Ada Lovelace y sus aportaciones a la informática

Cuando nació  Ada Lovelace, Augusta Ada Lovelace de nombre completo, en diciembre del año 1815, es muy probable que la gente que estaba a su alrededor pensara que siempre estaría condenada a vivir a la sombra de su famoso padre, el célebre Lord Byron.

Ada era su única hija legítima y al que apenas conoció, pues sus padres se separaron un mes después de su nacimiento y Byron no volvería a Inglaterra nunca.

La vida de Ada Lovelace

Su madre, Anne Isabella, ciertamente lo pensaba y se afanó en alejar a su hija de las aficiones que, según ella, habían conducido a su padre a la locura, potenciando su interés por las matemáticas y la lógica y alejándola de la “perniciosa” influencia de la literatura.

La despechada Anne, que tampoco dio nunca demasiadas muestras de cariño a esa niña que constituía un recuerdo constante de su amarga relación con Byron, intentó por todos los medios conseguir que Ada odiara a su padre desde su más tierna infancia, expandiendo historias sobre su inmoralidad y perversidad y evitando que su hija viera ningún retrato de él ni tuviera contacto alguno con los que fueran sus amigos hasta que no llegó a la edad adulta Lord Byron.

 Es, hasta la fecha, la única mujer que tiene un programa informático que lleva su nombre

Sin embargo, Ada Lovelace, posteriormente mostró un importante deseo por conocer todo lo posible sobre su misterioso padre y, cuando se encontraba en su lecho de muerte, ordenó que debía ser enterrada al lado de su progenitor, quizá como una última muestra de desafío hacia su dominante y rencorosa madre.

Ada Lovelace, hija ilegítima de Lord Byron

Ada fue una mujer adelantada a su tiempo que fue enormemente famosa entre sus contemporáneos.

Mire este video en Youtube.

Por si su inteligencia y su encanto personal no fueran suficientes, el halo dramático y romántico que la rodeaba como la desgraciada hija del aventurero Lord Byron le abrieron muchas puertas en la sociedad inglesa de la primera mitad del siglo XIX, pese a que muy pronto se hizo famosa por mantener relaciones de equívoca naturaleza con hombres bien conocidos y por su afición al juego, que era tan intensa que le llevó a intentar inventar un modelo matemático que permitiera realizar grandes apuestas monetarias teniendo una seguridad meridiana de que resultarían exitosas para el jugador.

Le rodeaba un halo dramático y romántico como la desgraciada hija del aventurero Lord Byron

Ada LovelacePero, pese a las restricciones que imponía a las mujereAda Lovelace, la primera programadora de ordenadores de la Historias la sociedad de la época y a su búsqueda de conocimientos, Ada se interesó durante toda su vida por los últimos avances de las matemáticas y la ciencia, incluyendo el mundo del electromagnetismo o la neurociencia.

Su corta vida, pues murió a los 36 años, evitó que realizara mayores contribuciones en estos ámbitos.

Ada Augusta Lovelace y sus aportaciones a la informática

Sin embargo, la aportación más importante que realizaría Ada Lovelace al mundo de la ciencia y la tecnología no recibiría el reconocimiento que merecía hasta décadas después y es muy posible que ella misma no pudiera llegar siquiera a imaginar lo relevante que serían sus cálculos posteriormente.

Su camino en este sentido empezó en los años treinta, cuando su interés por las matemáticas le llevaron a entablar una relación con el famoso inventor y también matemático Charles Babbage. Babbage se encontraba inmerso en la creación de una máquina analítica general, considerada como uno de los antecedentes de los ordenadores actuales.

La aportación más importante que realizaría Ada Lovelace al mundo de la ciencia y la tecnología no recibiría el reconocimiento que merecía hasta décadas después

Durante sus investigaciones, Louis Menebrea, un matemático italiano, publicó un artículo relacionado con este tipo de máquinas que Babbage necesitaba consultar para seguir adelante.

Sin embargo, el lenguaje técnico y los cálculos que aparecían en él no estaban al alcance de cualquiera y Babbage recurrió a Ada, una de las pocas personas que dominaba ese tipo de datos.

Durante los meses que trabajó con él, Ada no solo se dedicó a traducir el escrito, sino que también se dedicó a realizar anotaciones sobre el escrito donde esbozaba las ideas para el primer lenguaje de programación de la historia, algo en lo que ni siquiera Babbage, más preocupado en conseguir una máquina relacionada con la resolución de operaciones matemáticas, había considerado posible.

Asimismo, también esbozo los diseños para las primeras tarjetas perforadas y acuñó conceptos como el bucle y la subrutina.

Posteriormente Ada publicaría esos escritos, pero poniendo solo sus iniciales, que el público en general podía interpretar como correspondientes a un nombre de varón, porque temía que no fuera tomada en serio por el simple hecho de ser mujer y tuvo que esperar varias décadas antes de que sus descubrimientos fueran realmente tenidos en cuenta.

Pero, cuando se redescubrieron, cambiaron la historia del incipiente mundo de la programación.

Mire este video en Youtube.

Ada Lovelace, madre de la programación informática

Actualmente, Ada Lovelace, a la que Babbage llegó a llamar la “Encantadora de números”, es considerada como la madre de la programación.

Puesta como ejemplo de intelectual femenina adelantada a su tiempo y de mujer científica, es hasta la fecha la única mujer que tiene un programa informático que lleva su nombre y se considera tan importante su aportación al mundo de la informática que, el 23 de octubre del año 2013, se celebró el día de Ada Lovelace como forma de reconocer y promover el importantísimo papel que tuvieron las mujeres en el mundo de la ciencia y la tecnología e inspirar a las mujeres actuales presentando ejemplos reales de grandes mujeres científicas que poder imitar.

Y Ada Lovelace, sin duda, es una de esas grandes figuras que todo el mundo debería conocer, alabar y agradecer los adelantos informáticos de los que disfrutamos hoy en día y que, sin ella, posiblemente seguirían siendo solo una gran quimera.


Si eres de esas personas que aprecia el KARMA, que nos lees y vuelves a hacerlo hoy te pedimos que nos apoyes en Patreon. o en PayPal
para poder seguir publicando + contenido interesante como el que te ha traído hasta aquí. De lo contrario, quizá no podamos continuar. Gracias 🙏
Become a Patron!

Rocio Martinez

Madrid, 1988. Licenciada por la Universidad Complutense de Madrid y graduada en el máster de estudios avanzandos de Historia Moderna "Monarquia de España Siglos XVI-XVIII, de la Universidad Autónoma de Madrid. Ha trabajado como asesora de cine y autora de diversos estudios sobre la historia de los siglos XVI y XVII.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Cargando...