Argo: historia real y el marco político de la película de Ben Affleck

Análisis de la película y la historia real detrás de Argo. 

Si hubo una película triunfadora, no solo de los Oscar, sino de toda la gran temporada de premios del año 2013, esa fue «Argo«.

Siendo una película que no tenía en principio mucho que decir en las quinielas frente a grandes pesos pesados como Steven Spilberg y su académica «Lincoln» o «La vida de Pi«, de Ang Lee, «Argo» se ha alzado con el galardón más codiciado de los Oscar, como ya lo hizo en los Globos de Oro, los Bafta o los Critics Choice Awards, entre otros.

Mire este video en Youtube.

La historia real detrás de Argo. «Crisis de los rehenes»

La película de Ben Affleck está basada en una historia real que tuvo lugar en noviembre 1979 al principio de la llamada «crisis de los rehenes». El Sha Mohammed Reza Pahlevi, que había implantado importantes reformas para occidentalizar el país y que había sido acusado de ser un «títere» de Washington y Europa, fue forzado a abdicar a principios de 1979 y emprendió su camino al exilio.

El ayatollah Jomeini asume el poder y comienza la revolución iraní, para cuyos líderes Estados Unidos era uno de los peores enemigos, al que había que combatir y del que debían guardarse.

En noviembre de ese mismo año, bajo la excusa de necesitar tratamiento médico en Nueva York, el presidente Jimmy Carter permite al Sha establecerse en Estados Unidos temporalmente.

Este hecho dispara todas las alarmas en un Irán donde ya había un importante sentimiento anti-estadounidense y donde ya se habían anulado todas las reformas en favor de la occidentalización que habían implantado en los años precedentes.

Argo
Fotograma de Argo

Interpretando la presencia del Sha en Estados Unidos como una muestra de apoyo de este país hacia el líder exiliado y temiendo que quisieran restablecerlo por la fuerza, se produce el asalto a la embajada de Estados Unidos en Teherán, donde se secuestraron a 66 estadounidenses ante la permisividad del gobierno de Jomeini.

Pese a los diversos intentos de rescate por parte del gobierno de Jimmy Carter, tanto a nivelse produce el asalto a la embajada de Estados Unidos en Teherán, donde se secuestraron a 66 estadounidenses ante la permisividad del gobierno de Jomeini.diplomático como con diversas operaciones secretas de índole militar (entre ellas, la más famosa fue la denominada como «Operación Garra de Águila, un rotundo fracaso) la crisis de los rehenes duró más de un año y los últimos apresados no fueron liberados hasta el 20 de enero de 1981, después de 444 días de cautiverio.

Era el mismo día que el nuevo presidente, Ronald Reagan, juraba su cargo en la Casa Blanca, siendo considerada la crisis de los rehenes y su inhabilidad para solucionarla una de las principales causas por las que Jimmy Carter no fue elegido de nuevo.

En cualquier caso, la crisis de los rehenes sigue siendo una herida abierta, máxime cuando varios de los rehenes identificaron al actual presidente de Irán, Mahmud Ahmadineyad, como uno de los participantes en el asalto, extremo que se ha sido negado por varias instancias iraníes.

Pero no todos los estadounidenses que estaban en la embajada en ese momento fueron tomados como rehenes. Seis personas escaparon entre los tumultos y fueron escondidos por el embajador canadiense, que mantiene su situación en secreto e informa a los Estados Unidos.

Argo
Argo, la película de Ben Affleck

Desde Washington se empieza a buscar alguna forma para sacar de Irán a esos diplomáticos sin arriesgar a los demás rehenes. Y es en ese rescate en el que se basa la película de Ben Affleck «Argo«: el agente de la CIA Tony Mendez (interpretado por el propio Ben Affleck) diseña un plan en el que se hace pasar a loLa película de Ben Affleck está basada en una historia real que tuvo lugar en noviembre 1979 al principio de la llamada "crisis de los rehenes"s diplomáticos por cineastas canadienses que habían ido a Irán para buscar localizaciones para una nueva película de ciencia ficción que estaban realizando.

Se crea una tapadera para fingir que la supuesta película que están haciendo los diplomáticos es real mientras estos continúan en la embajada canadiense y los iraníes están cada vez más cerca de descubrir que algunos estadounidenses escaparon al asalto a la embajada.

Cartel de Argo
Cartel de la película Argo

En un ambiente hostil, dominado por las intrigas y batallando contra el tiempo, los protagonistas intentan devolver a los rehenes a Estados Unidos sin descubrir una operación que podía costarle la vida a decenas de personas.

La intriga, el peligro y los diversos obstáculos que tienen que superar los rescatadores para llevar a cabo su misión constituyen el núcleo de la aclamada «Argo«.

En qué se basa la película ARGO

La premisa, basada en un artículo publicado por Joshua Bearman, es verídica, aunque ha habido algunos aspectos en los que la película se aparta de la historia.

La película se toma ciertas licencias, habiendo apuntado diversos expertos que muchos de los obstáculos a los que se enfrentan los protagonistas no existieron, pero desde el punto de vista histórico lo más criticado ha sido la falta de atención que se presta al papel que jugó Canadá, el embajador canadiense y su asistente, John Sheardown (que, como muchos han apuntado, ni siquiera aparece en la película) en el rescate.

No solo el embajador canadiense y su equipo mantuvieron seguros a los diplomáticos, sino que también tomó una parte muy activa en los planes para su evacuación comprometiendo su propia integridad personal, llegando incluso a enseñar a los diplomáticos americanos a imitar el acento canadiense para que fuera más creíble.

Es más, se ha destacado que el embajador tuvo una importancia mucho mayor, al haber hecho labores de espía para el gobierno de Estados Unidos durante la crisis de los rehenes, algo que, sin duda, le hubiera costado muy caro si hubiera sido descubierto. Esta es la máxima crítica que se atribuye a un film que, en lo demás, pese a las inexactitudes históricas inherentes obligatoriamente a toda película que no sea documental, se ciñe bastante a una historia real que ha superado ampliamente a muchos relatos de ficción.


Para saber más:

-«How the CIA Used a Fake Sci-Fi Flick to Rescue Americans From Tehran», por Joshua Bearman. Artículo en el que se basó la película.

Argo«, de Antonio J. Méndez, editorial RBA. Este libro, publicado en España a finales de 2012, relata los hechos que aparecen en la película desde el punto de vista de uno de sus protagonistas, Tony Méndez, caracterizado en la película por Ben Affleck.


También te puede interesar leer:

Rocio Martinez

Madrid, 1988. Licenciada por la Universidad Complutense de Madrid y graduada en el máster de estudios avanzandos de Historia Moderna "Monarquia de España Siglos XVI-XVIII, de la Universidad Autónoma de Madrid. Ha trabajado como asesora de cine y autora de diversos estudios sobre la historia de los siglos XVI y XVII.

One comment

  • Amanda dice:

    Ben Affleck en esta película está muy bien. Peli muy recomendable. Gracias por la info, no sabía tantas cosas sobre la historia real detrás de Argo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *