1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Ninguna valoración todavía)
Cargando…

Antiguos Anuncios que la Historia nos ha dejado

25 septiembre, 2017  —  Por

Hoy nos parece complicado pensar que en el Mundo Antiguo existiera actividad publicitaria, pero así fue: publicidad ha existido siempre.

Por ejemplo, en la Antigua Roma se anunciaban los espectáculos, como el circo o el teatro.

También se anunciaba la venta de esclavos y las tabernas. Incluso, los políticos lanzaban mensajes publicitando sus cualidades para obtener los votos que les dieran el poder.

Vendiendo esclavos y alquilando tabernas

Todos estos mensajes y anuncios, desde luego, intentaban hacer atractiva la actividad o el “producto” que mostraban a su público.

Algunos anuncios, que se decían de viva voz hace más de dos milenios, decían textualmente:

“Oye perfectamente con los dos oídos, ve perfectamente con los dos ojos. Os garantizo su frugalidad (que come o bebe poco), su honradez y su docilidad. Sabe un poco de griego”.

Históricas Curiosidades Publicitarias

Este mensaje fue utilizado para exponer las virtudes de un esclavo: 

“¡Qué carne firme! Garantizada su inocencia. Usted mismo comprobará cómo se sonroja”. En este caso, el anuncio publicitario se refería a una esclava puesta a la venta.

Las tabernas y bares de la época no solo se anunciaban para hacer públicas sus “virtudes”, también lo hacían cuando se ponían en venta o alquiler.

Uno de estos mensajes decía así: “Se alquila desde el 1 de los Idus de marzo, taberna con sus enseres”. Dirigirse al procurador de Nigidius”.

En la ciudad de Pompeya, destruida por el volcán Vesubio en el año 79 d. C., se han encontrado lugares que se reservaban para que los ciudadanos insertaran su anuncio “clasificado“. Se trataba de mensajes directos y explícitos.

Mensajes Electorales de la Antigüedad

Dos curiosos mensajes electorales decían:

“Los comerciantes de frutas desean tener a Holconius Pricus como magistrado” o, este otro, invitando al voto: “Firmus vota por Marcus Holconius”.

También en Pompeya, en las calles en las que los orfebres comerciaban, tras las excavaciones se llegaron a localizar algo parecido a paneles, que recibieron el nombre de “alba“, y que era el lugar donde exclusivamente se podían insertar mensajes publicitarios.

Algunos carteles, de carácter más esporádico, también han sido localizados en las sucesivas excavaciones realizadas en el emplazamiento del antiguo Foro Romano.

En esa época, en que la mayor parte de la población era analfabeta, esas pinturas, llamadas enseñas, servían más bien para orientar y facilitar la llegada al lugar anunciado.

Una vez más, tabernas, aunque también prostíbulos o comercios, eran los anunciados.

Anuncios Curiosos (II)