Guerra y Paz de León Tolstoi

En junio de 1812 Napoleón invade Rusia con un ejército de 700.000 hombres. Esta campaña señala el final del Imperio Napoleónico.

El Zar Alejandro I, estando oficialmente en paz con Francia, quebranta un tratado napoleónico, la represalia de Napoleón es invadir Rusia.

La táctica de la tierra quemada

Los rusos, incapaces de combatir con ese tremendo ejército, se retiran estratégicamente ante el avance francés, conduciendo al ejército francés cada vez más al interior y mientras asolaban las tierras que abandonaban. Ésto agotó a las tropas de Napoleón.

En septiembre, los rusos plantean un combate en Borodino, deciden retirar sus fuerzas de la capital los siguen miles de moskovitas.

Napoleón entra en Moscú en llamas, vacía y despojada de cualquier provisión que les fuese útil y el frío transforma la retirada en un desastre, 450.000 hombres desaparecen. Es la señal para una nueva coalición antifrancesa; Prusia y, más tarde Austria, le declaran la guerra.

En Leipzig (1813) se señala el agotamiento de Francia. Napoleón abdica y parte para la isla de Elba, mientras los Borbones se instalan en París.

Tolstoi y Gorki 

Guerra y Paz, la epopeya de la historia del pueblo ruso

En marzo de 1815 Napoleón regresa a Francia y ocupa nuevamente su puesto de emperador; las potencia europeas le declaran enemretrato de Tolstoiigo de la paz internacional. El llamado imperio de los cien días se clausura con al derrota napoleónica en Waterloo.

Entregado a los ingleses es desterrado a Santa Elena, episodio que inicia la leyenda y el culto al héroe.

Este es el contexto histórico de la novela de Tolstoi que da origen a una magnífica epopeya de la historia del pueblo ruso en un momento en que toda Europa temblaba por las guerras, las invasiones y, sobre todo, el miedo.

Un día de septiembre de 1864, Tolstoi, yendo de caza, se cayó del caballo y se fracturó un brazo.

Obligado a permanecer inactivo en su casa, comenzó a dictar los primeros capítulos de Guerra y Paz.

Esta homérica obra dibuja la sociedad rusa desde principios de siglo hasta la invasión napoleónica. Para el autor, su historia es el resultado de motivaciones anónimas y de acontecimientos personales.

De Guerra y Paz emana una filosofía tremendamente optimista, que atraviesa los horrores de la guerra y la conciencia de los errores de la humanidad, estas ideas constituyen el mensaje principal de la obra.

Guerra y Paz, la épica de la sociedad rusa

Guerra y Paz (1869) es una visión épica de la sociedad rusa entre 1805 y 1815. Esta extensa narración, una de las obras maestras del realismo, por la que desfilan 559 personajes.

Conmemora relevantes batallas militares y retrata a conocidas personalidades históricas, pero es principalmente una crónica de la vida de cinco familias aristocráticas. Nos cuenta la historia de muchos hombres diferentes que vivieron los convulsivos tiempos de la revolución francesa y más concretamente el intento de Napoleón de invadir todo el Imperio Ruso.

Desde el punto de vista de estos últimos, Napoleón era un conquistador sanguinario, en busca de riquezas y gloria, todo un peligro que solo la gran Rusia podría parar.

La novela nos habla de la guerra, descrita y analizada con un arte extraordinario

Reseña de Guerra y Paz

El relato discurre entre los salones de San Petersburgo y las cárceles de Moscú, en majestuosos palacios y en los campos de batalla. Tiene la fuerza de un gran poema, pero también tiene el ritmo avasallador de la historia y la hondura de las más penetrantes meditaciones sobre el misterio del hombre y su destino.

La novela nos habla de la guerra, descrita y analizada con un arte extraordinario que se funda en lo vivido y en una gran documentación, y de la paz que Tolstoi identifica con el ambiente idílico de su niñez.

Las cien primeras páginas reflejan, con atisbos de ironía, la vaciedad de las almas mundanas que circulaban por los salones de la sociedad rusa en vísperas de la guerra napoleónica.

Hay en ese retablo de personajes almas amorales, como el príncipe Basilio, capaces de todas las aberraciones y de todos los crímenes, ciertas naturalezas sanas, como Pedro Bezukhov, otras dotadas de lozanía juvenil como los pequeños Rostov, almas buenas y resignadas, como la princesa María, u otras a las que, sin serlo, como el príncipe Andrés, les atormenta cuanto de ruin y perverso anida en el corazón humano.

Tolstoi y GorkiSurge luego la acción impetuosa, intensa, que los arrastra. El ejército ruso en Austria. Desencadenamiento de las fuerzas elementales. Todo cobra un tinte de grandeza. Es la unidad de los corazones en el sacrificio por la patria y en el sometimiento a las leyes divinas. Este sometimiento aparece encarnado en la figura del general Kutusov.

El personaje principal, Pedro Bezukhov, torpe y distraído, se deja seducir alternativamente por las grandes corrientes de ideas que agitan a la sociedad rusa a comienzos de siglo, pero ninguna de ellas logra sacarle de una especie de ensimismamiento, en el que continua sumido hasta la invasión en 1812, cuando bulle en él un sentimiento nacional, surgiendo en su cabeza ideas disparatadas como querer dar muerte a Napoleón.

Después de la retirada del enemigo, acaba uniendo su vida a la de una mujer, Natasha Rostv, que representa cuanto hay de tierno, de sencillo y al mismo tiempo de impulsivo en la naturaleza rusa.

También ella se ha visto sometida a las más duras pruebas, antes de encontrar en Pedro su definitivo refugio.

Sincera y espontánea, Natasha ha pasado a ser una de las más conocidas heroínas de la literatura rusa. A lo largo de la novela la joven madura y pasa de ser una exuberante adolescente a convertirse en una sólida matrona, encarnando el ideal tolstoiano de feminidad. En lo básico, el carácter de Natasha permanece inmutable, aunque a él se le añaden apéndices que conciernen al amor, el matrimonio y los hijos, y simboliza la optimista creencia de Tolstoi en la plenitud de todos los estadios del desarrollo humano.

El epílogo, que transcurre en 1820, es una transición de una época a otra, del período napoleónico al de los decembristas. Tolstoi, imbuido por el sentimiento de la continuidad de la vida, no acaba su trama en plena crisis. Se avizoran ya los héroes futuros, los conflictos que surgirán y los muertos que resucitan en los vivos. Pedro Bezukhov será un decembrista. Ha fundado una sociedad secreta cuya misión es velar por el bien general. Denisov no comprende su actitud. Nicolás Rostov arremete furioso contra Pedro.

Guerra y Paz comenzó a publicarse en una revista rusa de 1864 y concluyó en 1869

Tolstoi nos enseña distintas aventuras, juegos infantiles, escenas de amor, vida mundana, intrigas políticas, batallas, consejos de emperadores y de generales, el incendio de Moscú, etc., ofreciéndonos una reincorporación admirable de una época crítica de la vida nacional rusa. He aquí por qué esta novela es tan amada por los rusos.

Guerra y Paz comenzó a publicarse en una revista rusa de 1864 y concluyó en 1869. Tolstoi se hizo famoso en toda Europa. Es seguramente, en esta obra donde mejor se ponen de manifiesto las excepcionales cualidades que como novelista y pensador poseía su autor. Desde ese punto de vista hay que juzgarla.

Guerra y paz es una verdadera enciclopedia del alma y de los conocimientos acerca de la Humanidad, estando conceptuada como la mejor obra de Tolstoi, uno de los más grandes escritores de todas las épocas, perteneciente a un grupo, muy reducido, de genios de la literatura; encierra mundos de ideas en pocas palabras, sus obras producen en el lector una extraordinaria sensación de belleza, por las grandes cualidades literarias que las adornan, y una viva conmoción espiritual por la trascendencia profundamente humana y vital de los temas desarrollados, fiel reflejo del alma atormentada de su autor, de su sinceridad absoluta, sin velos ni paliativos, vertiendo en sus páginas audaces y sorprendentes conceptos acerca de la sociedad, la familia, la vida y la muerte; o dicho de otro modo, importantes preocupaciones filosóficas y espirituales.

Artículos relacionados: 
>> Biografía de Máximo Gorki
>>  Curiosidades sobre la vida de Gorki
>> Vida y Destino, tras la estela de Guerra y Paz

 

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*