ūüá™ūüáł Gibraltar Espa√Īol Historia pol√≠tica del Pe√Ī√≥n ūüá¨ūüáß

Corr√≠a el a√Īo de 1700 y mor√≠a el √ļltimo Austria ‚ÄstCarlos II¬†‚Äď sin descendencia. Circunstancia que aprovech√≥ el monarca franc√©s¬†Luis XIV¬†para instalar en el trono a su nieto¬†Felipe, debidamente aleccionado.

La alianza borb√≥nica entre Francia y Espa√Īa, que con el tiempo dar√≠a lugar a los sucesivos pactos de familia, recibi√≥ la oposici√≥n de Austria, Prusia, Portugal, Inglaterra, Holanda y Saboya, conformando lo que ser√≠a la Gran Alianza partidaria del archiduque Carlos y precipitando el inicio de la Guerra de Sucesi√≥n Espa√Īola.

Lo que era una guerra europea se torn√≥, en ocasiones, guerra civil con reductos austracistas en Castilla y Catalu√Īa.

Con la¬†paz de Utrecht de 1713¬†se daba por zanjado el conflicto,¬†Felipe V¬†renunciaba a sus derechos sobre la corona de Francia y era reconocido por toda Europa como rey de Espa√Īa y de las colonias americanas.¬†

‘Catalan Bay’

La guerra le hab√≠a salido a Espa√Īa demasiado costosa, con p√©rdidas sensibles entre las que, a la luz del momento presente, destaca la¬†p√©rdida de Menorca¬†y, sobre todo,¬†Gibraltar.

√Čsta √ļltima fue tomada por una flota anglo-holandesa compuesta por 12 mil hombres (entre los que hab√≠a un peque√Īo grupo de catalanes) que logr√≥ desembarcar en la playa que se denominar√≠a desde aquel d√≠a ‘Catalan Bay’, todo ello en nombre del bando espa√Īol que resultar√≠a vencido.
Carlos II y Luis XIV

Con todo, en Utrecht, la h√°bil diplomacia inglesa logr√≥ de Espa√Īa la consolidaci√≥n a perpetuidad de sus adquisiciones, si bien Espa√Īa se reservaba una opci√≥n de recuperar el territorio si dejaba de pertenecer a la soberan√≠a inglesa.

Con toda seguridad, los diplom√°ticos espa√Īoles no imaginaron que esa cesi√≥n tendr√≠a tantas y tan largas consecuencias.

Gibraltar. Mapa

mapa gibaltar
Gibraltar ¬ŅEspa√Īol? Historia pol√≠tica del Pe√Ī√≥n

Mire este video en Youtube.

Pronto, Gibraltar se convirti√≥ en una piedra en el zapato de los gobernantes espa√Īoles.


El¬†siglo XVIII¬†presenci√≥ diversas¬†tentativas de recuperar el pe√Ī√≥n, aunque en general fueron intentonas inconstantes, torpes y de p√©sima planificaci√≥n. Al mismo tiempo, las autoridades inglesas aprovechaban cualquier ocasi√≥n para ampliar su territorio ocupando la zona neutral.

La tendencia cambi√≥ en el marco de la¬†Guerra de Independencia de las colonias norteamericanas: la Espa√Īa de Carlos III renov√≥ en 1779 el tercer pacto de familia (todos hab√≠an sido desastrosos para Espa√Īa) con el objetivo de hostigar a Inglaterra.

As√≠, la Armada pudo recuperar la Florida, en Am√©rica, y la isla de Menorca. Sin embargo, no pudo recuperar¬†Gibraltar¬†a pesar del gran asedio efectuado durante cuatro a√Īos por mar y por tierra.

El¬†Guerra de Sucesi√≥n Espa√Īola¬†dio por finalizado el bloqueo (que nunca fue total) y los enfrentamientos en¬†Gibraltar, manteni√©ndose el statu quo.

Empezaba a quedar claro que Inglaterra no se ir√≠a f√°cilmente de aquella zona del sur de Espa√Īa, la armada brit√°nica era la m√°s poderosa del mundo y gracias a ese poder empezaba a tejer un amplio dominio colonial que se convertir√≠a en el¬†siglo XIX¬†en el basto Imperio Brit√°nico, coincidiendo causalmente con el declive del Imperio Espa√Īol.

En este contexto, Gibraltar adquiría una importancia estratégica de primer orden.

A principios del siglo XX, el gobierno brit√°nico trat√≥ de convencer a¬†Alfonso XIII¬†para que renunciara a los derechos de recuperaci√≥n del pe√Ī√≥n que el tratado de Utrecht contemplaba.

Al no conseguirlo,¬†los ingleses emprendieron en 1909 la construcci√≥n de una verja¬†que separar√≠a no solo los territorios cedidos por Utrecht sino todo el territorio que hab√≠an ido ganando en el istmo y en la zona neutral. A√Īos despu√©s, en plena¬†Guerra Civil, los ingleses volvieron a aprovechar la desgraciada debilidad espa√Īola para construir un¬†aeropuerto¬†que ocupar√≠a parte sustancial del territorio espa√Īol.

Gibraltar después de la Segunda Guerra Mundial

Una vez¬†terminada la Segunda Guerra Mundial¬†el gobierno espa√Īol de Franco trat√≥ de endurecer su actitud respecto al conflicto¬†gibraltare√Īo: militarmente siempre se supo que el ej√©rcito espa√Īol ten√≠a un¬†elaborado plan de conquista de Gibraltar¬†que no estuvo muy lejos de materializarse cuando Inglaterra declar√≥ la guerra a la Alemania nazi, aliada de Espa√Īa. Si no se llev√≥ a cabo fue por no enemistarse con los aliados europeos y por la debilidad del ej√©rcito espa√Īol.

Diplomáticamente, se llevó el asunto a la Asamblea General de la ONU en el contexto de la descolonización de posguerra.

Pero una vez m√°s, Inglaterra iba a encontrar la f√≥rmula para salirse con la suya:¬†en 1969 promulgaron para Gibraltar la Constituci√≥n Lansdowne¬†y aprobaron en refer√©ndum un¬†Estatuto Aut√≥nomo para Gibraltar, mediante el cual se establec√≠a un sistema pol√≠tico por el que¬†de colonia¬†se pasaba a la consideraci√≥n de¬†dominio, que contemplaba la instituci√≥n de un¬†ministro principal¬†como representante de la Corona brit√°nica en el pe√Ī√≥n, recayendo la primera elecci√≥n en Josuah Hassan, de origen jud√≠o-marroqu√≠, aunque curiosamente el art√≠culo d√©cimo del Tratado prohib√≠a expresamente la entrada de moros y jud√≠os en el pe√Ī√≥n. Clausula que contrastaba a su vez con la heterog√©neidad de la poblaci√≥n¬†gibraltare√Īa.

Durante la segunda mitad del siglo XX, Inglaterra ha venido justificando su dominio¬†gibraltare√Īo¬†en base a la importancia geoestrat√©gica del enclave en el √°mbito de la Guerra Fr√≠a y dentro de la¬†OTAN.

gibraltar
Pero cuando Espa√Īa entr√≥ en el Tratado Atl√°ntico dicho argumento qued√≥ desautorizado y obsoleto. Adem√°s, con ambos pa√≠ses en el seno de la¬†Uni√≥n Europea¬†el entendimiento pudo haberse producido con el proyectado acuerdo de¬†co-soberan√≠a¬†de 2001, que sin embargo no cristaliz√≥ por la negativa de los ¬ęgibraltare√Īos¬Ľ v√≠a refer√©ndum.
Así, el gobierno de Gibraltar pretendió y consiguió dotarse de reconocimiento propio por lo que de un conflicto dual se pasó a uno a tres bandas, siempre en beneficio del statu quo favorable al Reino Unido y con el visto bueno de la Unión Europea.

Las d√©biles reclamaciones espa√Īolas para la devoluci√≥n del territorio solo han servido para demostrar que Inglaterra es la que domina la situaci√≥n, propiciando a voluntad diversos incidentes con las fuerzas de seguridad espa√Īolas, ya fuera como consecuencia de disputas por zonas de pesca, determinadas maniobras militares o la controvertida reparaci√≥n del¬†submarino nuclear brit√°nico Tirelesss¬†acaecida en el a√Īo 2000.

Cual guerra fr√≠a, Espa√Īa y el Reino Unido llevan casi tres siglos de conflicto sobre¬†Gibraltar¬†y no parece que se aproxime una soluci√≥n definitiva. Espa√Īa ha fracasado siempre en sus tentativas de restituci√≥n del pe√Ī√≥n, tanto militar como diplom√°ticamente.

El resultado actual revela a una¬†Gibraltar¬†convertida en pr√≥spera colonia comercial e importante para√≠so fiscal, mientras que la zona espa√Īola circundante ‚Äď el pueblo de L√≠nea de la Concepci√≥n ‚Äď ha sido el gran damnificado, el perdedor de una disputa que tristemente se torna demasiado larga, por mucho que Gibraltar sea espa√Īol.


También te puede interesar:

senyera

1714 y el significado de la guerra de Sucesi√≥n en Catalu√Īa


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *