Científicos lograron retroceder el tiempo con una computadora cuántica en un estudio innovador
Científicos lograron retroceder el tiempo con una computadora cuántica en un estudio innovador

Científicos lograron retroceder el tiempo con una computadora cuántica en un estudio innovador

“Hemos creado artificialmente un estado que evoluciona en una dirección opuesta a la de la flecha termodinámica del tiempo”, dice el investigador del MIPT.

Los científicos han invertido la dirección del tiempo con una computadora cuántica. El innovador estudio parece contradecir las leyes básicas de la física y podría alterar nuestra comprensión de los procesos que gobiernan el Universo. Pero el amor por la ciencia y el interés por viajar al pasado, ya han dado resultados favorables, aunque sean muy ínfimos.

“los investigadores pudieron retroceder el tiempo”

En un desarrollo que también representa un gran avance en nuestra comprensión de las computadoras cuánticas, mediante el uso de electrones y el extraño mundo de la mecánica cuántica, los investigadores pudieron retroceder el tiempo en un experimento que ha dejado al mundo de la ciencia asombrado.

Los investigadores, del Instituto de Física y Tecnología de Moscú (MIPT, por sus siglas en inglés) con la ayuda de colegas en Suiza y los Estados Unidos, esperan que la técnica que aplicaron para retroceder el tiempo mejore, y se vuelva más confiable y precisa con el tiempo.
El investigador principal de este innovador experimento, el Dr. Gordey Lesovik, quien dirige el Laboratorio de Física de la Información Cuántica en el MIPT, dijo: “Hemos creado artificialmente un estado que evoluciona en una dirección opuesta a la de la flecha termodinámica del tiempo“.

La máquina del TIEMPO

La “máquina del tiempo” descrita en la revista Scientific Reports consiste en una computadora cuántica rudimentaria compuesta de cúbits de electrones.
Un cúbit es una unidad de información descrita por un “uno”, un “cero” o una “superposición” mixta de ambos estados.

En el experimento, se lanzó un “programa de evolución” que hizo que los cúbits se convirtieran en un patrón cambiante cada vez más complejo de ceros y unos.
Durante este proceso, se perdió el orden, por lo que se logró retroceder el tiempo con éxito. Pero luego, otro programa modificó el estado de la computadora cuántica de tal manera que evolucionó “hacia atrás”, del caos al orden. Significaba que el estado de los cúbits era devuelto a su punto de inicio original.

La mayoría de las leyes de la física funcionan en ambos sentidos, en el futuro y en el pasado. Si se ve un video de una bola de billar golpeando a otra, por ejemplo, y luego se invierte ese mismo video, los procesos físicos tendrían sentido y sería imposible, en el nivel de la física, saber qué camino sería el correcto.

Pero el universo tiene una regla que va de una sola manera: la segunda ley de la termodinámica, que describe la progresión del orden al desorden.
El nuevo experimento es como dar a la mesa de billar una patada tan perfectamente calculada que las bolas vuelven a formar una pirámide ordenada.
Los científicos descubrieron que, trabajando con solo dos cúbits, la “inversión de tiempo” se logra una tasa de éxito del 85 por ciento.

Cuando se involucraron tres cúbits ocurrieron más errores, lo que resultó en una tasa de éxito del 50 por ciento. Se espera que la tasa de error disminuya a medida que los científicos mejoren la sofisticación de los dispositivos utilizados, aseguraron los investigadores que están detrás del descubrimiento.

El experimento podría tener una aplicación práctica en el desarrollo de computadoras cuánticas, dijeron los científicos. “Nuestro algoritmo podría actualizarse y usarse para probar programas escritos para computadoras cuánticas y eliminar ruidos y errores”, dijo el Dr. Lesovik.
Los científicos aseguran que, aunque estamos muy lejos de viajar al pasado, con las mejoras que se pueden lograr con este pequeño paso en cuanto a computadoras
cuánticas, se podrán descubrir medicamentos con más rapidez, descifrar sistemas criptográficos más complejos, modelar el cambio climático con más precisión y ayudar a diseñar materiales nuevos más útiles y resistentes.

M Lilian Montesinos

Estudiante de periodismo. Publicando en medios digitales desde 2015. Me apasiona la escritura y me tomo muy en serio mi trabajo: consulto fuentes, busco la imparcialidad y la objetividad como buen profesional.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *