fotografias que dan miedo
fotografias que dan miedo

ūüėĪFotograf√≠as hist√≥ricas que dan (realmente) miedo

Miedo o terror son palabras que utilizamos en el lenguaje corriente de forma un tanto ligera, con ligereza mejor dicho. Sea como fuere, el terror y el miedo visten diferentes trajes y lo que a unos les puede parecer terrorífico, a otros les puede provocar hilaridad.

Hagamos cierta la frase del periodista¬†estadounidense Arthur Brisbane: “una imagen vale m√°s que mil palabras”, tal y como afirman en boredpanda.com, el sitio donde descubrimos algunas de estas impactantes im√°genes. Y veamos c√≥mo el miedo puede tener diferentes caras.

El Ronald McDonald, original (1963)

Suponemos que MacDonald no quer√≠a causar terror en los ni√Īos, pero si un payaso de por s√≠ suele dar un poco de miedito a los ni√Īos, este que tenemos bajo estas palabras… s√≠ que lo da…

El Ronald McDonald, original
El Ronald McDonald, original

Halloween

Estas imágenes pertenecen a disfraces de principios del siglo XX. En ese tiempo no habría tiendas especializadas donde comprar las máscaras terroríficas que vemos hoy cuando se celebra Halloween, pero para ser artesanales producen más pavor que las compradas al efecto.

Halloween
Halloween
Halloween, disfraces que dan miedo
Halloween, disfraces que dan miedo

√Ācido racista

Este tipo deb√≠a ser uno de¬†esos tipos duros del KKK que tanto atemoriz√≥ a la comunidad negra de los Estados Unidos. La imagen est√° tomada en California, en el a√Īo 1964; mientras dos mueres negras y un ni√Īo tambi√©n de color disfrutan de un ba√Īo en la piscina de un hotel, este malnacido roc√≠a con √°cido el agua.

√°cido racista
√°cido racista

Terror en el Museo de Cera

D√≠ganme que estas im√°genes no provocan inquietud. Se trata de una serie de maniqu√≠es derretidos y da√Īados despu√©s de un incendio en el c√©lebre museo de cera Madame Tussauds. Sucedi√≥ en Londres, en el a√Īo 1930. Realmente parecen reales.

Terror en el Museo de Cera
Terror en el Museo de Cera

Vendo a mis hijos

Aqu√≠ encontramos otro tipo de terror, el de la carencia econ√≥mica. En plena crisis, esta mujer, que se tapa la cara, llena de oprobio y verg√ľenza, expone a sus hijos a la venta por no poder mantenerlo. Sucedi√≥ en¬†Chicago, en el a√Īo 1948.

Vendo a mis hijos
Vendo a mis hijos

Inglaterra, 1938. Protección contra el gas de las bombas

Inglaterra, 1938. Protección contra el gas de las bombas
Inglaterra, 1938. Protección contra el gas de las bombas

La alegría después de la tragedia

La alegría después de la tragedia
La alegría después de la tragedia

Nos despedimos, por ahora, con esta foto que expresa la alegr√≠a de un peque√Īo ni√Īo austriaco, despu√©s de invadido su pa√≠s por Hitler, y ya terminada la guerra. Observemos c√≥mo lucen sus zapatos, si acaso se les puede llamar as√≠. Su sonrisa es todo elocuencia y lo entendemos perfectamente cuando vemos que en sus manos sostiene unos zapatos brillantes. No hay m√°s verdad, en este caso, que est√° m√°s feliz que un ni√Īo con zapatazo nuevos.


También te puede interesar:

Las Últimas Fotografías de Famosos Personajes

M Lilian Montesinos

Estudiante de periodismo. Publicando en medios digitales desde 2015. Me apasiona la escritura y me tomo muy en serio mi trabajo: consulto fuentes, busco la imparcialidad y la objetividad como buen profesional.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *