Freud decía que Leonardo Da Vinci era homosexual

¿Fue Leonardo Da Vinci homosexual?
¿Fue Leonardo Da Vinci homosexual?

Leonardo Da Vinci era gay? Esa es una pregunta que se repite constantemente. Hay mucho interés en saber todo lo que tiene que ver con el genio de Leonardo Da Vinci. Como veremos, fue acusado de ello e, incluso, Sigmund Freud  estudió sobre el tema.

Breve biografía de Leonardo Da Vinci

Leonardo Da Vinci. Vinci, Italia 1452 – Amboise, Francia 1519
El talento de Da Vinci se forjó alrededor del movimiento artístico conocido como Renacimiento, quizá contribuyendo de forma directa a que la historia del Arte y del conocimiento avanzara más rápidamente y con más certezas.

El Renacimiento significó dejar atrás el oscurantismo de la Edad Media, la vuelta al modelo clásico de Grecia y Roma para alcanzar la conciencia moderna de un nuevo tiempo más esplendoroso.

Da Vinci fue hijo de una campesina y un notario acaudalado, que cumplía con una tradición familiar remontada a tres generaciones.

Los estudios de Da Vinci sobre Leonardo

De su vida personal se conocen algunos detalles, otros se han intentado descubrir. el padre del psicoanálisis, Sigmud Freud, escribió a principios del siglo pasado una monografía “sobre la relación de la libido de Leonardo y su presunta homosexualidad”.

Freud, basándose en la biografía del artista y en la relación que mantuvo con su madre (muy unido a ella en los primeros años de su vida y separado de ella después) y comparándola con otros casos, concluyó que Da Vinci vivió la represión al no poder continuar el amor (extremo) que profesaba hacia su madre, proyectándolo hacia sí mismo y “toma como modelo a su propia persona, a cuya semejanza escoge sus nuevos objetos eróticos”. Por ello, Freud, creyó que Da Vinci era homosexual, sirviéndole su caso para extrapolarlo a otros.

Leonardo Da Vinci acusado de sodomía

Leonardo Da Vinci
Leonardo Da Vinci

Lo cierto es que tras su paso por la Escuela de Andrea De Cione, un artista polifacético en cuyo estudio se desarrollaban encargos artísticos de toda índole (pintura, escultura, fabricación de instrumentos musicales), Leonardo fue acusado de sodomía junto a tres compañeros y a un joven conocido en Florencia por practicar la prostitución.

Tras dos vistas judiciales se les absolvió por falta de pruebas, si bien, ya en aquel tiempo, se consideró que la acusación que pesaba sobre Leonardo y sus compañeros podía ser falsa, propiciada por algún malintencionado enemigo, de esos que la Historia sabia hace olvidar los nombres.

Da Vinci hizo destacar su talento en la Escuela de Cione, también conocido como Verrocchio (ojo verdadero).

De Leonardo no solo sorprendía su destreza artística con la pintura, sino que también destacaba por su “hermosa apariencia, su fuerte cuerpo, su gracia física y su habilidad para cantar con la lira”, tal y como reflejan crónicas escritas por quienes le conocieron. En Florencia, donde desarrolló sus primeros estudios, le gustaba llamar la atención.

Renacimiento
Leonardo Da Vinci El Hombre de Vitruvio. 1492. Milan

Al parecer Da Vinci solía pasear con trajes de colores brillantes o vestía túnicas, vestimenta propia de la época, más cortas de lo normal.

También cuentan de él que, de cuando en cuando, era su costumbre comprar pájaros enjaulados para luego soltarles devolviéndoles la libertad.

Da Vinci siempre mostró aspectos ambiguos en su personalidad.

Como si viviera con intensidad la diferencia estrecha que separa el miedo y el deseo.

Quizás por eso, sus primeros dibujos representaran rostros deformados de personas reales que encontraba en sus paseos por Florencia, pero que llamaban su atención por la propia repulsión que le generaban.

De igual modo, cuando comenzó sus estudios anatómicos en el Hospital Maria Nuova, encontraba una contradicción entre el horror de la muerte (y de la mala conservación de los cuerpos por la falta de condiciones) y la necesidad de la investigación, que era lo que verdaderamente le empujaba.

La primera disección completa de un cuerpo humano

Se considera a Da Vinci como el primer hombre que diseccionó un cuerpo traspasando las capas superficiales. Sus estudios anatómicos siguen siendo considerados un prodigio de precisión y exactitud.

Da Vinci no se detuvo en el estudio de la pintura o la anatomía.

Estudió geometría, la mecánica del vuelo de los pájaros, esbozando maquetas de máquinas voladoras, pues su propósito era conseguir que el hombre pudiera volar.

También estudió botánica, incluso ideó ingenios militares (que nunca se llegaron a construir), pero que sobre el papel era maquinaria capaz de hacer imbatibles a los ejércitos.

Muchos han visto en estos esquemas el bosquejo de los modernos tanques o el uso del gas venenoso.

Da Vinci, poco ahorrador

Cuentan las crónicas que Da Vinci, siempre al amparo de grandes mecenas, vivió al límite de sus ingresos.

Iniciaba muchos encargos para mantener su tren de vida, a la vez que estudiaba arquitectura, astronomía o se detenía en el estudio de la división de los ríos o el drenaje de los pantanos.

En los más de 4000 manuscritos que se conservan de su producción, también se han encontrado notas misteriosas, ya que solo pueden leerse colocándolas frente a un espejo.

No se considera que Da Vinci tuviera interés en ocultar sus investigaciones, aunque tampoco se ha determinado una explicación.

Como genio multidisciplinar, Da Vinci siempre será recordado por su enigmático cuadro “La Gioconda”.

Gioconda
Gioconda. Leonardo Da Vinci

Su obra favorita (siempre la llevó consigo en sus viajes) y el retrato más famoso de la Historia. En ella utilizó el “sfumato” y el claroscuro, dos técnicas de las que fue precursor.

Otra creación de Leonardo Da Vinci, el Sfumato, lo que hace Instagram con tus fotos

La misteriosa sonrisa de Mona Lisa es una muestra de sfumato. Técnica con la que se eliminan los contornos de las líneas, que aparecen difuminadas en una especie de niebla evocadora que atrapa al espectador.

Da Vinci terminó sus días como pintor de la corte de Luis XII de Francia, con 67 años continuaba ideando ingenios, artificios y obras de arte.

Para saber más: Cuál es la simbología de la Mona Lisa

d Por José Carlos Bermejo

Sobre José Carlos Bermejo 311 Artículos
José Carlos Bermejo, Madrid noviembre 1971. Escritor. Licenciado en Ciencias Políticas y Sociología, ha colaborado en diferentes medios de comunicación, tradicionales y digitales. Es autor de la novela WILDE ENCADENADO y del libro de relatos RETAZOS DE UN MUNDO IMPERFECTO. + info: josecarlosbermejo.com

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*