¿Dónde nació el Barroco?

Índice:

    • ¿Dónde nació el Barroco?

      El arte Barroco nació en Italia a finales del siglo XVI, alcanzando su esplendor en el siglo siguiente, perviviendo hasta el XVIII.

      La denominación de Barroco proviene del siglo XVIII y tiene la carga peyorativa que todos entendemos.

      El barroco parte de la última fase del Renacimiento y reacciona frente a lo estricto y las reglas. El barroco es un arte abierto, que busca lo grandioso.

      Loading...

      En el Barroco triunfa lo decorativo y lo efectista, lo complejo, lo atormentado.

      Arquitectura Barroca

      Tres son las características esenciales del Barroco: el movimiento, el claroscuro y la grandiosidad.

      El movimiento en el Barroco

      En el Barroco triunfa el movimiento. Se puede considerar que existía una necesidad artística de traer movimiento a la percepción. Triunfan las curvas y lo mixtilíneo, frente al clasicismo sereno y sus líneas rectas.

      Esto queda ejemplificado en los elementos constructivos, ‘lo que se lleva’ es lo curvilíneo, lo que provoca planos oblícuos, que crean efectos luminosos.

      El claroscuro: Tal y como se construye, se da pie a que la luz produzca juegos curiosos, de intensidad y penumbra.

      Las fachadas cobran una nueva perspectiva, muy sobrecargadas.

      Las pinturas de las bóvedas y de las cúpulas crean lo que se ha venido llamando ‘espacios ascensionales’, en lo que el movimiento de las figuras subraya el entorno.

      Características

      • Se adoptan las formas ovales, curvas, frente al anterior uso de las rectas; este cambio provoca mayor dinamismo y una marcada expresividad; sobre todo en las fachadas, donde se llevan a cabo los esfuerzos decorativos.
      • Se intentan olvidar las formas clásicas en las columnas, los arcos, frisos o frontones, pero se los transforma de forma imaginativa, buscando en infinito. Triunfa la columna salomónicatorsa o entorchada. Se trata de una columna con fuste de forma helicoidal.
      • Se comienzan a utilizar los juegos de luz y perspectiva.
      • Énfasis por los aspectos dramáticos o teatrales en las formas.
      Columna Salomónica. Baldaquino de Bernini en la Basílica de San Pedro

      Arquitectos barrocos más importantes

      En el país de origen del Barroco, en Italia, las figuras más destacadas son Lorenzo Bernini, Carlo Maderna, Francesco Borromini, Baldassare Longhena y Felipe Juvara.

      Bernini

      Bernini quizá sea el más popular de los artistas barrocos.

      Su baldaquino creado en la grandiosa Basílica de San Pedro, es uno de los ejemplos más vívidos de un elemento constructivo propio del Barroco, la columna salomónica, una columna ascendente, en espiral.

      De Bernini también es el Palacio Odescalchi, un ejemplo de palacio barroco.

      Filippo Juvara

      Con Filippo Juvara, ya en el siglo XVIII, el Barroco va serenando ese impulso ostentoso. Los palacios que se edifican así lo demuestran. Es el caso del Palacio Real de Madrid.

      Palacio Real de Madrid
      Palacio Real de Madrid

      Francesco Borromini

      Borromini fue asistente de Bernini, aunque maestro y discípulo no gozaron de una buena amistad, lejos de ello, su enemistad fue manifiesta. Su obra teórica la dejó escrita en el «Opus Arquitectonicum», aunque la mayor parte de sus teorías escritas fueron destruidos por él mismo antes de fallecer.

      Para la posteridad y la crítica, la obra de Francesco Borromini sobresale por su originalidad. Se habla de la influencia de Miguel Ángel.


      ▷ Novelas de intriga que enganchan: Wilde Encadenado
      Fachada de San Carlo alle Quattro Fontane.
      Fachada de San Carlo alle Quattro Fontane. Francesco Borromini

      Obras de Borromini:

      San Carlo alle Quattro Fontane
      Santa Inés en Agonía
      Sant’ Ivo alla Sapienza
      Oratorio de San Felipe Neri

      El Barroco en España

      Será durante finales del siglo XVI cuando la arquitectura barroca llega a España, si bien su desarrollo más brillante se daría durante el siglo XVII.

      El español es un barroco más comedido, si se quiere, más contenido en la austeridad comparado con el italiano.

      Los edificios construidos en este tiempo y bajo esta influencia cuentan con un aspecto más sobrio y menos aparente. Principalmente, serían las ciudad de Madrid, Valladolid, Sevilla, Toledo y Valencia donde tomaría arraigo el barroco.

      Arquitectos barrocos españole

      Arquitectos barrocos españoles

      Juan Gómez de Mora

      A principios del siglo XVII, Juan Gómez de Mora, trabajando para la corte de los Austrias, idea la Plaza Mayor de Madrid, su ayuntamiento y otros edificios como la Cárcel de la corte o el Monasterio de la Encarnación.

      En esta primera fase, destaca la arquitectura herreriana, un estilo también conocido como escurialense, que triunfa a finales del siglo XVI y que nace con la construcción del Monasterio de El Escorial, para ser más precisos, con el rediseño llevado a cabo por Juan de Herrera, de quien procede la denominación de herreriana.

      Francisco de Mora

      Discípulo de Herrera, es obra suya el Palacio ducal de Lerma, obra enseña del estilo de arquitectura herreriana.

      Alonso Carbonell

      De su mano nace el Palacio del Buen Retiro y sus adyacentes jardines.

      Palacio del Buen Retiro
      Palacio del Buen Retiro

      Jorge Manuel Theotocópulos

      Jorge Manuel Theotocópulos, quien fuera hijo de El Greco, será encargado de dirigir las proyección arquitectónica del ayuntamiento de Toledo.

      El Barroco Pleno

      Una segunda etapa barroca en España, conocida como Barroco Pleno, llega en el siglo XVII. En este momento, el gusto por la ornamentación destaca, por su sobrecarga estética, eliminándose el uso de elementos anteriores, como la arquitectura herreriana.

      Alonso Cano

      Autor de la catedral de Granada, se muestra en él una querencia por la ornamentación; que sería seguida en otras construcciones como la Basílica del Pilar de Zaragoza, por citar un ejemplo.

      Estilo Churrigueresco

      Llegamos al conocido como rococó español, que se desarrollaría en el siglo XVIII, y dónde se percibe una exagerada recarga de elementos decorativos en las fachadas. Su nombre ‘churrigueresco’ procede de José Benito, Joaquín y Alberto de Churriguera, a la sazón, hermanos.

      Estilo Borbónico

      Durante el reinado de los borbones es el momento de mayor auge de la arquitectura churrigueresca, son estos reyes quienes imponen un gusto diferenciado, por su origen francés más cercano a los cánones clásicos y alejados de los excesos en las formas; y, por contra, en la búsqueda de espacios amplios y equilibrados.

      En este tiempo, en España, se construyen tres palacios significativos. El Palacio Real de Madrid, del que ya hemos hablado anteriormente, el Palacio de la Granja de San Ildefonso, en Segovia, obra de Teodoro Ardemáns y el palacio de Aranjuez, de Santiago Bonavía.

      Ventura Rodríguez y Francesco Sabatini y el Neoclasicismo

      Cabe destacar al arquitecto Ventura Rodríguez que ideó la iglesia del Monasterio de Santo Domingo de Silos y la fachada de la Catedral de Pamplona,

      Por su parte, Francesco Sabatini, de quien es obra la Puerta de Alcalá de Madrid.

      Estos dos arquitectos están considerados como los últimos del barroco español, siendo los precursores del Neoclasicismo, que opta por un nuevo estilo alejado de los motivos decorativos,  y que triunfaría en el siglo XVIII, siendo su característica principal, la renuncia al estilo barroco de clara ornamentación naturalista.


▷ Novelas de intriga que enganchan: Wilde Encadenado

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Loading...