Marinetti. Futurismo
Marinetti. Futurismo

Qué es el FUTURISMO? Características. Obras y Pinturas

Índice:


 

    • Si bien, se considera que el Futurismo presenta mayor complejidad porque los movimientos sucesivos que se dieron hasta la Segunda Guerra Mundial, copian la esencia de muchas de sus características.

      El hecho de que el Futurismo se presentara sobre un Manifiesto, presentado el 20 de febrero de 1909, es un hecho elocuente.
      Es este un manifiesto claramente más social y político  que artístico, donde se rechazan los museos o los profesores, mientras se ensalza la guerra, las máquinas, la juventud o la velocidad.

      El uso del manifiesto como fórmula de expresión fue utilizado de forma sistemática por todas las corrientes artísticas del Futurismo.

      Un año después del fundacional, apareció el «Manifiesto de los pintores Futuristas«, (también lo puedes leer aquí) firmado por UMBERTO Boccioni, C. Carrá, L Russolo, G Balla y G Severin, pero también aparecieron el «Manifiesto de la Pintura Futurista: Manifiesto Técnico» o el «Manifiesto de los Músicos Futuristas». Sobre el papel, los artistas futuristas pretenden exaltar la originalidad, buscan el dinamismo. A veces intentan resultar proféticos, y lo hacen con grandilocuencia.

      Todos los Manifiestos Futuristas

      1909 Manifiesto Futurista. Publicado en Le Figaro

      1910 Manifiesto de los Músicos Futuristas

      1910 Manifiesto de la Pintura y Música Futurista

      1911 Manifiesto de los Dramaturgos Futuristas

      1912 Manifiesto de la Escultura Futurista

      1916 Manifiesto de la Cinematografía

      1922 Teatro de la Sorpresa

      1930 Manifiesto de la Fotografía

      Pero hubo más manifiestos, como el propuesto por Marinetti en 1921, el «Manifiesto del Tactilismo», que propone «elaborar objetos para tocar, pero con el deseo de reconstruir el entorno». O el «Manifiesto de la Flora Naturista» de Azari, en el que se rechaza las flores naturales.

      Futurismo, Marinetti

      MarinettiEl Hombre Futurista

      Cargados de ironía, los futuristas planteaba que el «nuevo hombre futurista» debería «dormir de pie, comer carne artificial, viajar en avión o usar corbatas metálicas.

      Debería poder intercambiar a su antojo partes de su cuerpo, vivir en ciudades modernas y no visitar museos o ciudades históricas», todo ello porque no podría ya que habrían sido destruidas.

      Todo lo viejo debería ser destruido. Como hemos visto, una de las ideas principales del Futurismo, como otros movimientos, es cambiar el mundo, transformarlo.

      Contenido Político

      En 1918 se funda el «Partido Futurista«, pero antes se fueron forjando las claves que le irían dando el contenido político a lo que representaba una corriente artística, o eso parecía en sus comienzos.

      Ya en las elecciones generales de 1919, en Italia, Marinetti, aprovechando la estela de los manuscritos escritos, tan prolijos y tan abundantes, redactó un programa político en el que se exalta «el orgullo, la energía y la expansión nacional», o donde se dice: «la palabra Italia debe dominar sobre la palabra libertad».

      Futurismo
      Futurismo

      Llama la atención que en la teoría se puedan encontrar algunas «perlas», como las manifestaciones en contra «de los viejos y los curas». Es con la fundación del partido futurista cuando se organizan en fascios, siendo recuperados una y otra vez por el fascismo italiano.

      En 1913, el ideario político futurista era ya un hecho, concretándose en un claro anticlericalismo, antisocialismo y abogando por la expansión colonial.

      Giacomo Balla

      Giacomo Balla
      Giacomo Balla

      Giacomo Balla creó  «Estudio de Luz» en 1909. Es este uno de los primeros ejemplos de la pintura futurista. Usando la técnica del «corrido fotográfico» (la vista simultánea de varios aspectos de un objeto en movimiento) El cuadro presenta cortas pinceladas en forma de «v», con colores complementarios, intentando captar el movimiento.

      Balla pasó del realismo al divisionismo para llegar al cubismo. En el futurismo más avanzado o evolucionado sehace patente una variación de lo que se conoce como cubismo sintético a base de curvas repetitivas.

    • Manifiesto Futurista

      MANIFIESTO de los pintores futuristas

      ¡A los jóvenes artistas de Italia!

      El grito de rebeldía que lanzamos, asociando nuestros ideales con los de los poetas futuristas, no parte de una bitácora estética, sino que expresa el deseo violento que se rebela hoy en las venas de todo artista creativo.

      Destruyendo el culto del pasado, la obsesión de lo antiguo, el pedantismo y el formalismo académico.
      Desprecia profundamente toda forma de imitación.
      Para exaltar toda forma de originalidad, incluso si es una erupción, incluso si es extremadamente violenta.
      Para obtener valor y orgullo de la señal fácil de locura con la que los innovadores son azotados y amordazados.
      Considerad a los críticos de arte como inútiles y dañinos.
      Rebelde contra la tiranía de las palabras: armonía y buen gusto, expresiones demasiado elásticas, con las que podrías fácilmente demoler la obra de Rembrandt, la de Goya y la de Rodin.
      Rechazar todos los motivos, todos los ya explotados, desde el campo ideal del arte.
      Haciendo y ampliando la vida hoy, incesantemente y tumultuosamente transformada por la ciencia victoriosa.
      ¡Los muertos están enterrados en las más profundas entrañas de la tierra! ¡El umbral del futuro está despejado de momias! Grande para los jóvenes, los violentos, los atrevidos!


        • Te va a interesar:

José Carlos Bermejo

José Carlos Bermejo, Madrid noviembre 1971. Escritor. Licenciado en Ciencias Políticas y Sociología, ha colaborado en diferentes medios de comunicación, tradicionales y digitales. Es autor de la novela WILDE ENCADENADO y del libro de relatos RETAZOS DE UN MUNDO IMPERFECTO. + info: josecarlosbermejo.com

One comment

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *