Elmer Bernstein: Música de Cine

A los 82 años, el gran compositor Elmer Bernstein fallecía en su casa, mientras dormía, aquejado de una larga enfermedad.

Su imaginación, su estilo y su forma musical de entender el mundo nos acompañó durante décadas en un sinfín de películas, y permanecerá en el futuro porque sus melodías, acompañando las imágenes de películas míticas, seguirán sonando cuando las palabras “The End” cuelguen sobreimpresionadas en la pantalla.

Los Comienzos e Influencias en la música de Elmer Berstein

Quería ser bailarín o actor, no músico, pero a la edad de trece años, cuando ingresó en la Joulliard School of MusicBernstein se convirtió en un gran virtuoso del piano, sobre todo cuando improvisaba.

El joven Elmer asombraba a todos, por eso le llevaron frente a Aarón Copland, un compositor consagrado que ya había compuesto melodías para largometrajes.

Copland, también quedó sorprendido de las habilidades de Bernstein, por lo que se preocupó de dirigir sus estudios, recomendándole, lo que él consideraba; los profesores que forjarían el extraordinario músico en que terminó convirtiéndose.

Elmer Bernstein, ganador del Oscar por Thoroughly Modern Millie
Elmer Bernstein

Durante los primeros años de su vida, Bernstein, tuvo otros maestros, pues escucha la música a la que era aficionado el padre: el jazz. Una más que evidente primera influencia visible en lo que serían sus composiciones futuras.

El músico que más se escuchaba en el hogar de los Bernstein era Louis Armstrong, que al parecer surcaba los gruesos surcos del tocadiscos durante muchas horas al día.

Pronto, tras acabar sus estudios, colabora con Glenn Miller, para luego trabajar como  pianista en su ciudad natal antes de trasladar sus ambiciones a Hollywood, corre el año 1951 cuando comienza a trabajar como colaborador de programas y documentales deportivos.

La Caza de Brujas

En la década de los cincuenta, en plena “Guerra Fría”, cuando Bernstein está comenzando su carrera, en el mundo del cine “La Caza de Brujas”, patrocinada por McCarthy, ocupa el primer plano, lejos del plató de rodaje.

Bernstein comienza a ser conocido y también apuntado –de forma indirecta– como componente de ese grupo de supuestos disidentes comunistas que, infiltrados en la vida norteamericana, también supuestamente, ponían en peligro el orden de cosas.

En alguna declaración, Bernstein, se reconoció como un hombre de izquierdas, pero muchos años después, cuando el macarthismo dejó de ser una amenaza para los creadores y artistas.

La “Caza de Brujas” no fue un obstáculo para la carrera de Elmer Bernstein, aunque se topó con ella, de diferente forma. Gracias a una buena amistad, conoce a Cecil B. DeMille, que ya había escuchado su trabajo y que ha pensado en él para que pusiera su música a su nueva película.

Elmer Bernstein, ganador del Oscar por Thoroughly Modern Millie
Elmer Bernstein, ganador del Oscar por Thoroughly Modern Millie

Iba a rodar “The Ten Commandments”  (Los diez mandamientos, 1956).

Cuando se entrevistaron, DeMille le preguntó sin rodeos si era comunista. A lo que Bernstein respondió con un rotundo “no”, aunque le reconoció sus ideas más próximas a tendencias izquierdistas.

El ya consagrado director de cine, sermoneó al compositor sobre los peligros de esa ideología, y sobre los peligros que conllevaba “mezclarse” con ese “tipo de gente”. A pesar de todo, Bernstein consiguió arreglar la banda sonora de la superproducción, que sería su primer exitosa composición.

The Magnificent Seven. Los siete magníficos

Veintisiete composiciones para películas después, o lo que es lo mismo, cuatro años después, llega “The Magnificent Seven”, (1960) del olvidado director John Sturges.

Si “The Man With The Golden Arm”, (1955), con Frank Sinatra ya había sido un éxito, en este caso, Bernstein, alcanza el máximo reconocimiento, perpetuado por la famosa marca de cigarrillos y sus anuncios, capaces de llegar hasta el último rincón de la Tierra.

Prolífico y Reconocido Compositor

De fértil y fecunda se puede considerar la carrera del compositor. Nada menos que más de 250 composiciones para televisión, cine o radio, incluida la música de documentales para “National Geographic” o los trabajos realizados para orquestas sinfónicas.

Bernstein pensaba que el presente de la composición musical para el cine corría tiempos de crisis.

Pensaba que los nuevos músicos se ven comprometidos por los deseos de los grandes estudios, preocupados por los aspectos comerciales y olvidando si existe una posible simbiosis entre imagen y sonido.

Es decir, relegando los aspectos artísticos a un segundo plano. Cuando Bernstein comenzó a trabajar para esos grandes estudios, ParamountFoxMetro o Universal, tenían contratados a los músicos que componían sus propias orquestas. La dirección musical corría de parte de un departamento exclusivamente dedicado a ello.

Bernstein trabajó con los grandes directores, aquellos que estaban detrás de las grandes producciones cinematográficas, cuando la industria del cine ya se había convertido en un gigante. Su obra siempre estuvo reconocida.

Martín Scorsese, por ejemplo declaraba que la virtud de la música del compositor estaba en la forma en que enfatizaba, subrayaba, hasta darle un músculo dramático, a la película que vestía con vistosos modelos musicales.

Wild Wild West

Tras el éxito rotundo de The Magnificent SevenBernstein siguió creando piezas musicales que pusieran el trasfondo a western. De hecho, le puso la música a las últimas siete películas que rodó John Wayne.

En declaraciones posteriores a ese trabajo, diría que “acabó aburrido”.

No obstante, muchos años después creó la banda sonora de “Wild Wild West”, (1999) creyendo que iba a recordar los buenos viejos tiempos, pero la película no le resultó tan divertida como había imaginado.

Bernstein: 14 nominaciones a los Oscar de Hollywood

En total, recibió catorce nominaciones a los Oscar de la Academia, ganador de un Oscar por “Thoroughly Modern Millie” (1967) y un Emmy.

Son infinidad los títulos: “To Kill a Mockingbird” (Matar un ruiseñor) y “The Great Escape” (La Gran Evasión).

Pero también musicalizó filmes como “Ghostbusters” (Los Cazafantasmas).

Entre sus esfuerzos más notables estuvieron sus composiciones para los filmes “Birdman of Alcatraz”, “My Left Foot” (Mi pie izquierdo), o “The Age of Innocence” (La edad de la inocencia).


Te puede interesar:

“El Mesías”, el Milagro de Häendel

Sobre José Carlos Bermejo 299 Artículos
José Carlos Bermejo, Madrid noviembre 1971. Escritor. Licenciado en Ciencias Políticas y Sociología, ha colaborado en diferentes medios de comunicación, tradicionales y digitales. Es autor de la novela WILDE ENCADENADO y del libro de relatos RETAZOS DE UN MUNDO IMPERFECTO. + info: josecarlosbermejo.com

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*