del menú y los elementos no saludables a la derecha? ¿O que los grandes espacios abiertos en tiendas de lujo están asociados con un alto estatus social?

        Técnica de neuromarketing: La codificación facial, todo está en la sonrisa

        No es necesario, siempre, mirar el cerebro de las personas (los clientes o consumidores) para conseguir medir lo que realmente sienten. La ciencia nos ha demostrado que también podemos aprender mucho de sus caras, del reflejo de sus rostros.

        La idea de que podemos aprender de nuestras expresiones faciales es tan antigua que se remonta a Charles Darwin, en el año 1872. Desde entonces, ha sido explorada a fondo por numerosos psicólogos; con importantes aportaciones provenientes de Paul Ekman. ¿Pero cómo utilizamos este conocimiento para nuestra ventaja en el marketing?

        En la misma línea que existen equipos para medir el cerebro y nuestra mirada, también hay sensores que se pueden unir a la cara y medir pequeños movimientos de los músculos. Cuando mostramos ciertas emociones, como sonreír, usamos músculos específicos para lograrlo. El mismo principio se aplica a otras emociones como la ira o la sorpresa.

        Por supuesto, una leve expresión de una leve sonrisa no siempre significa que alguien sea feliz. Pero el punto es que el equipo de codificación facial puede medir reacciones sutiles, a menudo subconscientes, ante estímulos que contienen información sobre cómo nos sentimos acerca de algo. Aún mejor, puede predecir qué comportamiento seguirá a dichas expresiones.

        Técnica de neuromarketing: una mirada al cerebro de los consumidores: EEG y FMRI

        Para saber un poco más sobre lo que la gente piensa en lugar de lo que la gente ve, hay otras técnicas que podríamos usar. Existen ciertos dispositivos que puede conocer en un contexto médico que puede leer la actividad cerebral, como los equipos de fMRI y EEG.

        Hoy en día, se utilizan estos escáneres cerebrales para observar los cerebros de las personas con el fin de crear anuncios, sitios web con el fin de que el cliente, finalmente, apriete los botones de compra. Todo esto puede parecer poco ético, pero es mucho menos aterrador de lo que parece.

        Solo significa que los estudiosos pueden leer, de forma bastante global, si a los consumidores les gusta o no un producto, si tienen ganas de acercarse a él o evitarlo, o si se sienten entusiasmados o aburridos por un determinado anuncio.

        Se parece al tipo de cosas que se preguntaría en la investigación del marketing tradicional, ¿verdad? Simplemente elimina el proceso de pensar deliberadamente acerca de las respuestas.

        No obstante, esta es una información muy útil para el vendedor. Puede ayudarles a crear productos que realmente hablan al consumidor, y puede ayudar a los consumidores a obtener productos que los hagan felices.

        Medir estas variables con EEG para analizar las ondas cerebrales proporciona una gran resolución temporal, lo que significa que los efectos de un cierto estímulo en la actividad cerebral se pueden leer a una velocidad increíble. Por ejemplo, esto es muy útil para analizar qué secuencias exactas en un anuncio se consideran positivas y cuáles no.

        Sin embargo, carece de una buena resolución espacial, lo que significa que la fuente de la señal cerebral registrada por el EEG es difícil de localizar exactamente en el cerebro.

        Por el contrario, las exploraciones fMRI ofrecen una gran resolución espacial, pero pobre temporal. Esto significa que podemos ver claramente lo que está sucediendo dentro del cerebro, pero no sabemos realmente qué lo causó.


      • Te va a interesar:

Historia del Emarketing. Cómo surgió el marketing o la mercadotecnia

Sobre M Lilian Montesinos 52 Artículos
Estudiante de periodismo. Publicando en medios digitales desde 2015. Me apasiona la escritura y me tomo muy en serio mi trabajo: consulto fuentes, busco la imparcialidad y la objetividad como buen profesional.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*