Análisis de El Guardián entre el Centeno | Actually Notes Magazine
Análisis de El Guardián entre el Centeno
Análisis de El Guardián entre el Centeno

Análisis de El Guardián entre el Centeno

El Guardián entre el Centeno (The Catcher in the Rye) es una novela del  esquivo escritor JD Salinger publicada en el año 1951 y de la que el autor admitió en alguna ocasión, como era de prever, que se trataba de una historia propia, cuando menos «semiautobiográfica».

En la narración se nos muestra la historia (en tan solo dos días) de Holden Caulfield, un joven que se encuentra en el paso de la adolescencia a la madurez. Una etapa de la existencia humana compleja que a veces encuentra dificultades, como en el caso de Holden, caminando entre el deseo y el temor a la madurez combinado con la ilusión de aferrarse a su visión idealizada de la infancia.

El Guardián entre el CentenoSinopsis / resumen

Durante el transcurso de esta fantástica (por excelente) novela, Salinger narra una atrapante historia, siguiendo los pasos de Caulfiel a través de decenas de encuentros con taxistas, monjas, turistas, proxenetas, ex compañeros de clase y muchos otros.

Se podría decir que Caulfield tiene poco sentido de su efecto en los demás y se niega a ajustarse a las normas sociales, fracasando en todos los intentos y adoptando una apariencia autoprotectora para protegerse del poco aprecio que tiene (siente) con el Mundo.

Holden Caulfield busca a toda cosa la verdad y se opone a la «falsedad» que encuentra en el mundo adulto

En este baile afectivo e íntimo, Holden parece querer desprenderse de los demás, sobre todo del concepto que tiene de cómo se comportan y son los adultos, aunque sus encuentros con otras personas, generalmente, terminan por su rechazo a los otros porque se comporta de manera inmadura, se complace en comportamientos extravagantes y suele tomar decisiones inapropiadas, hasta que otras personas se confunden o terminan enfadadas con él. Ya decíamos, el paso de la adolescencia a la madurez puede ser bastante traumático.

Pero como nos ocurre (o nos ha ocurrido a todos), en última instancia, la negativa a crecer y madurar de Holden Caufield, y entrar por fin en el mundo adulto, está condenada al fracaso.

El significado de “catcher in the rye”

The Catcher in the Rye nos cuenta la pérdida de inocencia como eje vertebrador de la novela. Holden quiere ser el “catcher in the rye”, el «receptor del centeno», alguien que salva a los niños de caer por un precipicio, lo que puede entenderse como una metáfora de la entrada o el paso a la edad adulta.

El nombre de Holden también es significativo: Holden se puede leer como «espera». The Catcher in the Rye, es una frase pegadiza que adquiere un gran significado en el libro. Es una referencia a «Comin thro’ the Rye», un poema de Robert Burns y un símbolo de los personajes principales que anhelan preservar la inocencia de la infancia. La primera referencia en el texto a «catcher in the rye» se sitúa en el Capítulo número 16.

Charles Bukowski hizo un guiño a esta novela en una parte de su biografía. En La Senda del Perdedor“, “Ham on Rye”

Rebelde entre el centeno  (2018)

Danny Strong dirigió en 2018 la película ‘Rebelde entre el centeno’. Una historia que narra la vida de J.D. Salinger centrándose en las circunstancias sobre la creación de la novela ‘El guardián entre el centeno’. Entre los actores que la interpretan están: Nicholas Hoult, Kevin Spacey, Zoey Deutch y Sarah Paulson.

Mire este video en Youtube.

Personajes en la novela El Guardián entre el Centeno

Holden Caulfield

Es el protagonista y narrador de la novela, Holden es un joven de dieciséis años que acaba de ser expulsado por un fracaso académico de su escuela: Pencey Prep. Caulfield es un chico inteligente y de gran sensibilidad. En su narración, Holden ve los acontecimientos que le suceden de forma cínica y, se podría decir que con hastío. Está en un momento de su vida en el que su mirada del Mundo es bastante crítica y negativa, valorando que se desarrolla en un cenagal de hipocresía. No le gusta, de hecho le irrita.

Algunos críticos literarios han apuntado que Salinger quería trasladarnos el dolor y la decepción del personaje a través de su cinismo. Sin embargo, las críticas que Holden apunta a las personas que lo rodean también se dirigen a él mismo. Se siente incómodo con sus propias debilidades y, a veces, muestra tanta falsedad, mezquindad y superficialidad como cualquier otro personaje. La incapacidad para saber interpretar con éxito el abismo en el que se encuentra lo mantiene al borde del colapso emocional.

Los hermanos de Holden

Phoebe Caulfield

Phoebe es hermana de Holden. Tiene diez años, y Holden le profesa un profundo amor. Aunque es más pequeña que él, le escucha y entiende más que la mayoría de las personas mayores. Phoebe es inteligente, pulcra y una bailarina brillante. Curiosamente, Phoebe muestra una gran madurez e incluso castiga a Holden por sus muestras de lo contrario. 

Allie Caulfield

Es la hermana menor de Holden. Allie muere de leucemia tres años antes del inicio de la novela. Allie era brillante, simpática y pelirroja; según Holden, era la más inteligente de los Caulfield. Holden está atormentado por la muerte de Allie y lleva un guante de béisbol en el que Allie solía escribir poemas en tinta verde.

D. B. Caulfield

Es el hermano mayor de Holden.

D. B. escribió un volumen de historias cortas que Holden admira mucho, pero Holden siente que D. B. prostituye su talento escribiendo para películas de Hollywood.

Sally Hayes

Sally Hayes es una chica muy atractiva que Holden cree «estúpida», aunque es difícil decir si este juicio se basa en la realidad o simplemente en la ambivalencia de Holden sobre su atracción sexual hacia ella.

Ackley

Compañero de Holden en Pencey Prep. Ackley tiene granos, es inseguro y luce una higiene dental deficiente. A menudo irrumpe en la habitación de Holden y actúa completamente ajeno a las insinuaciones de Holden de que debería irse.

Holden cree que Ackley inventa mentiras elaboradas sobre su experiencia sexual.

Stradlater

También compañero de Holden en Pencey Prep. Stradlater es guapo y popular, pero Holden cree que se trata de un «vago secreto» porque arreglada, pero sus artículos de tocador, como su navaja de afeitar, son asquerosamente sucios. Stradlater es sexualmente activo y bastante experimentado para tratarse de un estudiante de la escuela preparatoria.

Jane Gallagher

Se trata de una niña con la que Holden pasó mucho tiempo durante los veranos en los que sus respectivas familias se quedaron en las casas de verano vecinas en Maine. Jane nunca aparece en realidad en The Catcher in the Rye, pero es extremadamente importante para Holden, porque es una de las pocas chicas a las que él respeta y encuentra atractivas.

El señor Spencer

Spencer es el profesor de historia de Holden en Pencey Prep, quien sin éxito trata de motivar a Holden y alejarle de su marcada apatía académica.

Carl Luce

Carl Luce es un estudiante de Columbia que fue asesor estudiantil de Holden en la Escuela Whooton. Luce es tres años mayor que Holden y tiene una gran experiencia sexual. En un momento determinado espeta a Holden una frase: “¿Cuándo demonios vas a crecer de una vez?” que resume todo el Guardián entre el Centeno.

Sr. Antolini

Se trata del ex profesor de inglés de Holden en la escuela Elkton Hills. El Sr. Antolini ahora enseña en la Universidad de Nueva York. Es joven, inteligente, simpático; y Holden lo respeta. Holden lo busca para que lo guíe. Como muchos personajes de la novela, bebe mucho.

Maurice

Un operador de ascensores del hotel Edmont, que facilita en contacto de una prostituta para Holden.

Sunny

La prostituta a quien Holden ‘contrata’ a través del operario Maurice. Ella es una de mujeres con las que Holden intenta conectarse torpemente.


Te puede interesar:

M Lilian Montesinos

Estudiante de periodismo. Publicando en medios digitales desde 2015. Me apasiona la escritura y me tomo muy en serio mi trabajo: consulto fuentes, busco la imparcialidad y la objetividad como buen profesional.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *