blockchain, qué es.
Imagen de mohamed Hassan en Pixabay

Blockchain: qué es

La aparición de las criptomonedas  ha cambiado el panorama de las finanzas en todo el Mundo. Aún no queda claro si el bitcoin es una moneda tal y como conocemos el dólar, el euro o la libra… pero de lo que no cabe duda es de que existe y de que se realizan todo tipo de transacciones alrededor de ella.

Todo esto es cierto, pero sabemos qué es el Blockchain. Vamos a indagar sobre el tema…

La criptografía, una palabra compuesta de dos vocablos, que provienen del griego, por un lado κρύπτos (kryptós), que significa «oculto», y, por otro lado, de  γραφή, que significa «escritura», ambas nos ofrecen en su sentido literal un curioso significante: «escritura oculta»; algo que se hace determinante para que el Blockchain y las criptomonedas puedan sustituir (o convivir con) el dinero físico, tal y como lo conocemos actualmente.

Todo esto pasa por la incesante incorporación de todos nosotros, en mayor medida en las generaciones más jóvenes, al mundo digital. Y, con la supuesta seguridad que ofrece la criptografía, se hacen posibles las transacciones comerciales con las monedas virtuales.

Pero, ¿qué es el Blockchain?

Es cierto, ya hemos hablado de Blockchain, pero aún no lo hemos definido. La nueva tecnología conocida como Blockchain es la tecnología que se ocupa de las transacciones de bitcoin o Ether (ETH).

Blockchain transfiere y divide información con precisión, esto hace posible que tanto las personas, a título individual, o las empresas que comercian pueden realizar intercambios de criptomonedas.

Se puede hablar de que estamos ante una base de datos virtual y pública, gracias a la cual, cualquiera de nosotros puede tiene acceso a ella y operar económicamente.

Algunas empresas ya han introducido, como medios de pago por sus servicios, el Bitcoin. Un ejemplo de ello, lo encontramos en ciertas compañías inmobiliarias. Pero donde más está triunfando esta nueva forma de economía es en el mundo del marketing digital. Algo, del todo comprensible por ser su medio de nacimiento y desarrollo.

¿Debe temer la economía actual la irrupción de las criptomonedas y el Blockchain?

Pues, probablemente la respuesta a esta pregunta sea afirmativa. El Bitcoin es un sistema peer-to-peer, como decíamos al comienzo, esto es, de igual a igual. Y, lo más importante que su intercambio no necesita de los medios tradicionales. No, los bancos, las entidades bancarias, no son necesarias para funcionar con las monedas digitales.

Y qué decir de los Bancos Nacionales, los que deben generar monedas y papel moneda para que tengan su valor y puedan ser usados… Lo digital en este punto se impone a lo tradicional. Las criptomonedas solo existen en dígitos amparados por la criptografía… 

La billetera digital

Lo que se conoce como billetera digital es el lugar en el que se almacenan los bitcoins. Para otorgarle seguridad, la identificación de dicha billetera se muestra solamente al vendedor cuando se lleva a cabo una operación comercial. Esto mantiene segura tanto la identidad del comprador como la del vendedor.

Cuando se realiza una transacción internacional con bitcoin, solo se usa esa ‘moneda’, lo que evita la fluctuación del resto de monedas, alejados de los variables tipos de cambio.

Por último, con la billetera digital, se pueden realizar transacciones de manera fácil y rápida a través de su dispositivo o una aplicación informática.

Las claras desventajas del nuevo dinero digital

La más clara desventaja de esta nueva forma económica de dinero es la ausencia de normativa. En la mayor parte de los países, las criptomonedas, simplemente. Escapa a controles gubernativos y no presenta las garantías que se exige a los bancos, por ejemplo.

Por otra parte, todos sabemos que el mundo digital no solo no está regulado convenientemente en lo que a transacciones comerciales se refiere, muy al contrario. Parece que Internet sigue siendo un coto libre y que la ciberdelincuencia campa a sus anchas entre 0 y 1…  Los hackers están al acecho y no dejan de pergeñar planes para atacar tanto a la economía tradicional como a la novedosa digital. Eso significa que en un mercado sin control sea más sencillo que ataquen esas billeteras o que la moneda virtual sea utilizada para llevar a cabo transacciones relacionadas con el mercado negro para llevar a cabo compras ilegales.

El anonimato es tan grande que en muchos casos ni siquiera los cuerpos de seguridad o policiales pueden perseguir esas compras y ventas fuera del margen de la Ley.

¿Cuál es el futuro del Blockchain?

Pues, por su propio significado, es un futuro incierto. A día de hoy, en la actualidad, las criptomonedas se han hecho un hueco en la realidad que nos circunda, y cada vez son más populares, pero no podemos estar seguros de que ocurrirá: si los gobiernos y las autoridades económicas tradicionales podrán controlarlas o, al menos, podrán regularlas lo suficiente como para que no supongan un problema al consumidor. Solo el tiempo (somos periodistas, no futurólogos) nos dirá si la economía tradicional sucumbirá a la tradicional.


También te puede interesar:

Nuevas tendencias: créditos online


Si eres de esas personas que aprecia el KARMA, que nos lees y vuelves a hacerlo hoy te pedimos que nos apoyes en Patreon. o en PayPal
para poder seguir publicando + contenido interesante como el que te ha traído hasta aquí. De lo contrario, quizá no podamos continuar. Gracias 🙏
Become a Patron!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Cargando...