La primera huelga de la Historia

El origen de la primera huelga de la historia como forma de protesta
El origen de la primera huelga de la historia como forma de protesta

El origen de la primera huelga de la historia como forma de protesta

Actualmente, la huelga es un elemento más de las protestas con las que la población expresa su descontento ante la actuación del gobierno que rige su país.

Las huelgas generales, así como las vinculadas a un sector determinado, se han convertido en algo muy habitual y actualmente raro es el día en que los telediarios no hablan de alguna huelga que se esté produciendo en cualquier punto del país o del planeta. Pero la mayoría de la gente no sabe cuál es el origen de este tipo de protesta.


Te puede interesar:

Las cartas de los egipcios escritas a sus muertos

¿Cuándo y por qué se produjo la primera huelga de la historia?

El hecho es que es muy posible que, con anterioridad, hubiera trabajadores que se negaran a realizar su labor a no ser que se mejoraran sus condiciones laborales, pero la primera huelga de la que tenemos noticias documentales se produjo en el Antiguo Egipto, en concreto bajo el reinado del faraón Ramsés III (ca. 1184-1153 a.C).

Ramsés III
Ramsés III, la primera huelga de la historia

El faraón Ramsés III decidió construir su monumento funerario, entre otros edificios, en el complejo de Medinet Habu, donde aún hoy se conserva.

A finales del reinado de este faraón, Egipto estaba sumido en una importante crisis de subsistencia, agudizada por las tres guerras (dos contra los libios y otra contra los misteriosos “Pueblos del Mar”).

Sin embargo, los problemas económicos que acuciaban el reino no acababan con las enormes construcciones del faraón, entre las que se encontraban su mencionada tumba, pero también otras obras igualmente grandiosas como las ampliaciones de los templos de Luxor y Karnak o su sepulcro en el Valle de los Reyes, por citar solo algunas.


También te puede interesar:

¿Por qué se originó el movimiento ludita en la primera revolucion industrial?


La primera huelga

Y, en este contexto, el día 21 del segundo mes del año 29 del reinado del faraón se envía el siguiente mensaje desde Deir el-Medina, el barrio donde vivían los constructores de las tumbas: que hacía más de veinte días que los trabajadores del templo funerario real no recibían las raciones acordadas y que no volverían al trabajo hasta que no se les diera lo que les correspondía.

Tal mensaje llegó al Visir, que inmediatamente puso en marcha las disposiciones necesarias para que los trabajadores volvieran a cobrar y estos regresaron poco después a sus quehaceres habituales.

Esta hubiera sido una primera huelga muy corta si, unos meses más tarde, la situación no se hubiese repetido. En el sexto mes de ese mismo año del reinado de Ramsés III, los trabajadores volvieron a quedarse sin sus pagos acordados y sin provisiones.

Hartos, los trabajadores dejaron sus quehaceres, se encaminaron hacia uno de los templos del complejo, se sentaron y proclamaron a voz en grito sus protestas: tenían hambre y sed porque no recibían las raciones acordadas y ni siquiera tenían ropa con la que vestirse porque no llegaban las provisiones.

Reivindicaciones ante el Faraón Ramses III

Estaban hartos y querían que el faraón en persona fuera informado de su predicamento, repitiendo la misma actuación al día siguiente en otro templo.

Los sacerdotes de los templos mandaron escribir todas las protestas de los trabajadores, que componen los testimonios que hoy nos quedan de este hecho, siendo uno de los más importantes el papiro que se conserva actualmente en el Museo Egipcio de Turín.

Se enviaron las protestas por escrito a Tebaspara que se proporcionara a los trabajadores los recursos que pedían y que estos reanudaran su trabajo. El gobierno así lo hizo y poco después los trabajadores volvieron a sus puestos con sus demandas cubiertas.

El éxito de la primera huelga de la historia

Por lo tanto, la considerada como la primera huelga de la historia fue un éxito, dado que el gobierno satisfizo las demandas de los trabajadores y este método se impuso como modo habitual de protesta para los trabajadores egipcios cuando no les llegaban provisiones ni sus raciones durante un tiempo prolongado.

Sin embargo, esta situación se repetiría con cierta frecuencia durante los años posteriores, por lo que, a tenor de las protestas, los faraones fueron mejorando las formas de abastecimiento a los trabajadores de las obras reales y contrataron a un mayor número de personas para que se ocuparan de este extremo y así tratar de evitar que estas huelgas llegaran a producirse.

Con la primera huelga como tal que el mundo ha conocido, los trabajadores egipcios lograron tener éxito frente a los retrasos del faraón e instituyeron una forma de protesta que, milenios después, nosotros, sus herederos, seguimos utilizando.

También te puede interesar:

El nacimiento del movimiento obrero

Sobre Rocio Martinez 144 Artículos
Madrid, 1988. Licenciada por la Universidad Complutense de Madrid y graduada en el máster de estudios avanzandos de Historia Moderna "Monarquia de España Siglos XVI-XVIII, de la Universidad Autónoma de Madrid. Ha trabajado como asesora de cine y autora de diversos estudios sobre la historia de los siglos XVI y XVII.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*